Cocina & Salud > Informes

¿Qué es el pH alcalino?

¿Qué es el pH alcalino?
Sin un plan de balance ácido/alcalino, cada parte de nuestro cuerpo trabaja aún más fuerte para mantener la salud, debido a que cada sistema, cada órgano, los pulmones, aún la piel, juegan un papel muy importante en la manutención de un pH correcto en nuestra sangre.

Dentro de nuestro cuerpo, los órganos y células están completamente a disposición del Sistema Básico de Pischinger o líquido extracelular y de la sangre. Todos los órganos trabajan para mantener la sangre con un pH balanceado, al punto de que el cuerpo está dispuesto a sacrificar otros órganos si es que el ácido se sobrepone para impedir que ese pH de la sangre se mantenga correcto. Si el pH de la sangre baja de su nivel óptimo 7.365 hacia un pH de 6.95, automáticamente caeríamos en coma y moriríamos.

Es por eso que una simple lata de coca cola o gaseosa, con un pH de 1.5 –pueden comprobarlo en sus casas- activa señales de alarma en todo nuestro cuerpo y las reservas de alcalinos que debieran usarse en cualquier otro lugar, son sacrificadas por el llamado de la adrenalina que inunda todo nuestro sistema.

No es tan solo eso lo que causa un solo vaso de coca cola sino que se necesitan 32 vasos de agua con un pH neutral para balancear o neutralizar un vaso de coca-cola. La mayoría de nosotros tenemos ya una batalla en acción. En resumen, la sobre-acidificación interfiere con la vida misma, dando lugar en primer lugar a la pérdida de minerales y a prácticamente toda dolencia y enfermedad.

Demasiada acidez en el cuerpo es como tener muy poco aceite en el auto. De repente el auto nos deja tirados en una tarde de domingo, y ahí quedamos, varados en la calle, con el motor pegado. El cuerpo hace exactamente la misma cosa. Comienza a rechinar durante el recorrido del camino de la vida, y empezaremos a sentir cierto disgusto. He observado con gran preocupación como gente de toda clase social y estilos de vida sufren por estos excesos

¿Porqué los occidentales estamos tan obesos?

¿Es sólo por la comida? Por supuesto, la comida que comemos, su cantidad y calidad tiene un gran efecto en cuanto a la medida de nuestra cintura. Todo es debido a que el cuerpo ha hecho un hábito de la solución extrema que trata de darle al problema de qué hacer con el exceso de desperdicio tóxico ácido. Esa es la razón por la que almacena grasa.

Cuando nos enfrentamos con pocas opciones debido a un descuidado terreno interno ácido, entonces nos queda la opción de tirar el desecho tóxico en depósitos grasos tan lejos como sea posible de los órganos y el corazón, por ejemplo en los muslos, la entrepierna y la panza.

El cuerpo tiene que protegerse de los excesos de azúcar que consumimos, por lo que produce células grasas para encapsular los ácidos y protegernos de ellos. La “grasa está salvándonos la vida”. La pérdida de peso y la recuperación de energía suceden más fácilmente cuando tomamos los primeros pasos hacia un “re-balance” alcalino.

Los Efectos del Agua Alcalina

En definitiva, según numerosos estudios realizados en Japón la eliminación de desechos ácidos producen una mejoría sustancial en la salud. De ahí que el consumo de agua alcalina proporcione en el cuerpo una ganancia en la alcalinidad con unos beneficios prácticamente inmediatos.

Así, según esos estudios:

Evita las fermentaciones -productoras de toxinas- en nuestros intestinos asociadas a una mala o deficiente calidad de los alimentos. Colabora en los casos de diarrea crónica. El Ministerio de Salud Pública japonés confirmó ya en 1965 que el agua alcalina iónica tiene un efecto curativo en la indigestión, la diarrea crónica, las enfermedades del estómago e intestino y el estreñimiento.

•Favorece la digestión de los alimentos.
•Neutraliza la híper acidez gástrica, origen de gastritis y úlceras gastroduodenales.
•Atraviesa más fácilmente las paredes celulares favoreciendo la alimentación de las células y la eliminación de sustancias residuales en su metabolismo. El proceso de electrolisis rompe los racimos moleculares (cluster) constituidos en torno a las moléculas de agua al adherirse a ellas moléculas de productos contaminantes lo que dificulta las funciones metabólicas. Los cluster de 10-13 moléculas pueden ser reducidos a la mitad mejorando el trasvase de nutrientes entre el exterior y el interior de la célula.
•Combate la acidez orgánica ocasionada tanto por la “comida basura” como por las dietas excesivamente ricas en carne y productos refinados.
•A medio plazo, los beneficios de beber agua alcalina se traducen en la prevención de gran número de dolencias: diabetes, asma bronquial, dermatitis, hepatitis, artritis crónica reumática, colesterol alto, síndrome de Meniere, insomnio, obesidad, dolores de espalda, neuralgias, enfermedades del climaterio, hemorroides, disentería crónica, etc.

Efecto del agua alcalina en las articulaciones

ARTRITIS: Muchas formas diferentes de la artritis y la gota son resultado de la acumulación de desechos ácidos en las articulaciones. Los ungüentos se refieren simplemente a todos los síntomas. La aspirina, siendo ácidas, pueden ofrecer un alivio a corto plazo, pero a más largo plazo, se puede añadir al dolor. La agua alcalina es empleada por los médicos asiáticos para alterar la acidez en el cuerpo para que el cuerpo pueda solucionar el problema por sí mismo

ARTROSIS: La deshidratación y los desechos ácidos en las superficies de la articulación pueden provocar un daño grave hasta el punto de desnudar las superficies del hueso y dejarlas descubiertas; el tejido dañado activa entonces un mecanismo para reparar y remodelar la articulación. Y lo hace secretando hormonas en la cápsula de la articulación para que remodelen y reestructuren las superficies. Por desgracia, se trata de un proceso de reparación que suele provocar a veces la deformación de las articulaciones, es decir, artrosis.

•En suma, para evitar la artritis lo que habría que hacer es tomarse en serio el primer dolor inicial, empezar en ese momento a ingerir diariamente suficiente agua libre de ácidos y realizar una terapia en las articulaciones para activar la circulación de la zona a fin de recuperar la movilidad.

Agua alcalina y el Cáncer

Incluso para sobrellevar una enfermedad tan grave como el cáncer podría ser positivo el uso de agua alcalina. Por su propia naturaleza física un sistema alcalino es rico en oxígeno, la sustancia más esencial para la vida humana. Y hace ya algunas décadas el Dr. Otto Warburg -único médico que ha ganado dos premios Nobel en vida en la misma modalidad- demostró que el cáncer es anaeróbico, es decir, se desarrolla en ausencia de oxígeno libre. Y, consecuentemente, es difícil que pueda desarrollarse en un ambiente de pH alto alcalino y, por tanto, cargado de oxígeno. De ahí que para Warburg el cáncer, además de innumerables causas secundarias, tenga una causa primaria: “La primera causa del cáncer -afirmaría- es el reemplazo de la respiración normal de oxigeno de las células del cuerpo por una respiración celular anaeróbica”. Warburg explica que la carencia de oxígeno impide completar adecuadamente el proceso de combustión en la célula por lo que poco a poco se hace imposible la creación de células sanas, quemar energías y eliminar desperdicios. Y en esas condiciones al sistema inmune se le hace cada vez más difícil resistir los ataques a que está sometido ya que las células y fluidos del cuerpo se intoxican. Obviamente, si permitimos que esa carencia de oxígeno se vuelva crónica el sistema inmune se va agotando y aparece la enfermedad. Los desechos ácidos depositados en algunas áreas u órganos provocarán la muerte de algunas células cuyos desechos se acaban convirtiendo a su vez en ácidos. Cuando el ácido se acumula en alguna zona del cuerpo (con excepción de los fluidos estomacales, que deben ser ácidos para remover la basura metabólica y digerir los alimentos) ésta se vuelve deficiente de oxígeno y -siempre según Warburg y quienes comparten su visión del cáncer- algunas células podrían adaptarse a ese ambiente y, en lugar de morir -como las células normales hacen en un ambiente ácido, aunque eso suponga la aparición de diversas enfermedades- sobreviven convirtiéndose en células anormales. Células anormales que no responden a los procesos biológicos naturales, crecen indefinidamente sin orden e inician un proceso cancerígeno. Bueno, pues el agua alcalina, al permitir al organismo mantener un nivel interno rico en oxígeno, dificulta también el crecimiento de las células tumorales.

Volver arriba Volver al Inicio