Dietas & Nutrición > Dietas

Fin de semana en la dieta: ¿recreo al descontrol?

Fin de semana en la dieta: ¿recreo al descontrol?
Los sábados y domingos comemos más y peor ¿Cómo hacer para no descontrolarse?

De lunes a viernes las actividades son más pautadas y el día está, por lo general, regido por el horario de trabajo y las actividades.

Por eso, llevar adelante una dieta equilibrada o al menos el intento de control suele ser más fácil que durante el fin de semana, donde uno se desorganiza un poco y se buscan espacios de placer y disfrute. Según un estudio de la Escuela Médica de la Universidad de Washington (EE UU), comemos más cantidad de alimentos los fines de semana que durante los días laborables, lo que unido a la tendencia a reducir el nivel de ejercicio físico durante el sábado y el domingo hace que dejemos de perder tanto peso como esperábamos.

A esto se suma que en el fin de semana tendemos a saltarnos el equilibrio alimenticio. Concretamente, otra investigación dada a conocer en la publicación Journal of Public Policy & Marketing desvelaba que consumimos más alimentos ricos en calorías, sobre todo grasas, desde la noche del viernes hasta el domingo.

Tips para cuidar tu alimentación los fines de semana:

•1. Aprovecha que tienes más tiempo. Olvida la prisa y el estrés. Puedes planear actividades recreativas y comer con más tranquilidad compartiendo con tus amigos o familiares.

•2. Come como siempre. Si lo piensas, no tiene mucho sentido pensar que tenemos dos formas de comer, sino una, saludable y con alimentos ricos y variados. Si comemos así, optaremos por continuar con alimentos que nos den energía y bienestar. Aunque los horarios cambien un poco, recuerda que el cuerpo necesita alimentos cada 4-5 horas, así que no olvides desayunar y comer refrigerios saludables.

•3. Pasa tiempo al aire libre. Espacios abiertos y en contacto con la naturaleza nos harán realizar más actividad física, nos sentiremos relajados y gracias al contacto con el sol, se producirá vitamina D.

•4. Pon atención en las bebidas. Al realizar más actividades sociales en fines de semana, recuerda consumir bebidas azucaradas con moderación o de plano elimínalas de tu esquema de alimentación saludable. Busca opciones como agua de frutas, agua simple o mineralizada si vas a reuniones o restaurantes. Recuerda que muchas de las calorías extras que comemos provienen de bebidas envasadas y/o con alcohol.

•5. No pienses en la alimentación como un switch que se prende y se apaga. Si has aprendido sobre buena alimentación recordarás que los hábitos saludables se hacen parte de tu vida de manera continua, por lo que no tienes que sentirlo como algo de lo que “descansas”.

•6. Haz compras inteligentes. Mucha gente hace sus compras para la semana en fines de semana. Recuerda no ir de compras con hambre ya que las elecciones que hacemos cuando tenemos hambre no son tan saludables. También recuerda que en los pasillos centrales del supermercado se encuentran alimentos menos saludables que en los pasillos externos. Evita pasar por ellos y prefiere alimentos siempre naturales, enteros y frescos.

•7. Si comes fuera recuerda escuchar a tu cuerpo y dejar de comer si te sientes satisfecho. Puedes compartir plato o pedir para llevar pues en muchos restaurantes sirven porciones exageradas. Prefiere opciones que contengan verdura y que sean al vapor, a la parrilla o salteados en lugar de fritos, capeados y empanizados. Recuerda elegir bebidas nutritivas y bajas en calorías.

•8. Si tienes antojo de postres cómelos, con conciencia y disfrutándolos. Elige porciones pequeñas. No están prohibidos. Si nuestra alimentación es balanceada, podremos comer postres sin sentirnos culpables. Elige dentro de ellos, los que más nutrientes te puedan aportar como las frutas. Recuerda que lo delicioso y lo saludable puede significar lo mismo.

Volver arriba Volver al Inicio