Warning: embed_me.html could not be embedded. Artritis y Alimentación Alimentacion Sana
 
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Artritis y Alimentación

.
1
Subtítulos
Artritis reumatoide y Potasio
Alimentación y balnearios
¿Que es la Artritis?
Recetas para Artríticos
Una alimentación adecuada puede ayudar a prevenir la artritis o aliviar los síntomas a los que ya la padecen.

Existen una serie de alimentos que por su composición nutricional, son más que recomendables. Lo primero es llevar una dieta ligera y equilibrada.

El prototipo de personas que sufren la artritis son de complexión fuerte, habituadas a realizar grandes comilonas e ingerir cantidades altas de bebida, en muchas ocasiones alcohólicas. Y éste es el problemas precisamente, una dieta de estas características no es buena para nadie, pero menos para los artríticos.

Lo primero es reducir esa ingesta sin control de alimentos. Para ello, los enfermos deberán hacer acopio de una gran fuerza de voluntad, no sólo a la hora de las comidas, sino también el resto del día, para evitar el picoteo entre horas. Es muy beneficioso realizar ejercicios físicos moderados, como nadar en piscinas climatizadas, y dormir en un colchón duro y cálido con mantas ligeras.

Alimentos desaconsejados

En general, se ha comprobado que la adopción de una dieta vegetariana ayuda a mejorar los síntomas y el estado de las enfermedades artríticas. La adopción de este tipo de dieta podría ser una solución adecuada para aquella personas que no ven demasiados progresos en el avance de su enfermedad. Si recurrir a tal tipo de dieta, podemos mencionar una serie de alimentos que deberían tomarse con prudencia por aquellas personas que sufren algún tipo de artritis.

Se consideran como alimentos " malos "en la dieta de los artríticos los siguientes:

- Las grasas saturadas: Son aquellas que proceden principalmente de fuentes animales, especialmente las carnes no magras, la leche entera y sus derivados ( carnes grasas, panceta, embutidos, salchichas, mantequilla, quesos grasos, etc.) Más información sobre este tipo de alimentos.

- Alimentos que podrían ocasionar ataques de artritis reumatoide: Ciertos alimentos pueden producir un empeoramiento de la artritis reumatoide. Estas reacciones responden a reacciones individuales no aplicables a todos los enfermos. No obstante es importante conocerlas para descartar los alimentos que las producen. La mejor manera de conocer estas incompatibilidades es comenzar una dieta para la supervisión del médico o dietista para que pueda analizar que alimentos no se deberían comer. No obstante si se piensa que algún alimento podría producirlo se pueden realizar pruebas personales descartándolo durante algunos días para ver los resultados y comunicarlos al médico para que haga las pruebas de alergia ( Normalmente se produce un empeoramiento inicial que suele durar 4 o 5 días, y que es síntoma de que el cuerpo se había acostumbrado al alimento que le resultaba tóxico, pero luego se pasa a una posterior mejoría. Si los síntomas siguen igual , generalmente no se es alérgico al alimento en cuestión ) . Debería además evitarse un grupo de vegetales, las solanáceas, que agravan la condición artrítica: tomate, patata, berenjena y pimientos. Tratar de limitar el consumo de cafeína, tabaco y cítricos.

- Alimentos ricos en oxalatos: los oxalatos, además de impedir la absorción del calcio, se depositan en las articulaciones en forma de cristales produciendo daños en las mismas. Alimentos ricos en oxalatos con los cuales los artríticos deberían ser prudentes son: el ruibarbo, las espinacas o la remolachas.

- Alimentos ricos en purinas: Estas se transforman en ácido úrico en el organismo. Son alimentos vegetales ricos en purinas habas, coliflores, espinacas, lentejas, espárragos , guisantes y champiñones.

Alimentos aconsejados

- Pescado azul. La riqueza en ácidos grasos omega 3 que contiene el pescado azul ( sardina, caballa, atún, caballa, el arenque, etc.) ayuda a reducir la inflamación de las enfermedades de las articulaciones. Particularmente es muy eficaz en la artritis reumatoide pero es útil para todo tipo de artritis y sus consecuencias, como la artrosis.

- Aceites vegetales ricos en omega 3: Entre ellos, el aceite de linaza. ( 533 mg por cada 100 g) seguido del de canola
( 111 mg ) o el de nuez ( 104 mg) Otros aceites vegetales que lo contienen son el aceite de soja o el aceite de germen de trigo o el aceite de avellana.

- Verduras y hortalizas: Todas las verduras y hortalizas de hojas verdes son muy convenientes. Todas ellas contienen vitamina C, con propiedades antioxidantes que neutralizan el daño que los radicales libres ejercen sobre las articulaciones. Contienen también calcio y ácido fólico. Es mejor no cocinarlas demasiado para que no pierdan estos componentes. Alimentos convenientes son, por ejemplo, las coles, coles de Bruselas, las lechugas, el bróculi, las acelgas, el apio, los espárragos, pepinos, perejil, etc. Otras hortalizas, como las zanahorias, por su riqueza en betacarotenos, son muy convenientes en la dieta de los artríticos. Una buena manera de combinar estos alimentos es realizar zumos con una tritura mezclando varios de ellos y bebiendo un par de vasos cada día. El grupo de las cucurbitáceas contiene una serie de hortalizas con propiedades diuréticas y laxantes. Ricas en potasio y en vitamina A, poseen propiedades desintoxicantes y diuréticas. Dentro de este grupo hemos de considerar las calabazas, los calabacines, o los chayotes.

- Frutas, frutos secos y semillas: Además de las verduras y hortalizas, una dieta variedad con abundantes frutas es muy conveniente en la dieta de los artríticos. Alimentos muy convenientes son las manzanas, los plátanos, los melones, las sandías, las fresas, los aguacates, o las cerezas

Igualmente convenientes para la salud de las articulaciones son los frutos secos, por su riqueza en vitaminas, especialmente la vitamina E , selenio y calcio.

Entre las semillas, las más recomendables son las de lino y las de sésamo por su riqueza en ácidos grasos omega-3

- Cereales integrales: El uso de cereales no refinados y sus derivados es también muy adecuado para los enfermos de artritis. Aportan minerales, especialmente selenio, y vitaminas. Su riqueza en fibra permite evitar el estreñimiento, al mismo tiempo que ayuda a eliminar las impurezas del organismo. Contienen además muchos hidratos de carbono que suministran mucha energía durante mucho tiempo lo que permite saciar el organismo sin tener que recurrir a la ingestión de grasas u otro tipo de azúcares menos convenientes. El uso de cereales, especialmente combinados con las frutas, contribuye a evitar la obesidad, un factor determinante en la aparición de artrosis en las articulaciones que sostienen el organismo.

- Leche de soja: Constituye una alternativa a la leche de vaca, especialmente en aquellos enfermos de artritis reumatoide que presentan intolerancia a esta última . Además de esta leche hay que mencionar como útiles sus derivados ( tofu, yogur de soja, carne vegetal, etc.)

Artritis reumatoide y Potasio

La carencia de potasio es un factor de riesgo a la hora de padecer artritis reumatoide o problemas cardiacos. A veces se descuida este mineral que está presente en casi todos los alimentos en menor o mayor medida. Pero su importancia está comprobada.

En el pasado la artritis fue asociada a la vejez y existía la idea de que había que sufrirla inevitablemente.

La artritis tiene una historia larga. Es una deficiencia del potasio crónica. Según algunos estudios ciertas infecciones o problemas en el funcionamiento del riñón, unidos a la edad repercuten en la capacidad de concentrar el potasio en el cuerpo.

Alimentación y balnearios

Una buena alimentación puede ayudar a evitar estas enfermedades, o al menos a reducir sus efectos. Además del potasio, es necesario incluir magnesio en la dieta, ya que éste es necesario para la absorción del primero.

Una técnica que tiene también éxito en el tratamiento de la artritis es el uso de balnearios. El agua del Mar Muerto tiene una gran reputación en la cura de la artritis. Esto es así porque el océano contiene potasio en una concentración casi igual que el líquido de la sangre.

¿Que es la Artritis?

La artritis es una dolencia del sistema inmunológico. Mucha gente la confunde con la artrosis, pero no hay que equivocarse. La artritis se caracteriza por la inflamación que provoca en los tejidos que rodean las articulaciones, aunque si es grave, también puede afectar a otros órganos como corazón, ojos o pulmones. Hay varios tipos de esta enfermedad, pero las más comunes son la artritis reumatoide y la osteo-artritis.

A pesar de ser una afección muy antigua, todavía hoy en día se desconocen las causas que provocan los diferentes tipos de artritis. Son varias las posibilidades, como una infección, herencia genética o el paso del tiempo. Lo que sí se sabe es que las mujeres la sufren más frecuentemente que los hombres, y que puede aparecer a cualquier edad. Su modo de manifestarse puede ser de forma gradual o de repente, pillando de sorpresa al enfermo.

Los primeros síntomas para identificarla son debilidad, fatiga, pérdida de apetito, anemia o fiebre. Más adelante se manifiesta mediante rigidez por las mañanas, dolor e hinchazón de las articulaciones. En principio, suelen salir perjudicados manos y pies, para luego pasar a muñecas, rodillas, tobillos, codos, hombros o caderas.

Tipos de artritis

Se conocen diferentes tipos de artritis, pero estas tres son las más comunes:

Osteo-artritis. Los cartílagos que protegen las puntas de los huesos se van desgastando con el paso del tiempo. Se vuelven rugosos y provocan el roce de las articulaciones.

Artritis reumatoide. Es un tipo de artritis inflamatoria en la que las membranas y tejidos dañados por la enfermedad, son sustituidos por otros cicatrizados que impide el movimiento de las articulaciones.

La gota. Provoca dolor en dedos de pies y manos. Afecta a personas con sobrepeso que consumen en exceso alcohol o proteínas (carne roja).

Recetas para Artríticos

Las infusiones y los caldos de determinados ingredientes son unos buenos remedios naturales que pueden ayudar al enfermo de artritis a combatir su enfermedad. En ocasiones, se pueden producir ataques agudos y muy dolorosos. Es en estos momentos, cuando la alimentación debe basarse exclusivamente en las tisanas (también es necesario el reposo absoluto). Estos líquidos reemplazan el que se pierde por efecto de la sudoración, y estimulan los mecanismos de purificación dado su alto contenido en vitaminas.

Infusión de hierbas. Las hierbas que se emplean son abedul, agracejo, cola de caballo, estigmas de maíz, levístico y ortiga blanca, de venta en cualquier herboristería. Se prepara una cucharadita de los ingredientes mencionados a partes iguales y se mezcla con el agua caliente de una taza. Se recomiendan dos tazas diarias a la hora de las comidas. Ese número aumenta hasta seis cuando se produce una crisis aguda.

Cuscus con manzanas al curry

Ingredientes

  • 2 cucharadas de manteca y 2 de aceite oliva
  • 1 cucharada de curry en polvo
  • 1 manzana grande, de cualquier color, sin las semillas, cortada en cubos medianos
  • 3 cebollitas de verdeo o 4 cebollas rojas chicas, cortadas en tiritas finitas.
  • 1 taza de cuscus
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de nueces o piñones o pistachos o castañas de cajú.
  • Tostadas mejor.
  • Un poquito de menta fresca, picada.

Preparacion:

En una olla grande poné a derretir 1 cucharada de manteca y el aceite de oliva, el curry y una buena pizca de sal, y cociná a fuego mediano por un minuto, o hasta que la cocina esté toda aromatizada. Incorporá las manzanas y cociná por 3 minutos más o menos, lo suficiente como para que se ablanden un poco. Rescatá las manzanas y guardalas aparte para después.

En la misma olla, siempre a fuego mediano, agregá el resto de la manteca. Incorporá las cebollas que hayas elegido, ablandalas un poco y luego agregá el agua y la sal. Cuando hierva agregá el cuscus, tapá la olla y sacála del fuego. Dejá reposar por 10 minutos. Ahora desarmá el cuscus con un tenedor, y agregá las manzanas, las nueces que hayas elegido, y la menta picada. Si hace falta, agregá más sal y curry.

Jardinera de pescado con brocoli

Ingredientes:

  • 50 g de Mero u otro pescado cortado en tiras
  • Jugo de 1 limón
  • 1 cda. sopera de manteca
  • 1 cebolla cortada en juliana
  • 12 tallos de apio cortado en tiras
  • 1 zanahoria cortada en tiras
  • 100 g de flores de brócoli
  • 1 sobre de caldo de verduras
  • 2 tazas de agua
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación:

Condimentar las tiras de pescado con jugo de limón. Colocar la manteca en una cacerola y llevar a fuego medio hasta fundir.
Agregar la cebolla, el apio la zanahoria y las flores de brócoli.
Incorporar el caldo disuelto en agua. Cocinar hasta que las verduras estés casi a punto. Adicionar el pescado. Condimentar con sal y pimienta.
Cocinar hasta que el pescado y las hortalizas estén a punto.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-