Cocina & Salud > Cocina

Cómo armar tu Menú Paleo

Cómo armar tu Menú Paleo
¿Qué es la dieta paleo? ¿Cómo sé si es para mí, cómo hago un plan de dieta paleo para el día? ¡Aquí están las respuestas!

En resumen: Es una dieta en donde intentas comer de la forma en que los humanos comían cuando estaban en la era paleolítica.

La dieta sugiere comer todo lo que comíamos cuando éramos cazadores y recolectores, o cualquier comida anterior a la revolución agrocultural.
Eso excluye todos los granos, legumbres, lácteos (excepto la mantequilla y el ghee para algunas personas), aceites hidrogenados, así como también azúcar refinada y cualquier cosa que contenga azúcar refinada. Básicamente, toda la comida procesada.

El slogan aquí es: ¡come comida de verdad!

Puntos importantes para un plan de dieta Paleo para el día

Un punto muy importante sobre la dieta paleo en general y el plan de comidas paleo específicamente, es que esta dieta desalienta el conteo de calorías o llevar el rastro de las calorías.

Tu cuerpo sabe exactamente cuánto necesita comer y no hay necesidad de ningún cálculo para guiarte.

La dieta paleo te alienta a saltear el tener que pesarte y medirte y en sí lo que hace es que te incita a contar nutrientes en lugar de calorías. Por lo tanto, lo único que debes tomar en consideración cuando armas un plan de comidas es asegurarte de que cubras aproximadamente tus necesidades de macronutrientes y luego simplemente comas tanto como quieras cuando es el desayuno, el almuerzo o la cena.

Algo que es sorprendente de esta dieta es que te fomenta a escuchar a tu cuerpo y por lo tanto promueve una relación más saludable con la comida en general.

¡Escucha a tu cuerpo! No a tu mente que juega contigo diciéndote “¡Quiero más porque está tan delicioso!” Pregúntale a tu cuerpo, ¿aún tengo hambre o sólo es un antojo?

¿Qué puedo incluir en mi plan de comidas Paleo?

Por lo tanto, considerando que hay un par de restricciones en la Dieta Paleo, ¿qué puede incluirse exactamente en un plan de comidas Paleo?

Es más sencillo de lo que uno pueda imaginarse. Como en cualquier otro plan de comidas saludables, el mantra es: ¡mantenlo sencillo!

- Animales y productos animales no lácteos (por ej, carne, pescados, aves, huevos, caldos)
- Vegetales
- Frutas
-Nueces y semillas

Un plan de comidas Paleo debe ser alto en grasas naturales, moderado en proteínas de buena calidad, bajo en carbohidratos saludables libres de granos y debe incluir muchos vegetales.

Siento que la forma más fácil de planificar para una dieta paleo es pensar “proteína + vegetales hechos con o en grasas naturales”.

¿Es la dieta Paleo la dieta más saludable?

¿Es esta la mejor dieta para mí si quiero estar saludable? La respuesta breve sería: Quizás.

La respuesta larga: Esto depende de tu situación de salud, tu metabolismo, tu comprensión y crianza cultural, tu personalidad, tus metas, tu dieta actual.

Antes de comenzar CUALQUIER dieta nueva siempre es aconsejable hablar con tu médico o nutricionista para ver si la dieta que elegiste seguir es aconsejable para ti.

No existe tal cosa como dieta universal para todos. Ciertamente puede haber gente que debería evitar los granos (o mejor dicho el gluten) y los lácteos. Sin embargo, no todos nosotros necesitamos hacerlo. Algunos de nosotros pueden verse y sentirse mejor consumiendo granos y legumbres en moderación. Por lo tanto, para aquellos que lo hacen, quizás esta no es la dieta más saludable para ellos.

Si actualmente estás en lo que se define como la Dieta Americana Estándar – una dieta alta en azúcar y sodio que incluye mucha comida procesada – definitivamente estarías mejor haciendo una Dieta Paleo.

También hay estudios que se están llevando a cabo para descubrir los efectos de esta dieta en personas que sufren de ciertas enfermedades o algunos otros temas de salud y parece que tiene un efecto extraordinario en su salud por lo tanto para estas personas la dieta paleo puede que sea después de todo la dieta más saludable.

Entonces, al final tiene que ver contigo y tu cuerpo.

Plan de Comidas Paleo para 1 día

 

Desayuno – Almuerzo – Cena

Porciones: 1 persona
Calorías: 1668 kcal

Ingredientes

2 huevos
2 tiras de panceta o pavita
1 tomate
3 hongos
1/2 cucharada de perejil
1 cucharada de aceite de palta o aceite de coco
150 g pechuga de pollo
1/2 batata
15 espárragos
1/2 cucharada de aceite de palta o aceite de coco
150 g filete de salmón
1 cucharadita de semillas de sésamo
1/2 cucharada de perejil
1/2 atado de acelga
1/2 cabeza de brócoli
1/2 puerro
1 manzana
1/4 taza de mantequilla de almendras
Sal marina
Pimienta

Instrucciones

Desayuno:
Precalienta la sartén a temperatura media, luego agrega la panceta o pavita y fríela hasta que quede crujiente, agrega un tomate lavado cortado a la mitad, con la mitad cortada hacia abajo, remueve los tallos de los champiñones y agrégalos con ese lado hacia abajo, rompe 2 huevos en el espacio que queda y continúa friendo hasta que los huevos alcancen la cocción deseada.

Rocía con perejil fresco cortado.

Si te gusta la clara bien cocida quizás quieras cubrir la sartén con una tapa durante aproximadamente el último minuto.


Almuerzo:
Precalienta el horno a 200 C (400 F) y precalienta la sartén a temperatura moderada.

Pela y corta en cubitos la batata; lava, seca y remueve la parte dura del espárrago; agrega cubitos de batata a una plancha pequeña de cocción para horno, rocía con un poco de aceite de palta o de coco, sal marina y pimienta y dora por 15 minutos.

Agrega un rocío de aceite de palta o coco a la sartén, y agrega la pechuga de pollo con sal y pimiento a la sartén y fríela por aproximadamente 6-8 minutos por lado o hasta que alcance una temperatura interna de 74 C (165 F).

Saca los cubitos de batata del horno, remuévelos y vuélvelos a meter por otros 10-15 minutos o hasta que al pincharlos estén tiernos.

Agrega espárrago a una pequeña plancha de cocina, agrega un chorro de aceite de palta o coco, sal marina y pimienta y cocina por 8-10 minutos.

 

Cena:
Precalienta el horno a 200 C (400 F) y precalienta la sartén a temperatura media.

Lava, seca y corta acelga, brócoli y el puerro.

Agrega un chorrito de aceite de palta a la sartén y saltea el puerro hasta que esté tierno y dorado, luego agrega el brócoli y saltéalo, agrega la acelga y saltéala.

Coloca el filete de salmón en un envoltorio de papel aluminio sobre una plancha de horno, sazona con sal marina y pimienta, rocía con un poco de aceite de palta o coco y cocina por 8-12 minutos.

Rocía el salmón con perejil fresco picado y semillas de sésamo.

Fórmulas básicas para recetas Paleo

Si tienes algunos ítems en tu refrigerador que no sabes muy bien qué hacer con ellos, aquí hay un buen resumen de cómo puedes ser creativo con lo que sea que tengas en tu refrigerador.

He listado estas como “fórmulas” – pues tienden a trabajar como una categoría de tipos de comidas. Por lo tanto, aunque no tengas ese tipo exacto de vegetal, si tienes algo de la misma familia – será igual de bueno.

Fórmulas para recetas Paleo:

- Vegetales verdes (brócoli, espinaca, kale, arúgula) + aceite (aceite de coco o manteca) + ajo

- Carne roja + Manteca y tomillo (y quizás pimiento si te gusta)

- Pollo + dientes de ajo

- Tubérculos (batatas, papas, etc) + pimiento rojo

- Frutos rojos (no se necesita agregados)

- Panceta + horno (esta es por cierto la mejor forma de hacer la panceta – puede reemplazarse por pavita o pechuga de pavo)

- Cualquier cosa + mantequilla de vacas pastoriles (esto hace que todo sea delicioso)

Recuerda, la mitad de tu plato debe ser de vegetales. Siéntete libre de agregar más si es necesario. Paleo no es todo carne. Está basado en vegetales con una buena porción de proteina deliciosa de fuentes de calidad.

Volver arriba Volver al Inicio