Cocina & Salud > Salud & Alimentos

¿Por qué debemos comer cebolla?

Selección de cebollas
Es bueno de tanto en tanto recordar sus valores nutritivos y curativos para así estimularnos e impulsarnos a un mayor consumo consciente. Originaria de Asía Central, como el ajo y la chalota, en la Edad Media se la utilizaba tanto culinariamente como en farmacia

La cebolla pertenece a la familia de las Liliáceas (ajo, puerro). La cebolla es la parte subterránea en forma de bulbo amarillo rojo violáceo de una pequeña planta, la cual tiene sus verdes ramas verdes y redondas, que están huecas por dentro. La cebolla blanca se recolecta a finales de primavera y las de color se recogen a finales de verano.

Se cultiva en todos los países europeos del mediterráneo, así como el los países árabe. Aunque el principal productor es México.

Es una planta de climas templados y no húmedos, necesita terrenos no calcáreos, sueltos, sanos, profundos y ricos en materia orgánica.

Las Propiedades Aplicables de la Cebolla

La cebolla estimula el apetito y regulariza las funciones del estómago, es diurética, por lo tanto es un medio importante como depurativo del organismo.

También es muy buena para todas las afecciones respiratorias. Cuando tenemos tos, catarro, resfrío, gripe o bronquitis, una receta práctica es el jugo de 1 cebolla junto con el jugo de 1 limón y 2 cucharadas de miel. Esta preparación la tomamos caliente y nos ayudará a recuperarnos.

No debemos olvidar que las cebollas crudas o cocidas o también su jugo, funcionan muy bien en caso de estreñimiento. Es un gran desinfectante por lo tanto comerla sobre todo cruda nos ayuda a protegernos contra las enfermedades infecciosas.

Otras de sus propiedades es que nos ayuda a combatir la caspa y la caída del cabello. Esto se logra haciéndonos fricciones en la cabeza, con su jugo frecuentemente.

Contiene vitaminas y sales minerales, azufre, fósforo, hierro, calcio, sodio, magnesio etc..... Para aquellos que son diabéticos incorporar la cebolla a su tratamiento es muy importante ya que ellos necesitan depurar su sangre y la cebolla ayuda a depurarla desinfectándola.

Su riqueza en Azufre y otros compuestos azufrados hacen que sea especialmente indicada para fortalecer el cabello y mantener una piel más sana.

Actúa eliminando las impurezas de la sangre tornándola más limpia y pura y por lo tanto con más defensas. Como punto final les sugerimos aprovechando de la generosidad y de los conocimientos del Señor Kozel, esta fórmula sencilla para ayudarnos a limpiar y rejuvenecer nuestro cutis.

Extraer el jugo de una cebolla cruda y aplicarlo una o dos veces seguidas sobre el rostro, masajeándolo hasta que lo absorba totalmente. Este procedimiento embellece nuestro rostro. No desaprovechemos esta oportunidad ya que es fácil, rápida, económica e inofensiva.

Los asmáticos deberían tomar cebolla cada día ya que sus efectos sobre esta enfermedad están muy bien documentados. Y es que la cebolla, gracias a su riqueza en Tiosulfinatos, alivia la constricción de los bronquios. Además es muy rica en Quercitina que también alivia las alergias (que son otro factor que complica el asma). Por si fuera poco, antes hemos comentado su gran poder bactericida que ayudará a los asmáticos a hacer frente a las infecciones respiratorias que a menudo se les complican y terminan en una crisis asmática.

Temporada y Variedades de la Cebolla

Son muchísimas las variedades de cebolla: la cebolla blanca española, la cebolla morada española, cebolla amarilla azufre de España, la gigante española, Spring, Babosa, Liria, Pacific Sweet.

Lo importante es que elija bien al comprarlas. Deben estar secas, tersas y protegidas por su piel seca marrón, que es la que la protege de la luz y de la humedad.

No hay que guardarlas nunca en la nevera, sino el un lugar seco, sin luz y ventilado.

Las cebollas tiernas, se nota si están bien, no solamente por el estado terso de las cebollas, sino también por los tallos verdes, que deben de estar tersos y verde, no mustios.

¿Sabías que…?

Entre capa y capa de la cebolla hay una especie de tela muy fina. Si la aplicamos sobre una herida esta cicatriza más rápido y se reduce el riesgo de infección.

Otro uso tradicional muy eficaz es cortar una cebolla grande por la mitad y dejarla en nuestra mesita de noche junto a nuestra cama cuando tenemos resfriados, dificultad en respirar o mucha tos.

¿Porqué hace llorar?

A todo el que ha pelado o cortado una cebolla se le han saltado en más de una ocasión las lágrimas. Esto se debe a que, cuando se corta la cebolla, ésta libera un aceite volátil muy rico en compuestos azufrados. Dicho compuesto se descompone al llegar a la lágrima del ojo y produce azufre que se transforma en ácido sulfúrico. Este ácido es el que provoca el picor y el lagrimeo.

Dentro de la Familia de la Cebolla

Cebolla de verdeo
Pertenece a la misma especie que la cebolla común. En la cocina, se la usa para la elaboración de caldos debido a su fuerte sabor. Se utilizan tanto el bulbo como las hojas (que poseen forma de cintas alargadas). Aporta cantidades apreciables de calcio, hierro, potasio y es rica en vitamina A, aunque es pobre en fósforo.

Puerro
Es una planta de hojas chatas, bulbo simple y parejo, con forma de cilindro. Su sabor es parecido al de la cebolla y su diámetro es de 2 o 3 cm. La parte comestible tiene color blanco. Aporta cantidades apreciables de hierro, calcio y fibra.

Ajo
Es miembro del mismo grupo de plantas que la cebolla. Su cultivo es tan antiguo, que se hace difícil rastrear con certeza su región de origen. Aparentemente proviene del sur de Siberia. Luego se diseminó hacia el sur de Europa, donde comenzó a multiplicarse en forma silvestre, en Sicilia, por ejemplo. Es ampliamente cultivado en los países latinos que bordean el Mediterráneo. Dumas describió el aire de "La Provence" como "particularmente perfumado por la refinada esencia de este bulbo místicamente atractivo".

Los antiguos griegos colocaban ajos sobre pilas de piedra en los cruces de camino como postre para Hecato y, según Plinio, el ajo y la cebolla eran invocados como deidades por los egipcios cuando hacían sus rezos. Fue ampliamente consumido por los griegos y los romanos como se puede leer en las "Églogas" de Virgilio. Durante la primera guerra Mundial se lo usó como antiséptico. En 1916 el Gobierno inglés ofrecía importantes sumas de dinero por la mayor cantidad de ajo que se pudiera producir y así dar a basto en el control de las supuraciones de heridas.

El bulbo, la única parte comestible, es de naturaleza compuesta. En realidad son numerosos pequeños bulbos, conocidos como "dientes", agrupados entre membranas y encerrados dentro de una “piel” blanquecina que los sostiene como en un saco. Las propiedades activas del ajo dependen de un aceite esencial y volátil que se puede obtener por destilación con agua y que también está presente en toda la familia de las cebollas. Es rico en azufre pero no contiene oxígeno. Bien cotizado en la técnica culinaria, se lo utiliza mucho como condimento.


Composición nutricional

Nutriente
Cont. en 100g. de cebolla cruda
Cont. en 100g. de cebolla de verdeo cruda

Proteínas (gr)

1,16

3,27

Lípidos (gr)

0,16

0,73

Carbohidratos (gr)

8,63

4,35

Cenizas (gr)

0,37

1

Energía (Kcal)

38

30

Agua (gr)

89,68

90,65

Fibra total (gr)

1,8

2,5

Calcio (mg)

20

92

Hierro (mg)

0,22

1,6

Magnesio (mg)

10

42

Fósforo (mg)

33

58

Potasio (mg)

157

296

Sodio (mg)

3

3

Zinc (mg)

0,19

0,56

Cobre (mg)

0,06

0,157

Magnesio (mg)

0,137

0,373

Vitamina A, IU

0

4353

Vitamina A, RE

0

435

Vitamina E (mg)

0,13

0,21

Vitamina C (mg)

6,4

58,1

Tiamina (mg)

0,042

0,078

Riboflavina (mg)

0,02

0,115

Niacina (mg)

0,148

0,647

Ácido Pantoténico (mg)

0,106

0,324

Vitamina B-6 (mg)

0,116

0,138

Folato (mg)

19

105

Vitamina B-12 (mg)

0

0

Colesterol (mg)

0

0


Una buena receta con cebollas

Cebollas rellenas de bacalao

Ingredientes (para 4 personas)
• 4 Cebollas grandes.
• 500 gramos de Bacalao desalado.
• 1 pimiento verde.
• 1 diente de ajo.
• 4 tomates naturales.
• 4 cucharadas de Aceite de oliva virgen.
• 2 dl de Nata líquida.
• 50 gramos de queso parmesano.
• Sal al gusto.

Preparación:

• A la hora de hacer cebollas rellenas, debemos comenzar por cocerlas un poco junto con su piel para que no se abran. Luego se introducen en el horno y cuando la piel está negra, se retiran del horno y con la punta de un cuchillo se deshojan desprendiendo parte de las capas de piel.

• A continuación se tumban las cebollas de medio lado, se reúnen las pieles en la zona de la base en un ramillete, sujetándolas con los dedos y se cortan para retirarles el ramillete de hojas chamuscadas.

• De esa manera se deja al descubierto la parte tierna de la cebolla asada que vamos a rellenar. Por último, cortamos la base del tallo con un cuchillo antes de vaciar la cebolla y rellenarla.

• Si la hubiésemos pelado antes de cocerla y de meter al horno, las capas se hubieran desmoronado y hubiera sido muy difícil utilizar las capas tiernas para rellenar. Una vez retiradas las capas podemos rellenarlas de igual modo que unos Pimientos rellenos.

• Por otra parte, desalamos el bacalao en Agua fría durante 36 horas con cambios del agua cada 8 horas (el recipiente donde desalemos el bacalao estará en la nevera). Cocemos el bacalao en agua caliente unos 5 minutos hasta que se pueda deslaminar de manera fácil. Troceamos como para pisto (cuadraditos regulares), el pimiento verde, los tomates y el ajo, y pochamos todo ello en una sartén a fuego suave.

• Cuando la verdura esté cocinada añadimos el bacalao desmigado, la nata líquida y dejamos que se cocine hasta que espese un poco. Rellenamos las cebollas, salseamos con un poco de nata y queso parmesano y horneamos hasta que se gratine.

• Una vez gratinados, podemos acompañar con una salsa de tomate.

Volver arriba Volver al Inicio