Cocina & Salud > Informes

Problemas de erección

Problemas de erección
Si sólo hace cinco o 10 años, un paciente le hubiera preguntado a su urólogo: "Doctor, esto de orinar mal, ¿no tendrá que ver con el tiempo que llevo teniendo problemas para mantener la erección?", de manera contundente, el médico le habría contestado: "Claro que no hombre, claro que no".

Varios estudios, publicados en los últimos años, demuestran que existe una fuerte relación entre los síntomas del tracto urinario inferior (STUI) y los problemas de erección. Estos dos problemas suceden con mucha frecuencia en muchos hombres mayores de 50-55 años. La primera explicación sencilla, puede ser lo que tienen en común estas dos enfermedades: la edad. A mayor edad más posibilidades de padecer problemas para orinar y también de empeorar la calidad de la erección.

Efectivamente, los estudios demuestran que estas dos condiciones aumentan juntas y por separado con la edad, es decir, son más frecuentes a medida que cumplimos años, pero ¿es la edad lo único que influye? La respuesta es no. La edad es un factor independiente, o dicho de otra manera, hay algo más que las relaciona que no es sólo la edad.

Hay varias teorías sobre cuáles pudieran ser las causas que están detrás de los problemas para orinar y la disfunción eréctil al mismo tiempo. Además, estos estudios van más allá. No sólo asocian las dos condiciones sino que parece que los problemas para orinar podrían preceder en el tiempo a los problemas de erección. Es decir, que un hombre de tuviera problemas para orinar, podría desarrollar problema de erección en los siguientes años, y sería señal de que algo no marcha bien.

Causas de la Disfunción Eréctil

La causa más común de impotencia es el daño de las arterias que provoca insuficiente llegada de sangre al pene o una “fuga venosa” que no permite que la sangre quede retenida en el pene, o también puede ocurrir una combinación de ambas cosas. Ciertas enfermedades como diabetes, aumento del colesterol, alcoholismo, esclerosis múltiple, intervenciones quirúrgicas, por ejemplo de la próstata, alteraciones de la médula espinal, y otras más, pueden ocasionar impotencia al lesionar arterias, venas y nervios.

Entre los medicamentos que pueden provocar impotencia como efecto colateral, se encuentran los antihipertensivos, antihistamínicos, tranquilizantes, los supresores del apetito, la cimetidina (que se usa para la úlcera gástrica) y otras.

Es importante tener en cuenta otras causas como por ejemplo el tabaquismo que disminuye el flujo de sangre en las arterias y factores hormonales, como la producción insuficiente de testosterona, que es la hormona sexual masculina.

No podemos dejar de mencionar los factores psicológicos como Estrés, ansiedad, sentimiento de culpa, depresión, baja autoestima, que también pueden originar una disfunción eréctil. Es importante mencionar que dichos factores psicológicos, en la gran mayoría de los pacientes, aparecen como consecuencia de las causas orgánicas, lo que provoca cada vez mayor ansiedad y relaciones cada vez más esporádicas.

Tratamiento de la Disfunción Eréctil

El Dr. Crisponi, Director Medico de Alimentación Sana, trata la disfunción eréctil uniendo la Homeopatía con la Medicina Tradicional China pero previamente tratando la Prostatitis Crónica, que siempre está presente en los Trastornos Urinarios, con medidas higiénicos- dietéticas que van desde una alimentación natural y saludable, una detoxificación y desparasitación y empleando distintos medicamentos, desde antibióticos hasta inmunomoduladores.

Volver arriba Volver al Inicio