Warning: embed_me.html could not be embedded.
Dieta del control hormonal
Sección - Dietas >>

-
En nuestro cuerpo existen diversos tipos de hormonas, listas para controlar numerosas funciones corporales, por eso es importante cuidarlas para evitar desajustes que afecten nuestra dieta, sueño y animo, entre otros.
-
CHITOSAN FIBRA ATRAPAGRASAS
carritodecompras

Melatonina, insulina, adrenalina y tiroxina, son algunas de las hormonas presentes en el organismo que controlan funciones como la actividad de los órganos completos, incluso del uso y almacenamiento de la energía en tu cuerpo.
Las hormonas llegan a todas las partes de tu organismo a través de la sangre, así se generan cambios en el metabolismo, el ritmo cardíaco, la producción de leche cuando eres mamá, también el desarrollo de los órganos sexuales, sumado a otros procesos.

Lamentablemente no depende de ti que éstas funcionen con normalidad o se alteren, lo que sí está al alcance de tus manos es poner en práctica varias medidas que te pueden ayudar a normalizarlas, evitando problemas de salud.

La doctora Josefina Vicario, pionera en Europa de la medicina Anti-Edad o “Anti-aging”, asegura que “a lo largo de nuestra vida, somos fruto de nuestras hormonas”.
Vicario explica que a los 30 a 35 años te encuentras en el momento de mayor movimiento hormonal; basta observar a las personas de esta edad que viven saludables y libres de enfermedades.
Cuando llegan a los 38 y hasta los 42, las mujeres sufren una abrupta y profunda caída hormonal, por eso muchas en esta etapa se deterioran, comenzando a manifestarse con el paso de los años.

La hormona de crecimiento hipofisaria, al decaer con la edad, origina los colgajos de la piel, las odiadas bolsas y papada. También son influyentes en el paso de los años son la aldosterona, la melatonina, la tiroxina y la DHEA.
La mencionada glándula tiroides, reguladora del metabolismo, necesita tanto frutas como verduras. La hormona del crecimiento, el cortisol, la testosterona y los estrógenos, requieren alimentos protéicos de buena calidad como la carne, pescado y claras de huevo.
Es por esto que te damos a conocer la dieta que deberías llevar para cuidar estas sustancias.

Influencia en la dieta

“Las hormonas son sustancias químicas que regulan procesos dentro del cuerpo. Hay hormonas, como la insulina, que estimulan la acumulación de depósitos de grasa y otras, por el contrario, se encargan de eliminarla. La alimentación determina la secreción de múltiples hormonas”, explica la nutrióloga Karen Salvo, de la Clínica Alemana.

Comer de manera inteligente, eligiendo alimentos que regulen el metabolismo en el punto exacto para que queme grasa, es lo que proponen las dietas del control hormonal.

“La dieta de control hormonal apunta a manejar la curva de la insulina y el glucagón, hormonas antagonistas relacionadas con el nivel de glucosa en la sangre. Cuando comes demasiado o abusas de los carbohidratos, la insulina se dispara y comienza una cadena de acciones desafortunadas: se rompe músculo, se acumula grasa. En cambio, al comer proteínas, se estimula la hormona antagonista, el glucagón, que se libera cuando los niveles de glucosa están bajos y utiliza la grasa acumulada para elevarlos”, explica María Angélica Martín, ingeniera de alimentos de la Universidad de Chile.

Existe una relación ideal que ha sido, incluso, probada en Harvard, y se basa en la proporción de ingesta de carbohidratos, proteínas y grasas que dura alrededor de 3 a 4 horas. Es decir, si comes con esa frecuencia y respetas la proporción, el metabolismo se mantiene en la zona ideal de quemar grasa”, señala Martín.

Claves para conseguir el equilibrio hormonal

1- Comer 5 veces al día, cada 4 horas. Tres comidas fuertes y dos colaciones: tanto el ayuno como los atracones disparan estas hormonas, lo que puede ocasionar problemas de salud como resistencia a la insulina, depresión y obesidad.

2- La fórmula alimentaría. La proporción ideal es ingerir en las 3 comidas principales 40% de carbohidratos, 30% de proteínas y 30% de grasas. Los carbohidratos permitidos son frutas y verduras porque son de absorción lenta, lo que evita que la insulina se dispare. Los carbohidratos prohibidos son el pan, las masas y el arroz.
Las mejores proteínas son el pollo, pavo, cortes magros de vacuno, pescado, quesillo o queso crema descremado, queso fresco, y clara de huevo. Las grasas que ayudan: son las monoinsaturadas; vegetales, como las aceitunas, el aceite de oliva, las paltas, y los frutos secos como las almendras, nueces, maní.

3- Hacer 30 minutos de ejercicio: ayuda a la metabolización de la glucosa, con ello disminuye la cantidad de insulina que debe ser secretada, lo cual estimula a que el cuerpo queme grasa.

Modelo de Dieta

Desayuno
Tortilla de clara de huevo.
Una rodaja de galleta de arroz o pan integral.
Unas láminas de jamón cocido, serrano, pastrón o fiambre de pavo.

A media mañana
Dos o tres piezas de fruta.
(Naranja, banana o plátano, frutilla o fresas, anana o piña, o alguna de la temporada).

Almuerzo
Un buen plato de verduras.
250 gramos de carne o pescado.

A media tarde
Comer frutas o un puñado de 4-5 nueces (remójalas unas 6 horas para hacerlas más digestivas).

Cena
Por la noche, finaliza el día con pescado, pollo, pavo, verdura, o ensalada.


ARTICULOS RELACIONADOS
Adelgace naturalmente con el Chitosan
Las Hórmonas y la Alimentación
¿Los alimentos tienen horario?
Tiroides y Obesidad
Cuando la Gordura nos Enferma

Warning: embed_me.html could not be embedded.

Warning: embed_me.html could not be embedded.
Warning: embed_me.html could not be embedded.