Warning: embed_me.html could not be embedded.
Los riesgos y beneficios del huevo
Sección - Comida y Salud >>

-
Esta semana, científicos de todo el mundo se reunieron para compartir sus investigaciones sobre nutrición y la salud. Ante el aumento de las enfermedades crónicas, existe un interés especial en el papel de la dieta y la nutrición en la salud en general.
-
SUPLEMENTOS ANTICOLESTEROL
carritodecompras

Durante la conferencia Biología Experimental (EB) 2013 se presentaron varios estudios que observaron específicamente el papel del consumo de huevo entero en grupos de alto riesgo, como las personas con síndrome metabólico y enfermedades del corazón, así como los efectos de un desayuno alto en proteínas para los adolescentes con sobrepeso.

“Muchos estudios ponen de relieve un papel positivo de los huevos en los retos actuales que enfrentamos de enfermedades crónicas”, dijo Mitch Kanter, PhD, Director Ejecutivo del Centro de Nutrición del Huevo.

No es el colesterol sino las bacterias

Tradicionalmente cuestionados por sus consecuencias en el colesterol, un estudio publicado en el New England Journal of Medicine dice que los huevos pueden aumentar el riesgo de enfermedades del corazón debido a la forma en que se digieren.

Uno de los informes dice que la lecitina que contienen los huevos, sean revueltos o pasados por agua, aumentan el riesgo de enfermedades del corazón debido a su efecto sobre las bacterias intestinales. Los huevos no son los únicos culpables: el hígado, la carne vacuna y de cerdo tienen un efecto similar. Aunque Stanley Hazen, investigador responsable del estudio, no recomienda eliminarlos de la dieta. “No son buenas las restricciones de grupos enteros de alimentos. Los huevos, la carne y otros productos animales son parte integral en la dieta de la mayoría de la gente”. Sin embargo, su estudio demostró que durante la digestión de estos alimentos, la flora intestinal pueden generar un mediador químico que puede contribuir a la enfermedad cardiovascular.

Quizás un resquicio de esperanza para los amantes de huevo es que el riesgo que implica la lecitina está en la yema de huevo, ese villano que los médicos y científicos vapulearon siempre por su alto contenido de colesterol. Se podría evitar comiendo sólo claras de huevo, pero la Escuela de Salud Pública de Harvard acaba de señalar en otro informe que la yema de huevo tiene proteínas, vitaminas B12 y D, riboflavina y ácido fólico, excelentes nutrientes para reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

El mensaje es confuso, y el nuevo estudio parece enturbiar aún más el cuadro. La investigación, publicada en la última edición del New England Journal of Medicine, se centró en los microbios en el intestino y la sangre los niveles de ese mediador químico, una sustancia llamada OTMA (trimetilamina-N-óxido). Cada vez que ingerimos un huevo, las bacterias en el intestino ayudan a convertir la lecitina de OTMA. En el estudio, aquellos con los niveles más altos de OTMA en la sangre tenían “un riesgo 2,5 veces mayor de eventos adversos cardiovasculares” que los que tienen la menor cantidad de OTMA. Incluso entre las personas sin factores de riesgo tradicionales para la enfermedad cardíaca los altos niveles de OTMA se relacionaron con un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Se necesitan más estudios para confirmar los resultados. Mientras tanto, los expertos recomiendan las reglas de sentido común: no están diciendo “eliminar” sino “reducir” los alimentos con alto contenido de grasas y colesterol, que también reducirán la cantidad de OTMA en la sangre.

Otros estudios presentados:

  • Los huevos son parte de una dieta saludable para el corazón

Una investigación de la Universidad de Yale exploró el impacto del consumo diario de huevos enteros en hombres y mujeres con enfermedad coronaria. Los sujetos fueron asignados al azar a consumir ya sea dos huevos, ½ taza de sustituto de huevo o un desayuno alto en carbohidratos durante seis semanas como parte de su dieta típica. Los que comieron huevos enteros o sustituto de huevo no experimentaron ningún efecto negativo en el colesterol total, la presión arterial, el peso corporal o la función endotelial. La conclusión: los huevos enteros pueden ser parte de una dieta saludable para el corazón, incluso en aquellos que tienen la enfermedad coronaria.

  • Los huevos promueven cambios lipídicos favorables en personas con síndrome metabólico

Una investigación de la Universidad de Connecticut sugirió que el consumo diario de huevos enteros puede tener un efecto positivo sobre la función y la composición de colesterol HDL en adultos con síndrome metabólico. Los sujetos siguieron una dieta restringida en carbohidratos, y consumieron tres huevos por día o una cantidad equivalente de sustituto de huevo. Después de 12 semanas, los que consumieron huevos enteros experimentaron mejoras en el HDL (colesterol bueno) la composición y la capacidad de eliminar el colesterol de la sangre. Mientras que aquellos comieron tres huevos enteros al día también tuvieron HDL más bajo en triacilglicerol y superior en un componente beneficioso de las yemas de huevo (phosphatidylethanolaime). “Estos resultados apoyan aún más la idea de que los huevos sirven como alimento funcional para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular en personas con síndrome metabólico”, dijo Catherine Andersen, autora principal del estudio y estudiante de doctorado en la Universidad de Connecticut.

  • Un desayuno rico en proteínas reduce las calorías que se ingieren en todo el día

Por su parte, investigadores de la Universidad de Missouri presentaron datos que comparan los efectos de un desayuno con cereales (15% de calorías), con uno rico en proteínas de huevo y cerdo (40% de calorías) y un ayuno en la saciedad en adolescentes con sobrepeso / obesidad. El grupo que consumió huevos y cerdo en el desayuno reportó una disminución en el hambre y el aumento de la saciedad en comparación con la proteína normal y el ayuno. Las personas que comen un desayuno alto en proteínas también redujeron voluntariamente su consumo en más de 400 calorías por día durante el estudio de 12 semanas. Si bien no hubo diferencias significativas en el peso entre los grupos, los que no desayunan tuvieron un aumento significativo en el porcentaje de grasa corporal en comparación con los que comieron el desayuno normal o de alto valor proteico. Este estudio apoya los beneficios de un desayuno alto en proteínas como una estrategia de control de peso en adolescentes con sobrepeso y obesidad.


ARTICULOS RELACIONADOS
Obesidad: Cuestión de Hábitos
El Huevo
El Huevo y la Salud
En Defensa del Huevo
¿Estan Frescos estos Huevos?

Warning: embed_me.html could not be embedded.

Warning: embed_me.html could not be embedded.
Warning: embed_me.html could not be embedded.