Cocina & Salud > Salud & Alimentos

La Graviola, enemiga del Cáncer (Segunda Parte)

La Graviola, enemiga del Cáncer (Segunda Parte)
Las hojas y el tallo de la graviola han demostrado activa toxicidad contra las células cancerígenas.

Todas las partes del árbol de la Graviola se utilizan en medicina natural en las zonas tropicales, incluyendo las hojas, corteza, raíces, fruta, y las semillas de la fruta. Se utiliza tradicionalmente para combatir los cólicos, la diarrea, disentería, dispepsia, fiebre, gripe, hipertensión, insomnio, dolencias de los riñones, estrés, palpitaciones, pediculosis, tiña, los dolores y las úlceras internas.

Las características más destacables son sus propiedades antibacterianas, antiparasitarias, antiespasmódicas, astringentes, citotóxicas, febrífugas, hipotensivas, insecticidas, sedativas, estomacales, vasodilatadoras y vermífugas. Por ejemplo en la sierra, la infusión de la hoja de guanábana se utiliza para el catarro, y en la selva las familias la emplean para la cura de la diabetes. En la amazonía brasileña un té de la hoja se emplea en los problemas del hígado; mientras el aceite de la fruta madura, mezclado con aceite de oliva, se recomienda en el tratamiento del reumatismo y la artritis.

Generalmente la fruta y el zumo de la fruta se toman para los gusanos y los parásitos, para refrescar fiebres, para aumentar la leche después del parto y como astringente para la diarrea y la disentería. Las semillas machacadas se utilizan contra parásitos internos y externos, piojos principales y gusanos. Las raíces se consideran sedativas, antiespasmódicas e hipotensivas.

Estudios y su acción contra el Cáncer

Centenares de trabajos de investigación en más de 20 laboratorios del más alto nivel científico realizados por el Instituto Nacional del Cáncer (National Health Center) y la Purdue University - Indiana - Estados Unidos y la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Católica de Corea del Sur han estudiado a través de los años las múltiples propiedades de esta maravillosa planta.

Lo más sorprendente de la Graviola son los estudios llevados a cabo por la Universidad de Purdue, en Indiana (USA) desde 1.997, en tratamientos de tumores. Esta Universidad ha desarrollado investigaciones relativas a la acción inhibidora de derivados de las Acetogeninas Anonáceas en células cancerígenas, contando con más de cuatro patentes registradas en Estados Unidos referidas a la acción de los componentes acetogénicos sobre células cancerígenas.

En el año 1976 el Instituto Nacional del Cáncer realizó estudios de las hojas y el tallo de Graviola, los que demostraron actividad citotóxica contra células cancerígenas. Investigadores posteriores han continuado estos trabajos. Impresionante casuística de miles de casos tratados de cáncer de colon, cáncer gástrico, cáncer de páncreas, cáncer de próstata, cáncer de mamas, cáncer de riñones y cáncer de pulmones demuestran que la graviola contiene poderosos principios activos anticancerígenos o citotóxicos llamados Acetogeninas que están contenidos en las hojas de Graviola.

Se hicieron estudios comparativos in vitro e in vivo comparando el efecto con la adriamicina (conocido quimioterápico) frente a la anonacina (acetogenina anonácea) y se comprobó que la anonacina es 10,000 veces más potente que la adriamicina, que mata las células cancerígenas sin dañar las células sanas, es decir actúa de manera selectiva. Esto no ocurre con la quimioterapia que no discrimina las células sanas de las enfermas causando una baja del sistema inmunológico y otros efectos secundarios como náuseas, pérdida de peso y del cabello, etc. Esta investigación aún no ha concluido, pero hay indicios que el uso de la Graviola controla en 48 horas el crecimiento de un tumor.

Es la mejor alternativa cuando no se puede recurrir a la cirugía, a la cobalto terapia o radio terapia o cuando se tiene que suspender la quimioterapia por su acción atrogénica (efectos secundarios) sobre el hígado y los riñones. No hay incompatibilidad y al contrario se complementa muy bien con cualquier tratamiento al que esté sometido el paciente mejorando la calidad del mismo. No causa reacciones de intolerancia o alergia.

•Resumen de la Graviola

Acciones principales (en orden):

Anticancerígena, antitumoral, antimicrobial, antiparasitaria, hipotensiva (baja la presión arterial)

Usos Principales:

•Para cáncer (todos los tipos)
•Como un antimicrobial de amplio espectro tanto interno como externo para tratar infecciones bacteriales y hongos.
•Para parásitos internos y lombrices
•Para la alta presión arterial (hipertensión)
•Para la depresión, el estrés, y los desórdenes nerviosos
Propiedades/Acciones Documentadas por Investigación:
•Antibacterial, Anticancerígeno, anticonvulsivo, antidepresivo, antihongos, antimalaria, antimutagénico (protector celular), antiparasitario, antiespasmódico, antitumoral, cardiodepresivo, vomitivo (causa vómito), hipotensivo (baja la presión sanguínea), insecticida, sedativo, estimulante uterino, vasodilatador

Otras Propiedades/Acciones Documentadas por Uso Tradicional:

Antiviral, Cardiotónico (tonifica, equilibra, fortalece el corazón), descongestivo, estimulante digestivo, febrífugo (reduce la fiebre), sedante (equilibra/calma los nervios), pediculicida (mata piojos), vermífugo (expele lombrices)

Precauciones: Tiene acciones cardiodepresivas, vasodilatadoras, e hipotensivas (baja la presión sanguínea). Grandes cantidades pueden causar náuseas y vómitos. Evitar combinarlo con estimulantes de ATP como la CoQ10.

Sabia que...

Las hojas y el tallo de la Graviola son las que demostraron activa acción contra las células cancerígenas sin afectar el organismo. Mientras que la investigación confirma que estas acetogeninas antitumorales también aparecen en altas cantidades en las semillas de la fruta (no en la pulpa) y en las raíces de la graviola, diferentes químicos alcaloides en las semillas y raíces han demostrado algunos efectos preliminares neurotóxicos. Por lo tanto, utilizar las semillas y la raíz de la graviola no es recomendable.

•Si es de su interes tener más detalles, solicitenos la bibliografía informativa.

La información contenida en este artículo es sólo con fines educativos e informativos. Esta información no apunta a ser utilizada con fines diagnósticos, para prescripciones o para reemplazo del cuidado médico apropiado. La planta descripta aquí no intenta tratar, curar, diagnosticar, mitigar ni prevenir ninguna enfermedad.

Referencias:

http://www.cancerplants.com/medicinal_plants/annona_muricata.html

Anticancerous & Antitumor Actions: Kojima, N. “Systematic synthesis of antitumor Annonaceous acetogenins” Yakugaku Zasshi. 2004; 124(10): 673-81. Tormo, J. R., et al. “In vitro antitumor structure-activity relationships of threo/trans/threo mono-tetrahydro-furanic acetogenins: Correlations with their inhibition of mitochondrial complex I.” Oncol. Res. 2003; 14(3): 147-54. Yuan, S. S., et al. “Annonacin, a mono-tetrahydrofuran acetogenin, arrests cancer cells at the G1 phase and causes cytotoxicity in a Bax- and caspase-3-related pathway.” Life Sci. 2003 May: 72(25): 2853-61. Liaw, C. C., et al. “New cytotoxic monotetrahydrofuran Annonaceous acetogenins from Annona muricata.” J. Nat. Prod. 2002; 65(4): 470-75 Gonzalez-Coloma, A., et al. “Selective action of acetogenin mitochondrial complex I inhibitors.” Z. Naturforsch. 2002; 57(11-12): 1028-34. Chang, F. R., et al. “Novel cytotoxic Annonaceous acetogenins from Annona muricata.” J. Nat. Prod. 2001; 64(7): 925- 31. Jaramillo, M. C., et al. “Cytotoxicity and antileishmanial activity of Annona muricata pericarp.” Fitoterapia. 2000; 71 (2):183-6. Antimicrobial Actions: Takahashi, J.A., et al. “Antibacterial activity of eight Brazilian Annonaceae plants.” Nat. Prod. Res. 2006; 20(1): 21-6. Betancur-Galvis, L., et al. “Antitumor and antiviral activity of Colombian medicinal plant extracts.” Mem. Inst. Oswaldo Cruz 1999; 94(4): 531-35. Antoun, M. D., et al. "Evaluation of the flora of Puerto Rico for in vitro cytotoxic and anti-HIV activities." Pharmaceutical Biol. 1999; 37(4): 277-280.

Volver arriba Volver al Inicio