Algunos estudios indican que en general, la capacidad de ejercitarse en las mujeres parece ser menor que la de los hombres; y si bien esta capacidad declina con el envejecimiento para ambos sexos, la diferencia entre hombres y mujeres se vuelve más pronunciada con la edad. Las mujeres pierden aproximadamente 1% de esa capacidad cada año.

• Masa Muscular: La diferencia significativa entre ambos sexos concerniente al entrenamiento es que los hombres tienen una mayor masa muscular que las mujeres. Y como el número de calorías que una persona quema es proporcional a la musculatura que tiene, los hombres, entonces, queman más calorías que las mujeres, incluso haciendo la misma cantidad y el mismo tipo de ejercicio.
Como las mujeres tienen menos músculo y más grasa que los hombres, disponen de menos espacio donde acumular glucógeno y más para concentrar grasa. Además, las mujeres protegen sus depósitos de glucógeno más y tienen el hígado un 20 % más pequeño que los hombres, lo cual implica que pueden beneficiarse menos de la carga de carbohidratos que el sexo opuesto.

Rendimiento y entrenamiento

Sin embargo, a la hora de entrenar y levantar pesas, el desarrollo muscular se produce de igual manera en los dos sexos. Las mujeres suelen tener menor proporción de fibras de contracción lenta quemadoras de grasa (son las fibras que se crean cuando se hace trabajo de resistencia o aeróbicos), por lo que sus necesidades energéticas son al menos un 10% menor en relación a su peso, lo cual significa que no necesitan alimentarse tanto como los hombres.

 Las mujeres tienen más problemas que los hombres en generar intensidad a la hora del ejercicio. Esto se debe a que sus músculos reciben menor aporte de sangre rica en oxigeno. Las mujeres tienen menos capilares, y su sangre aporta menos proporción de hemoglobina.
Los hombres consumen más calorías en reposo que las mujeres porque tienen más músculo. También emiten más adrenalina y noradrenalina. Asimismo, los hombres bombean mejor la adrenalina al entrenar. Todo esto da como resultado una elevación superior de la presión arterial y un incremento en la quema de grasas.

Variaciones de peso

Las mujeres deben ser más estrictas con sus dietas porque sus cuerpos no emiten tantas hormonas quemadoras de grasa como los hombres en respuesta al ejercicio. Realmente, para quemar grasas en grandes cantidades, una mujer tiene que dar el 100% en el gimnasio o a la hora de entrenar para que su cuerpo emita mayor cantidad de las hormonas que producen un vaciado de depósitos grasos.

Por ejemplo, algunos estudios indican que una mujer que realiza actividad física ligera y que tiene un trabajo de carácter administrativo, gasta entre 1,5 y 3,4 calorías por minuto. Un hombre, en cambio, consume de 2 a 4,9 calorías por minuto.

A medida que aumenta el nivel de ejercicio, mayor será la diferencia. Esto quiere decir que si un hombre hace la dieta hipocalórica de su mujer, el nivel de calorías que es bueno para ella será insuficiente para él; y es factible que se fatigue en el día, tenga dolores de cabeza, baje su rendimiento laboral y presente falta de concentración.

Hormonas

Las hormonas sexuales hacen las diferencias entre los sexos y por consecuencia una respuesta diferente a los entrenamientos. Ambos los sexos producen las hormonas testosterona y estrógeno, sin embargo la cantidad producida es significativamente diferente. Los hombres producen hasta 10 veces más testosterona y menos estrógeno que las mujeres. Aunque la testosterona y el estrógeno son anabólicos, la testosterona es la principal responsable del aumento del tejido muscular y activadora de los procesos de hipertrofia. Pero esto no quiere decir que las mujeres no puedan ganar masa muscular y fuerza.

Conclusión

Visto así la diferencia entre hombres y mujeres a la hora de entrenar radica en las demandas del organismo de cada quien, y no en los ejercicios en sí.
Naturalmente una mujer con producción de hormonas normales, no llega a alcanzar la misma cantidad de masa muscular que puede producir un hombre, pero a través de ciertas técnicas y tipos de suplementos se pueden llegar a desarrollar increíbles físicos.

Volver arriba Volver al Inicio