Cocina & Salud > Fitoterapia

El secreto de la Spirulina

Spirulina en polvo
La spirulina es una microalga que próspera en climas cálidos y aguas alcalinas en diversos lugares del mundo.

Existen diversas variedades siendo la Spirulina máxima la más rica en proteínas y pigmentos, y por lo tanto la mejor con fines nutricionales y terapéuticos.

Su redescubrimiento y explotación industrial ha representado un gran logro de la industria alimentaria pues genera 20, 40 y 400 veces más proteínas en la misma superficie que la soja, el maíz o el ganado vacuno, respectivamente.

Tiene una concentración de nutrientes verdaderamente impresionante

Es rica en minerales y vitaminas (es una fuente natural de B12, necesaria para los vegetarianos), es excelente fuente de proteínas de alta calidad y baja toxicidad (en promedio tiene 65% más proteínas que cualquier otro alimento natural a excepción del huevo). Es rica en ácidos nucleicos RNA y DNA, por lo cual fortalece al sistema inmunológico y regenera el material genético celular. Es rica en clorofila y en ficocianina, un colorante de las algas verde-azules que en experimentos de laboratorio aumenta la tasa de supervivencia de ratones con cáncer de hígado. Por su riqueza en clorofila es un buen destoxificador. Por su riqueza en proteínas ayuda los hipoglucémicos al ingerirla entre comidas.

Reduce el colesterol y ayuda a mejorar la absorción de minerales. También aporta ácidos grasos esenciales.

Por su alto poder nutricional, su compleja composición y su origen natural, la spirulina constituye una excelente alternativa a los suplementos de multivitaminas y multiminerales usada en dosis de 3 a 10 gr. al día. Aunque esa cantidad de spirulina ofrece dosis pequeñas de gran variedad de nutrientes los aporta de forma natural, de suerte que se absorben mejor y actúan con mayor eficiencia que los nutrientes sintéticos.

Composición de la Spirulina

Precauciones: Las microalgas en general, en especial las azul-verdes, tienen una capacidad importante para absorber todo lo que hay en los medios en los que crece, especialmente la bioacumulación de metales pesados. Por lo tanto, resulta fundamental contar con un ecosistema puro para cultivar y cosechar Spirulina. Recomendamos consumir aquellas que han pasado el debido control sanitario y comercializadas en establecimientos especializados

Los Nutrientes de la Spirulina

Puede decirse que la spirulina es un complemento nutricional ideal. La principal razón para considerarla así es que su contenido de proteínas llega hasta 69.5%, en comparación con el contenido del pescado (mackerel) que es sólo el 20%, la carne de res un 19.3%, la soya japonesa un 34.3% y chlorella 47.8%, además, la spirulina tiene una digestibilidad de 95% por lo que es fácilmente absorbida por las membranas intestinales (Dr. Mauricio David, 1982).

Las proteínas

Los criterios modernos para calificar el aporte proteico de un alimento son tres:

1. La utilización neta de proteínas (UNP).
Abarca 3 criterios:

a) La calidad de las proteínas, es decir, la cantidad y proporción de aminoácidos esenciales que contiene un alimento. Como el cuerpo no puede sintetizar los aminoácidos esenciales depende de su aporte desde el exterior para poder satisfacer las necesidades de proteína.

Para que un alimento sea buena fuente de proteínas, no sólo debe contener todos los aminoácidos esenciales, sino también una proporción adecuada de estos, pues basta con que uno solo esté presente en baja cantidad para que esto limite la absorción de todos los demás. De suerte que la presencia o no de todos los aminoácidos esenciales y su proporción, es el primer factor que la nutrición moderna toma en cuenta para determinar el aporte proteico de un alimento. Se considera que el huevo contiene la proporción idónea de aminoácidos esenciales y que todos los demás alimentos tienen algún aminoácido limitante en comparación con el huevo.

b) Digestibilidad: se refiere a la proporción en que las proteínas pueden ser absorbidas por el intestino humano, es decir, que la composición del alimento sea factible de ser atacado por los sistemas enzimáticos del tubo digestivo humano.

La spirulina es altamente digerible, pues a diferencia de la chlorella, por ejemplo, no contiene celulosa en la pared celular, por ello resulta muy útil para tratar pacientes con síndrome de mala absorción.

c) Valor biológico: se refiere a la proporción de las proteínas conservadas por el organismo.

Tomando en cuenta estos 3 valores se calcula la utilización neta de la proteína. Según la clasificación de la UNP ofrecida por Robert Henrikson (1994), el huevo seco alcanza un valor de 94, seguido por los lácteos con 82-70, el pescado 80, la carne 67 y la spirulina 62% (ver tabla anexa).

2. La cantidad de proteínas

Además de la UNP se debe tomar en cuenta la cantidad de proteínas contenidas en un alimento. Esto se refiere a la proporción de proteína por relación con el peso del alimento. Así, por ejemplo, los alimentos animales contienen, por lo general, más proteínas que los alimentos vegetales, y algunos alimentos vegetales destacan por contener mucha proteína como la soja, la levadura de cerveza, el polen, la spirulina, etc.

3. El porcentaje de proteínas útiles

Por último, los modernos nutricionistas sintetizan estos diversos criterios al multiplicar la cantidad de proteína por la utilización neta de proteínas.

Así se obtiene el valor de proteínas útiles de un alimento. Según este criterio, la spirulina ocupa el segundo lugar después del huevo, está pues, por arriba de todos los demás alimentos.

4. La biotoxicidad de la proteína

A lo anterior debemos añadir el criterio fundamental, aunque olvidado por las ciencias biomédicas modernas: lo que los promotores del higienismo y del naturismo han denominado toxicidad de las proteínas cadavéricas, es decir, los residuos que deja y la cantidad de sustancias que se generan durante su digestión y que deben ser expulsadas por el organismo.

La spirulina, desde esta perspectiva, es altamente ventajosa por varios motivos:
• Es baja en grasas saturadas a diferencia de los lácteos y las carnes.
• Aporta ácidos grasos esenciales, que están ausentes en la carne, huevo y lácteos.
• Es también baja en calorías, por lo cual no constituye una fuente de proteínas que genere obesidad.
• Se cultiva en aguas alcalinas que de suyo contienen muy pocas bacterias, la cantidad de bacterias presentes en la spirulina, aún cuando no sea sanitizada, es por lo general, insignificante. Muy al contrario de lo que ocurre con la proteína animal.
• Regenera la flora intestinal.
• No genera reacciones de putrefacción como la lactosa de la leche, ni residuos mucoides como la proteína láctea.
• Es poderoso activador de mecanismos celulares de destoxificación por su riqueza en clorofila, carotenoides y otros compuestos.
• No recarga de residuos tóxicos ni al hígado ni a los riñones, por el contrario, los nutre y los protege.
• A diferencia delos animales de engorda, cuya carne contiene grandes cantidades de antibióticos y de otros químicos utilizados durante la crianza, la spirulina no está contaminada con este tipo de agentes químicos.

Composición de aminoácidos de la spirulina
• Aminoácidos esenciales En 10 g. % total
• Fenilalanina 280 mg. 4,5%
• Isoleucina 350 mg. 5,6%
• Leucina 540 mg. 8,7%
• Lisina 290 mg. 4,7%
• Metionina 140 mg. 2,3%
• Treonina 320 mg. 5,2%
• Triptófano 90 mg. 1,5%
• Valina 400 mg. 6,5%
• Aminoácidos no esenciales
• Ácido aspártico 610 mg. 9,8%
• Ácido glutámico 910 mg. 14,6%
• Alanina 470 mg. 7,6%
• Arginina 430 mg, 6,9%
• Cistina 60 mg. 1,0%
• Glicina 320 mg. 5,2%
• Histidina 100 mg. 1,6%
• Prolina 270 mg. 4,3%
• Serina 320 mg. 5,2%
• Tirosina 300 mg. 4,8%
• Aminoácidos totales 6.200 mg. 100,0% Fuente: Earthrise Farms, 1982.

Lo más sobresaliente es que las proporciones recíprocas de estos aminoácidos esenciales son muy aproximadas a la norma o recomendación de la FAO; por lo que puede decirse que no hay un factor limitativo por la asimilación de aminoácidos contenidos en la spirulina. Esta observación es de mucha importancia y explica el coeficiente elevado de asimilación de las proteínas de la spirulina y su eficiencia para la reconstrucción de los tejidos del cuerpo humano y la vitalidad celular.

Vitaminas

La spirulina destaca como fuente natural de betacaroteno, siendo tal vez el alimento más rico en dicha vitamina, contiene 10 veces más que la zanahoria.

Como todos sabemos, el betacaroteno es usado por el cuerpo para producir vitamina A. Estas dos sustancias son útiles para diversas funciones vitales: mejoran la visión, protegen las mucosas, fortalecen el sistema inmunológico, reducen el colesterol y el riesgo de cáncer.

Por otra parte, la spirulina es una buena fuente de B12, por lo cual debería constituir un complemento usual en la dieta de los vegetarianos. Aporta cantidades importantes de otras vitaminas: Vitamina A (betacaroteno), Vitamina B1 (tiamina), Vitamina B2 (riboflavina), Vitamina B3 (niacina), Vitamina B6, Vitamina B12, Vitamina, Vitamina D, Vitamina E, Ácido fólico, Ácido pantoténico.

Minerales

La spirulina proporciona una amplia gama de minerales en forma natural, por lo cual son fácilmente absorbidos por el organismo y tienen una mayor eficacia en nuestro cuerpo.

La spirulina es una buena fuente de calcio (a igualdad de peso aporta 10 veces más que la leche), de hierro, de manganeso, de cromo y de magnesio (véase tabla adjunta). Además aporta zinc, germanio y cobre.

La Spirulina aporta: Calcio, Hierro, Zinc, Fósforo, Magnesio, Cobre, Yodo, Sodio, Potasio, Manganeso, Cromo, Germanio, y Selenio. Como se ve, en cuanto aporte de minerales, la spirulina destaca, ante todo, como fuente de hierro. De hecho, como afirma Henrikson, es el alimento más rico en hierro, y contiene hasta 20 veces más que los alimentos usualmente señalados como buena fuente del mismo (ver la tabla siguiente).

Ácidos grasos esenciales

La spirulina aporta cantidades interesantes de ácido gammalinolénico cuya deficiencia en la dieta moderna está relacionada con numerosos padecimientos. Según Henrikson (1994), 10 grs. de spirulina aportan en promedio 546 mg. de ácidos grasos, de los cuales, en promedio, 225 son de linoleico y gammalinoleico. Esto Equivale a 2 cápsulas de aceite de prímula y representa entre un 8 y 14% de los requerimientos mínimos diarios. De suerte que la spirulina puede considerarse como una buena fuente de ácidos grasos esenciales. Dada la amplitud de las aplicaciones de los ácidos grasos en la salud no puedo extenderme aquí sobre el asunto, simplemente digamos que son un componente básico de todas las membranas celulares y que intervienen de manera determinante para el buen funcionamiento de los siguientes tejidos y/o sistemas: piel y faneras, ojos, cerebro y sistema nervioso, glándulas y sistema inmunológico.

Los efectos de la estimulación sexual comprobados en cerdos, peces y ratones alimentados con dosis moderadas de spirulina, se relacionan con la presencia de ácido gamma-linolénico. Además, el ácido gamma-linolénico es indispensable para lograr un buen parto y para el desarrollo de los recién nacidos.

En el estudio toxicológico del alga spirulina realizado por el Dr. G. Chamorro se observa, en el informe histológico, un aumento de los índices de fertilidad y lactación en las ratas hembras, con alimentación complementada con spirulina; mientras que los machos tienen un mayor desarrollo de las vesículas seminales, es decir, de la potencia sexual.

El ácido linolénico es fácilmente oxidable, pero la presencia natural de tocoferol (vitamina E) en la spirulina, actúa como protector de óxido-reducción natural y asegura su conservación.

Pigmentos de la spirulina

La spirulina es rica en pigmentos naturales, los cuales poseen cada uno amplias propiedades terapéuticas:

Clorofila: la spirulina es una de las mejores fuentes de clorofila. Este pigmento que da el color verde a las plantas es un potente depurador y desinfectante a nivel intestinal, hepato biliar y pulmonar. Además, se considera que por su similitud con la hemoglobina, la clorofila puede ayudar (si hay buen aporte de hierro) a combatir la anemia. Y la spirulina aporta clorofila y hierro al mismo tiempo.

La clorofila constituye el 1,1% de la spirulina, lo cual representa un nivel muy alto.

Carotenoides: la spirulina es una buena fuente de carotenoides. Contiene betacaroteno, xantofilinas, criptoxantina, equinenoma, zeaxantina y luteína.

En conjunto representan el 0,37% de la composición total de la spirulina.

Las investigaciones modernas han mostrado que estos compuestos constituyen potentes antioxidantes que nos protegen de múltiples enfermedades, entre ellas el cáncer. Son esenciales para la salud ocular.

El betacaroteno es un nutriente que está presente en muchas frutas y verduras, especialmente en aquellas de color amarillo, anaranjado o verde oscuro. Además de su poder para curar el cáncer, comprobado por numerosos estudios, tanto experimentales con animales, como dietéticos en humanos y clínicos con pacientes de cáncer, el betacaroteno es uno de los estimulantes naturales del sistema inmunológico (Ross Pelton, 1994). Por su parte el Dr. Atkins (1999) señala lo siguiente: "Prescribo beta caroteno natural de manera rutinaria a todos mis pacientes con virus crónicos y con infecciones agudas y crónicas. De acuerdo con la investigación, dosis de beta caroteno mayores de 30 mg. tomadas por más de dos meses produjeron un aumento significativo de la función del sistema inmunológico. Llama la atención una carencia del nutriente entre personas con SIDA. Un estudio encontró que más de 70% de los pacientes con SIDA estaban por debajo del rango normal de niveles de beta caroteno, y otro estudio encontró una reducción de 13 veces del nutriente en niños con SIDA. Más sobre el asunto: dosis de 180 mg. diarios han ayudado a pacientes con SIDA a invertir el agotamiento de sus células inmunitarias".

Ficocianina: es el pigmento principal de la spirulina. Es un compuesto proteico y constituye hasta el 20% del peso total de la microalga. La ficocianina contiene iones de magnesio y de hierro, por lo cual pudo haber sido la precursora de la clorofila y de la hemoglobina. La investigación moderna ha mostrado que fortalece al sistema inmunológico y combate el cáncer.

Volver arriba Volver al Inicio