Cocina & Salud > Salud & Alimentos

Vivir con asma

Vivir con asma
El asma es una enfermedad crónica, es decir, no es una enfermedad que se sane pero sí se puede controlar

Es una enfermedad de las vías aéreas ubicadas dentro de los pulmones. Las vías aéreas llevan el aire a los pulmones, y al hacerlo cada vez se hacen más pequeñas como ocurre con las ramas de un árbol.

El Asma se puede manifestar o tener a cualquier edad. Esta no se contrae de otra persona.

¿Cómo saber si tiene asma?

Las personas que tienen asma despiertan de noche debido a crisis de tos y dificultad respiratoria. Al hacer ejercicio, puede que la respiración se dificulte y el pecho se oprima.

Pueden tener una respiración dificultosa, y ataques de asma que aparecen y desaparecen periódicamente.

¿Qué significa controlar el asma?

• Asma Bajo Control
Cuando el asma está bajo control, las vías aéreas están permeables y el aire fluye fácilmente hacia adentro y fuera de los pulmones.

• Asma No Controlada
Cuando el asma no está controlada, las paredes de las vías aéreas ubicadas dentro de los pulmones se ponen más gruesas y están inflamadas. Bajo estas condiciones, un ataque de asma puede desencadenarse más fácilmente.

¿Cómo Controlar Asma?

1. Manténgase alejado de las situaciones que pueden provocarle ataques de Asma.

2. Tome los medicamentos para el asma en la forma que el médico se lo haya indicado.

3. Visite al médico 2 a 3 veces al año para que lo controle.

Concurra aún cuando se sienta bien y no tenga problemas respiratorios.

Si en su familia hay alguien asmático, usted puede evitar que su hijo (a) contraiga asma. Para ello:

1. No fume, cuando esté embarazada

2. No deje fumar cerca de su bebé, y mantenga el humo de tabaco fuera de su casa.

3. Recubra el colchón de su bebé con una cubierta especial a prueba de polvo.

4. Mantenga su casa libre de gatos y otros animales con piel.

¿Cómo es la vida de un asmático?

Las personas con Asma pueden llevar vidas normales y activas cuando aprenden a controlar su asma. Pueden trabajar, jugar y asistir a la escuela. Pueden dormir bien de noche.

El Asma no es una enfermedad de la cual avergonzarse. En diferentes partes del mundo, muchas personas padecen de asma.

En Chile, la frecuencia de personas que padece Asma corresponde a un 12% aproximadamente

¿Cómo detectar un ataque de asma?

La gente que sufre asma puede tener una respiración dificultosa y ataques de asma que aparecen y desaparecen periódicamente.

Síntomas de un Ataque de Asma.
• Pecho oprimido
• Tos
• Sibilancias (silbidos en el pecho)

Algunos ataques de asma son leves, pero otros pueden ser muy graves. Las personas pueden llegar a morir de un ataque de asma severo. Las personas que sufren de asma, despiertan de noche debido a crisis de tos y dificultad respiratoria.

¿Qué es lo que pasa durante un ataque de asma?

Durante un ataque de asma, entra y sale menos aire de los pulmones. Las personas tosen y presentan silbidos (sibilancias). La pared torácica se siente apretada y oprimida.

El interior de las vías aéreas se ve de la siguiente manera:
• Sus paredes están aún más engrosadas.
• Los tubos aéreos se observan como estrangulados.
• Producen excesivas mucosidades que las obstruyen.

¿Qué hacer sí le comienza un ataque de asma?
• Aléjese de la causa que provocó el inicio del ataque de asma
• Use inmediatamente un medicamento para el alivio del asma
• Quédese en reposo por una hora hasta que esté seguro que su respiración ha mejorado
• Si no logra sentirse mejor, solicite atención médica.

Debe consultar inmediatamente a su médico, cuando:
• Su medicamento de alivio rápido no lo ayuda por mucho tiempo o no ayuda en absoluto. La respiración sigue rápida y difícil
• Le es difícil hablar
• Los labios y uñas de las manos se vuelven grises o azules
• Los orificios nasales se abren ampliamente al respirar
• Cuando respira, la piel entre medio de las costillas y en el cuello se tracciona
• Los latidos cardíacos y el pulso están muy rápidos
• Tiene dificultad para caminar.

Factores o elementos que pueden desencadenar o gatillar un ataque de asma
Algunas veces estas condiciones se denominan gatilladores o desencadenantes del asma.
• Animales con pelo
• Humo de cigarrillo
• Otro tipo de humo
• Polvo de cama y almohadas
• Polvo de barrido
• Olores penetrantes y rociadores
• Polen de árboles y flores
• Cambio de Temperaturas
• Resfríos * El clima (lluvias)
• Correr, deportes y trabajo duro.

Evitar dentro del hogar: mascotas, humo de cigarrillo y de chimeneas, alfombras, peluches y polvo.

Volver arriba Volver al Inicio