Cocina & Salud > Cocina

Café frío: la nueva tendencia

Café frío: la nueva tendencia
Conoce las mejores recetas para preparar esta bebida, su sabor, aroma y textura te ayudarán a refrescarte en los días calurosos.

La calidad del buen café se registra en cualquier método, aunque en su versión caliente atrapa más el aroma y el sabor porque al servirse de inmediato quedan relevantes sus atributos. Claro que, aunque se sirva frío, se prepara en caliente.

Hay café en grano, molido, tostado natural, torrado, instantáneo común o liofilizado, en saquitos, cápsulas, normal o descafeinado, de único origen o en blends de diferentes especies, puro o con aditivos y saborizantes. Si se consume en grano, lo mejor es molerlo en el momento. Si dice torrado es café tostado con azúcar. Si se compra molido, verificar para qué uso está recomendado. Siempre se deben cerrar bien los envases para que el café no pierda sus condiciones.

En general, cualquier café que se prepara caliente se puede servir frío.

El instantáneo común es tostado, pulverizado y se centrifuga y seca con aire a altas temperaturas para quitarle la humedad. Se rehidrata cuando se le agrega el agua. En el café liofilizado ese proceso se realiza por congelamiento. En cuanto a las cápsulas, cada marca opera con una máquina diseñada para cada sistema (si está por comprar una, averigüe si viene con la opción de café frío). Otras marcas de café ya disponen de preparados instantáneos para prepararlo frío.

Café helado para todos

El café frío ya es un clásico de verano. Pero su modo de elaboración varía considerablemente, desde el vietnamita filtrado con leche condensada, hasta el solo con hielo, espresso servido junto a un vaso con cubitos habitual en España, o el famoso frappé griego.

El frappucino, gran éxito de Starbucks, lleva años conquistando a los paladares más golosos y hoy en día es frecuente encontrar en muchas cafeterías frappés y combinados de este estilo durante todo el año. En los últimos años, sin embargo, se han puesto de moda formas heladas de las habituales bebidas con café, cappuccinos, mochas, lattes en versión veraniega.

El café infusionado en frío largas horas ha irrumpido como novedad. Puede elaborarse sumergiendo el café en agua para luego filtrarlo o utilizando cafeteras que a través de un lento goteo regular extraen delicadamente la bebida. Estas últimas pueden convertirse en las cafeterías en ornamentales artilugios que permiten lucir un lento trabajo de precisión. Este método destaca las notas más dulces y afrutadas, es de bajo amargor y una acidez suave.

Otra alternativa es la elaboración del café filtrado directamente sobre el hielo. El resultado será diferente a la del café caliente refrigerado. El aroma, los sabores más frescos e intensos y la acidez más deseable del café estarán presentes con este método.

Distintas características pero un mismo fin, la búsqueda de un sabor puro y auténtico.

No te pierdas de probar Green Capuccino



RECETAS ESTRELLAS

Para hacer un café helado necesitas:

•Preparar un café un 50% más fuerte de lo normal
•Hielo
•Un vaso largo por persona

TIPS IMPORTANTES:

Secreto para preparar un buen café helado: Primero y una vez que tengas el café caliente agrégale azúcar mientras esté caliente (nunca lo hagas cuando está frío ya que el azúcar no se disuelve de igual manera). Una vez que tengas tantas tazas de café como personas quieres agasajar vértelas en una jarra y guarda el café en la heladera por un par de horas hasta que se enfríe. ¿Por qué debemos enfriar el café? Muy simple, porque mucha gente saca el café caliente y le pone hielo, lo que hace que el hielo se convierta en agua automáticamente y no enfríe el café sino que lo termina volviendo muy aguado. Por eso mismo es necesario tener muy frío el café para luego sí servirlo con hielo y un sorbete. Una buena idea con toque de original: Ponerle una bocha de crema chantilly batida encima del vaso, le da un toque de nivel y un gusto particular. Hay quienes le agregan también semillas, nueces, canela o salsas heladas, según los ingredientes de su preferencia.

Café Frappé (café frío griego)

INGREDIENTES:

•1 cucharadita de café soluble (o 2, depende cuanto te guste el café)
•2 cucharadas de azúcar
•Unas cucharaditas de cacao en polvo a gusto
•Agua
•Leche condensada
•Hielo
•1 vaso alargado

PREPARACIÓN:

Se pone el café y el azúcar en el vaso, se llena el vaso de agua aprox. unos 2 cm y se bate, esto puede hacerse con un batidor de mano o en su defecto con una batidora en la que se puedan hacer batidos, como una batidora de vaso o similares. Una vez se tiene la espuma, se rellena el vaso con agua. Luego se le agrega la leche, los cubos de hielo, se mezcla un poco a modo de intégralos un poco, no mucho (que se noten los contenidos). Y por ultimo el cacao en polvo por encima. Un sorbete y estamos listos para disfrutar de un buen Café Frappé Griego.

Café Moka Frío

INGREDIENTES:

Porciones 4

•1½ tazas (375 ml) de café frío
•2 tazas (500 ml) de leche semidescremada
•3 cucharadas de chocolate derretido
•2 cucharadas de azúcar

PREPARACIÓN:

•Vierte el café frío a una charola para cubos de hielo. Congela durante toda la noche o hasta que se formen los cubos.
•Licua los cubos de café, leche, chocolate y azúcar en una licuadora hasta lograr una consistencia suave.
• Vierte dentro de los vasos y disfruta.

Volver arriba Volver al Inicio