Cocina & Salud > Salud & Alimentos

El Poder de las Semillas

La Naturaleza nos brinda todo lo necesario para alimentarnos bien, pero sin embargo la falta de tiempo, la necesidad de comer rápido o la imposibilidad de cambiar el menú diariamente, hacen que varias veces padezcamos deficiencias nutricionales o que lleguemos a tener unos kilos de más.

Aquí van algunos aportes para compensar esas deficiencias.

GIRASOL. El girasol es una planta originaria de México y Perú. Las semillas, crudas o cocidas, son muy nutritivas y representan una fuente valiosa de grasas insaturadas, vitaminas y minerales. Es una excelente fuente de Vitamina E que aumenta la respuesta del sistema inmunológico.

Las semillas de girasol sin cáscara pueden integrarse fácilmente a la alimentación a través de ensaladas, con cereales y legumbres y como sustituto de las nueces en las recetas que las incluyen, especialmente en el área de la panificación. Por lo general se venden crudas en las dietéticas, y pueden comerse tal como están, o bien tostadas y cuando no saladas, pero ojo porque la sal puede subir la presión sanguínea.

Recomendado contra la Esclerosis Múltiple, por su contenido de ácido linoléico previene la anemia y el magnesio 10 U.B. equilibra el sistema nervioso.

LINO. En su composición se encuentran proteínas, mucílagos, fibras y algunos minerales, pero lo realmente importante son los ácidos grasos poliinsaturados. Aproximadamente el 70 % de su grasa está compuesta por ácidos linoléico y linolénico, muy beneficioso para la prevención de enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que poseen ciertas sustancias que afectan positivamente a la presión arterial y la viscosidad de la sangre, que provoca la vasodilatación e influye sobre el colesterol.

Por su contenido en mucílagos es muy eficaz contra el estreñimiento, conviene macerarlo unas horas antes de tomarlo y la dosis recomendada es de 1 y 1/2 cucharada diaria (esto no es una regla de oro ya que cada cuerpo es distinto a otro). Mi consejo es comenzar con una cucharada, observar los síntomas en el cuerpo e ir incrementando la dosis poco a poco, hasta conseguir los resultados deseados. Con esta ingesta diaria, junto con una alimentación baja en grasas, se reduce el riesgo de formación de tumores y bajan los niveles de hormonas y otros indicadores asociados con problemas de próstata. Las Semillas de lino son ricas en ácidos grasos Omega-3 y elevados en fibra y fitoquímicos, todos estos con efectos protectores demostrados contra el cáncer.

Las semillas una vez secas se conocen como linaza. La riqueza en ácido alfalinoleico y demas acidos grasos insaturados de las Semillas de lino protege el corazón, evitando la angina de pecho, al prevenir la ateriosclerosis y disminuir el colesterol. Al igual que otros frutos secos y semillas, las de lino son ricas tanto en fibra soluble como insoluble, el mucílago, una sustancia vegetal que aumenta la viscosidad del contenido intestino delgado ayuda a prevenir las cardiopatías mediante la reducción del colesterol y protege todo el tracto digestivo ya que da lugar a la utilización y creación de muchos otros nutrientes esenciales. Es muy útil como reguladora del tránsito intestinal, tanto en constipación como en diarreas. Evita la incursión de las bacterias a través de las membranas mucosas, destruye las toxinas que se acumulan en el colon y estabiliza las concentraciones de azúcar en sangre. Para aprovechar todas las cualidades del lino, debemos consumir la semilla entera remojada o molida en el momento. Hay que recordar que las semillas tienen un porcentaje alto de calorías y proteínas por lo cual hay que consumirlos moderadamente. Su sabor es suave y mezclado con otros alimentos hace recordar al de las nueces.

SESAMO. El sésamo es originario de la India y luego pasó a Indonesia, África y China y se empleaba en Egipto hace más de 5000 años. La palabra "sesame" es de origen semita y se cree que la célebre frase atribuida a Alí Baba (en realidad era la contraseña de los 40 ladrones) "ábrete sésamo" tiene su origen en el hecho de que sus semillas se abren bruscamente con un estallido. Por la forma como están dispuestos los granos dentro de la vaina, es forzoso realizar la cosecha a mano, aun en la actualidad.

Existen dos tipos de semillas de sésamo, el blanco y el negro. Las proteínas que aporta son de origen vegetal y por lo tanto son incompletas. Es necesario, entonces, combinarlas con otros alimentos de origen animal, cereales o legumbres para potenciar su valor proteico.

El contenido graso representa alrededor de un 50 a un 60%, pero se trata de grasas del tipo poliinsaturados que ayudan a disminuir los niveles de colesterol en la sangre. Las semillas de Sésamo son ricas en antioxidantes naturales, especialmente en vitamina E. También en fibras, que contribuyen a aumentar la motilidad intestinal. Es un excelente proveedor de calcio, superando ampliamente a otros productos muy ricos en esta sustancia:

• Sésamo 1.16 g. de calcio cada 100 g de semillas.
• Brócoli 130 mg. " " " " "
• Almendras 254 mg./100 g.
• Sardinas 400 mg./100 g.
• Repollo 187 mg./100 g
• Leche 118 mg./100 g.

ZAPALLO. Las semillas de la calabaza son de muy fácil digestión y combina muy bien con el arroz y el trigo. Sus semillas son usadas como vermífugas y para el tratamiento de la próstata. En el Ayurveda se le considera rejuvenecedor, "las que contienen los ingredientes activos que causan efectos en la libido de las personas y que aumentan el deseo sexual del más pasivo y tranquilo de los mortales". Estas semillas tienen un mayor efecto en el varón, y si el problema es la próstata, mejor funcionará el afrodisíaco, pues tiene hormonas que a los hombres mayores les empiezan a faltar. Las semillas contienen curcubitina, peponósido, ácido curcunico, leucina, tirosina, vitaminas. Entre otras características es antiparasitario.

AMARANTO. Consumirlo en forma de germinado fresco en una ensalada resulta ideal por la cantidad de fibra y humedad que contiene. Te sugerimos un licuado por las mañanas un licuado de Amaranto, ideal para purificar la sangre, para eliminar residuos tóxicos en el organismo, vigoriza las funciones de las células inmunológicas, previene y ayuda a combatir infecciones y enfermedades, limpia el estómago y, por lo tanto, lo prepara para una buena digestión, que es la base de una buena asimilación de todo lo que comemos.

QUINOA. Es un alimento rico ya que posee los 10 aminoácidos esenciales para el humano, esto hace que la quinua sea un alimento muy completo y de fácil digestión. Tradicionalmente los granos de quinua se tuestan y con ellos se produce harina. También pueden ser cocidos, añadidos a las sopas, usados como cereales, pastas e inclusive se le fermenta para obtener cerveza o chicha, bebida tradicional de los Andes. Cuando se cuece toma un sabor similar a la nuez. Es considerada una planta medicinal. Entre sus usos más frecuentes se pueden mencionar el tratamiento de abscesos, hemorragias y luxaciones.

AMAPOLA. Tienen un olor dulce, en la India se utilizan como espesante de curry y condimento de panes. Ejercen un suave efecto sedante, en particular de las vías respiratorias disminuyendo la tos. Contienen ácido linoléico y son un excelente calmante suave, en particular de las vías respiratorias y urinarias, ejercen un efecto sedante en el sistema nervioso y sirve para disminuir la tos y como expectorante. Esta amapola no es tóxica y no se debe confundir con su prima papaver somniferum que si lo es.

CENTENO. Se cultiva por su grano o como planta forrajera. Es un miembro de la familia del trigo y se relaciona estrechamente con la cebada. El grano del centeno se utiliza para hacer harina, en la industria de la alimentación y para la fabricación del aguardiente y algunos whiskys. El primer uso posible del centeno doméstico se remonta al Paleolítico tardío, en Abu Hurayra (colina actualmente inundada por una represa), en el valle del río Éufrates (al norte de Siria).

Recetas

Papilla de quínoa con nueces, pasas de uva y banana

Ingredientes:

• 1 taza de quínoa (200g)
• 2 tazas de leche descremada o leche de soja (500 ml)
• 1/3 de taza de pasas de uva picadas finas (60 g)
• 1/2 cucharada de canela en polvo
• 1 cucharada de miel, jarabe de arce o de jarabe de arroz

Para servir

• 1/2 taza de yogur de vainilla o de soja (125 g)
• 1 banana en rodajas
• 1/4 de taza de nueces picadas finas
• ½ taza de leche descremada o leche de soja tibia (125 ml)

Preparación:

Colocar la quínoa en un colador y enjuagar bien con agua fría.
Echar la quínoa en una olla y luego agregar la leche. Llevar a hervor y luego a fuego lento durante cinco minutos.
Agregar las pasas de uva y la canela y cocinar a fuego lento durante diez minutos o hasta que se absorba todo el líquido.
Añadir la miel o el jarabe de arce sin dejar de revolver.
Servir la papilla en recipientes pequeños con rodajas de banana y con una cucharada de yogur, un poco de nueces molidas y leche tibia.

Licuado de Amaranto

Ingredientes:

• Una taza de germinado fresco
• Dos limones
• Una guayaba o pedazo de piña
• Miel de abeja al gusto

Elaboración:

Mezcla todo en la licuadora y bebe, recuerda, despacio. Puedes agregar a este licuado un poco de alfalfa o una ramita de perejil.

Puedes, además, añadir amaranto inflado, y agregarlo en las mañanas a tu licuado, a la fruta o el yogur y espolvorearlo encima de ensaladas y panes con miel.

Barritas de sesamo

Colocar 400gs. de miel y 80gs. de azúcar rubia en una cacerola, sobre llama suave, remover con cuchara de madera y calentar lentamente hasta que hierva.

Incorporar 200gs. de nueces picadas gruesa, 100gs. de grisines integrales molidos y 100gs. de semillas de sésamo.

Retirar del fuego cuando el preparado comience a enfriarse aromatizar con 1 cucharadita de agua de azahar. Esparcir en una placa aceitada y dejar enfriar, cortar las barritas con un cuchillo mojado en agua caliente.

Volver arriba Volver al Inicio