Dietas & Nutrición > Dietas

Dieta antiestrias y el alga Spirulina

Dieta antiestrias y el alga Spirulina
La falta de elasticidad de la piel es la principal culpable de la formación de las estrías, por lo que la mejor forma de prevenirlas es solucionar este problema.

Los especialistas afirman que la ausencia de elasticidad de la piel puede estar provocada por la falta de vitaminas E, C, ácido pantoténico o vitamina B5 y de minerales como el cinc, el cobre y el silicio. Por tanto, sobre todo en los períodos de más riesgo, hay que poner especial atención en que la dieta contenga estos nutrientes. Son especialmente importantes la vitamina C y el cobre, ya que ambos estimulan la producción de colágeno nuevo y mejoran el colágeno ya formado.

En el proceso de transformación de colágeno nuevo a colágeno maduro tienen un papel importante las enzimas y para que éstas cumplan su función necesitan de la presencia de la vitamina C y del cobre. Así pues, para reducir el riesgo de estrías y envejecimiento cutáneo, es importante incluir alimentos en la dieta diaria que contengan estos nutrientes.

Nutrientes antiestrías

Para aumentar la elasticidad de la piel

• Vitamina E impide la formación de tejido grueso en la piel y por tanto mantiene su elasticidad
• Vitamina C mejora la calidad del colágeno existente y estimula la formación de colágeno nuevo
• Vitamina B5 (ácido pantoténico) ayuda a la cicatrización y contribuye a mantener la piel en buen estado
• Cinc un mineral que acelera el proceso de cicatrización de las heridas internas y externas
• Silicio este oligoelemento regenera las fibras de colágeno y elastina de los tejidos evitando los riesgos de pérdida de elasticidad y, en consecuencia, de formación de estrías.
También mejora la flacidez de la piel y protege el colágeno del efecto de los radicales libres
• Cobre es esencial para que el cuerpo utilice correctamente la vitamina C y contribuye al proceso de pigmentación de la piel

La Spirulina



Fuentes naturales

• Aceite de germen de trigo, algas (sobre todo la espirulina y la chlorella), frutos secos, pipas de girasol, huevos, leche, lácteos, cereales integrales, aceite de oliva extra virgen, aguacate, soja.
• Acerola, fruta fresca (especialmente los cítricos), verduras, patatas, bayas…
• Levadura de cerveza, alga espirulina (1,1 mg/100 g) y chlorella, lácteos, huevos, cereales, carne, vegetales verdes, setas.
• Germen de trigo, levadura de cerveza, ostras, arenque, hígado, huevos, buey, guisantes, semillas, fruta fresca, frutos secos (especialmente pipas de girasol y de calabaza), carne de ave, moluscos y alga espirulina (3,3 mg/100 g) y chlorella.
• Cola de caballo, germen de trigo, levadura de cerveza, pipas de calabaza, cereales integrales, germinados.
• Algas de tipo laminaria (kombu, kelp y wakame), cereales integrales, coco, germen de trigo, orejones (albaricoques secos), verduras de hoja verde, guisantes, lentejas, levadura de cerveza, carnes magras, crustáceos.

No hace falta que realices una dieta muy estricta:

Bebe 2 litros al día de agua e infusiones depurativas (boldo, té verde, algas). Camina media hora todos los días. Evita el alcohol y los dulces. No tomes pan ni salsas. Combate el estreñimiento, comiendo frutas y verduras a diario. Seguro que perderás peso.

Los complementos que más te convienen

Comprimidos de acerola. Son la mejor forma de asegurarte una buena dosis de vitamina C sin aumentar las calorías, ya que los frutos de la acerola tienen una alta concentración de esta vitamina y en cambio no te obligan a consumir también azúcar como ocurre cuando se toma zumo de fruta. Esta cuestión es importante sobre todo cuando no se quiere engordar.
• Tomar de 2 a 4 comprimidos al día. Cada comprimido contiene 30 miligramos de vitamina C.

Alga espirulina. Combina tres ingredientes imprescindibles para luchar contra las estrías: la vitamina E (contiene 7 miligramos de vitamina E por cada 100 gramos), el ácido patoténico o vitamina B5 (contiene 1,1 miligramos por cada 100 gramos) y el cinc. Además es muy rica en aminoácidos y resulta un excelente estimulante mental y reactivador del ánimo. Después de 2-3 meses de consumir alga espirulina la piel se vuelve más tersa y suave.
• Tomar 6 comprimidos al día antes de las principales comidas.

Perlas de aceite de germen de trigo. Son la mejor fuente natural de vitamina E, la vitamina por excelencia de la piel, ya que ayuda a luchar contra el envejecimiento prematuro que provocan los radicales libres. Tomadas como complemento ayudan a mantener el manto hidrolipídico de la piel, reduciendo así el riesgo de estrías. También se pueden aplicar externamente pinchando una perla con un alfiler y aplicando el aceite con un ligero masaje por la zona donde pueden aparecer las estrías. Además, el aceite de germen de trigo contiene silicio, un mineral que estimula la regeneración de las fibras de colágeno.
• Tomar 9 perlas diarias distribuidas en las principales comidas.

Cola de caballo. Esta planta, además de actuar como un excelente diurético a la vez remineralizante (evitando así la pérdida de minerales que provoca la mayoría de los diuréticos), favorece la elasticidad de la piel gracias a su contenido en silicio. La cola de caballo es el vegetal con una mayor proporción de silicio. Para obtener mejores resultados, lo ideal es tomar cola de caballo en infusión o comprimidos y aplicar a la vez compresas empapadas en infusión concentrada de la planta en las zonas de más riesgo o las ya afectadas por las estrías (pechos, coxis, caderas, muslos, senos…).
• Tomar 3 infusiones de cola de caballo al día o 6 comprimidos de la planta triturada.

La Espirulina

(Spirulina maxima) es una alga unicelular que crece y se multiplica en aguas naturales en medio alcalino y fue descubierta por primera vez en lagos mejicanos, pero en la actualidad ya se cultiva en varios países. Tiene forma de espiral (de ahí su nombre), y es de color azul verdoso por la presencia de clorofila que le da el color verde y de ficocianina, pigmento que le da el color azulado.

Concentrado de nutrientes

A pesar de la gran simplicidad biológica, esta alga es capaz de sintetizar sustancias nutritivas que son almacenadas en su citoplasma (parte de la célula que rodea al núcleo de esta), especialmente:

• Proteínas de elevado valor biológico: 5-7 gramos/100 gramos de producto en el alga fresca y 55-65 gramos/100 gramos en la deshidratada.
• Vitaminas del grupo B, especialmente vitamina B1 o tiamina, B2 o riboflavina, B3 o niacina y folatos. Igualmente, destaca la presencia de beta-caroteno (en el intestino, el organismo transforma esta sustancia en vitamina A). La publicidad sobre la alga espirulina hace énfasis en su riqueza en vitamina B12 (vitamina ausente en alimentos de origen vegetal), pero la cantidad de este nutriente en su estado natural enumerada en las etiquetas es desorientadora porque está en forma inactiva y el cuerpo no la puede utilizar.
• Sólo aquellos productos procedentes de plantas enriquecidas en vitamina B12 contienen la forma activa de esta vitamina.
• Minerales y oligoelementos: potasio, calcio, zinc, magnesio, manganeso, selenio, hierro y fósforo. No contiene yodo, lo que le diferencia de las algas marinas.
• Grasas, solo tiene un 7% de grasas y éstas están en su mayor parte en forma de ácidos grasos esenciales que forman parte de la membrana celular de todas y cada una de las células de nuestro cuerpo.
• Otras sustancias, como la clorofila, sustancia que tiene la capacidad de favorecer la digestión.

Beneficios para el organismo

Puede resultar interesante como complemento de una dieta correctamente planificada en caso de anemia, debido a que favorece la producción de glóbulos rojos, por su riqueza en clorofila, ácido fólico, hierro y vitamina B12 (si está enriquecida en dicho nutriente); todos ellos nutrientes con un carácter antianémico.

En programas dietéticos de reducción de peso, se puede utilizar como coadyuvante por sus aportes nutritivos y porque ayuda a controlar el apetito (su riqueza en mucílagos, un tipo de fibra, proporciona sensación de saciedad).

Es un antidepresivo por excelencia, combate la celulitis, estrías, arrugas, sequedad y flacidez de la piel, posee un efecto favorable en la diabetes.

Es un complemento adecuado para la piel y para reforzar las uñas debido a su riqueza en vitaminas del grupo B y ciertos minerales (hierro, magnesio y zinc).

Por su concentrado de nutrientes, puede suponer una importante ayuda para el organismo frente al esfuerzo físico y en estados carenciales debido a menús desequilibrados

Volver arriba Volver al Inicio