Warning: embed_me.html could not be embedded.
Dieta: ¿Cómo y cuánta agua tomar?
Sección - Comida y Salud >>

-
Las dietas rigurosas producen una deficiencia de hierro en la sangre, lo cual afecta la producción de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno por el cuerpo.
-


La sed puede disfrazarse de hambre, por lo que quienes están a dieta deben mantenerse hidratados para cumplir su meta. Para lograr un descenso de peso adecuado, nuestro organismo tiene que funcionar correctamente y la hidratación juega un papel muy importante.

¿Quién necesita mas agua, los delgados o los que tienen sobrepeso?

Todo el que este pasado de peso tiene mas grasa que metabolizar. Como el agua ayuda en el proceso metabólico, es lógico que la persona gruesa requiere más agua. También ayuda a mantener la tonicidad muscular y a evitar que la piel se torne flácida después de perder peso.

Cuando los pies, manos, piernas y párpados se hinchan, sabemos que el cuerpo está reteniendo líquidos y esto puede ser por tres causas: consumo excesivo de sal, insuficiencia renal y la más frecuente ,. falta de agua en su ingesta diaria. Esto es porque el organismo en una respuesta de
autodefensa, al no recibir suficiente agua, retiene la poca que tiene.
Es muy conocido que el agua ayuda en el estreñimiento y en la eliminación de toxinas.

¿Cuánta agua es suficiente?

Una persona de estatura promedio y peso normal necesita dos litros al día . En las personas gruesas agregar un litro por cada 11 kilos extras
El organismo asimila más fácilmente el agua fría que el agua a temperatura ambiente.

La cantidad de agua que tu cuerpo necesita depende del estilo de vida que tengas: de tu actividad física, de tu dieta y de otros factores ambientales como el clima y la altitud del lugar en el que vives. En general, se recomienda tomar entre 2 y 3 litros de agua por día (de 8 a 10 vasos), especialmente en el verano, cuando hace más calor y tienes más riesgo de deshidratarte.

Para saber si estás lo suficientemente hidratado(a), puedes tomar como referencia tu orina. Si es demasiado amarilla y te da mucha sed, entonces necesitas evaluar la cantidad de agua que tomas y aumentarla.

Además del agua, hay otras opciones para mantener hidratado a tu cuerpo. Las principales son las frutas como el melón, las naranjas y los cítricos en general. Les siguen las verduras como la lechuga romana, el apio, el pepino y los tomates. Las sopas y otros alimentos como los yogures también son buenas fuentes de hidratación.

Por el contrario, las bebidas azucaradas no son recomendables, y también se aconseja eliminar el alcohol de la dieta si lo que buscas es mantener hidratado a tu cuerpo.

¿Haces ejercicios? ¡Hidrátate!

La práctica de ejercicios incrementa la tasa de sudoración, lo que aumenta la pérdida de agua del organismo. Esta condición se potencia si la temperatura y humedad ambiente son elevadas, como puede ocurrir en un día típico de verano al ejercitarnos al aire libre.

Para que el mecanismo de termorregulación (que permite mantener una temperatura corporal adecuada) funcione correctamente, es imprescindible que la cantidad de líquido que se pierde por sudor sea recuperada. Debemos recuperar gota a gota lo perdido para que nuestro cuerpo pueda mantener la temperatura que necesita. El mejor consejo es tomar un vaso de agua cada 15 ó 20 minutos de actividad.

Qué comer y/o beber antes, durante y después de la actividad física es un dato que todos las personas físicamente activas deberían conocer. Y está ligado a la fisiología de nuestro cuerpo cuando está en movimiento. Se estima que para nuestro requerimiento base de agua necesitamos 1cc. de agua por cada caloría que nos aporta una dieta. Así, si nuestra ingesta contiene 2.000 calorías por día necesitaremos tomar 2 litros de agua. Además, hay que sumar las pérdidas por sudor que dependerán de muchos factores como el clima, la intensidad del ejercicio y el tamaño corporal, entre otros.

Las bebidas deportivas (formuladas con carbohidratos y sales minerales) deben tenerse en cuenta cuando el tiempo e intensidad del entrenamiento lo requieran.

Tips para hidratarte

  • Elegir agua natural o mineral como base de la hidratación. La bebida base para hidratarnos es el agua pero, muchas veces, por un tema de gustos y hábitos no formados desde pequeños, las personas se rehúsan a beberla. 
  • Tener una botella de bebida en la oficina y obligarte a tomarla antes del mediodía.
  • Dividir la toma total diaria de un mínimo de 2 litros en botellitas de 500 cc. Así, será más fácil organizarte y no sucumbir ante la  idea de fiaca o pereza que da tener que tomar esta amplia cantidad de líquido. 
  • Hidratarte antes de sentir sed, ya que esta es un mal indicador de la falta de líquido. Cuando la sentimos significa que, en alguna medida, ya estamos deshidratados.
  • Tomar una mayor cantidad de agua fuera de las comidas. Hacerlo junto con los alimentos entorpecería el trabajo digestivo.
  • Las infusiones que bebemos por la mañana o la tarde no cuentan dentro del mínimo requerido, ya que son un extra.

ARTICULOS RELACIONADOS
Guía para una alimentación Completa
Conocimiento básico para realizar una Dieta completa
Nutrición Completa con Alga Spirulina
Vegetarianos Bien Alimentados
Alimentación no significa Nutrición

Warning: embed_me.html could not be embedded.

Warning: embed_me.html could not be embedded.
Warning: embed_me.html could not be embedded.