Cocina & Salud > Salud & Alimentos

Cómo tratar las úlceras

Cómo tratar las úlceras
Esa pequeña herida que llamamos úlcera se desarrolla cuando se alteran los mecanismos de defensa que protegen del jugo gástrico al estómago (úlcera gástrica); al duodeno, porción del intestino delgado más próximo al estómago (úlcera duodenal) o al esófago (úlcera esofágica).

Un tipo de bacteria llamada Helicobacter pylori (H. pylori) causa muchas úlceras. El ácido y otros jugos producidos por el estómago pueden contribuir a la formación de úlceras al quemar el tejido de revestimiento de su tracto digestivo. Esto puede ocurrir si su cuerpo produce mucho ácido o si el tejido de revestimiento de su tracto digestivo está dañado de algún modo. La tensión (estrés) física o emocional puede ayudar a ocasionar úlceras.

Los medicamentos antiinflamatorios también pueden ocasionar úlceras. A pesar de que la mayoría de las personas tomen estos medicamentos sin ningún problema, su uso a largo plazo puede dañar el tejido de revestimiento del estómago y ocasionar úlceras. Los medicamentos antiinflamatorios incluyen la aspirina, el ibuprofeno (nombre de marca: Motrin), naproxeno (nombre de marca: Aleve), ketoprofeno (nombre de marca: Actron, Orudis KT) y algunos medicamentos que se obtienen con prescripción para la artritis.

Síntomas posibles:

• Se siente mejor cuando come o toma líquido, y luego peor una o dos horas después (úlcera duodenal).
• Se siente peor cuando come o toma (úlcera gástrica)
• Tiene dolor de estómago que le despierta durante la noche
• Siente llenura pronto
• Una sensación de pesadez, hinchazón, ardor o dolor sordo en su estómago.
• Vómito
• Pérdida de peso
• La dieta no puede curar la úlcera, pero si supone un tratamiento complementario a la terapia médica y farmacológica, ya que consigue evitar la irritación de la mucosa digestiva inflamada, suprimir el reflujo de jugos ácidos de estómago a esófago y disminuir el impacto y la secreción gástrica ácida, lo que favorece su cicatrización y la resolución de sus síntomas

La respuesta Dietética

La dieta varía en función de la persona y de la evolución de la enfermedad; úlcera en etapa aguda o en la que se manifiestan sus síntomas (necesita de una alimentación bajo control de especialistas), úlcera en etapa de remisión o de evolución favorable y úlcera en fase de estado (cuando no hay síntomas).

Recomendaciones Dietéticas (en etapa de remisión)

• Llevar a cabo una alimentación lo más variada posible, excluyendo tan solo temporalmente aquellos alimentos que crean molestias y los que aumentan la acidez o irritan la mucosa gástrica. No limite su dieta más de lo necesario.
• Distribuir la alimentación en tres o cuatro tomas (desayuno, comida, merienda y cena). Se puede incluir una colación a media mañana, según horarios.
• No ingerir comidas abundantes, pesadas o copiosas, comer lentamente y masticar bien.
• No comer alimentos sólidos o líquidos justo antes de ir a la cama, dejar pasar al menos dos horas.
• No es aconsejable la toma frecuente de lácteos (véase 'alimentos aconsejados').
• Preferir alimentos jugosos que apenas precisan grasa ni cocción prolongada.
• No incluir temporalmente los alimentos ricos en fibra (verduras y legumbres cocinadas enteras, cereales integrales, frutos secos y frutas secas).
• Excluir los alimentos muy salados o condimentados y las conservas en escabeche.
• Sustituir el café, el descafeinado y el té (estimulan la secreción gástrica) por achicoria, malta o infusiones suaves (romero, salvia, manzanilla, etc.), excepto de menta piperita si hay reflujo, ya que relaja el esfínter del esófago.
• No tomar bebidas gaseadas.
• No consumir cantidades excesivas de azúcar.
• En algunas personas que padecen acidez los derivados del tomate (salsas) y el zumo de cítricos pueden causarles molestias.
• Evitar los alimentos muy calientes o muy fríos ya que provocan irritación.
• Progresivamente incluir alimentos nuevos hasta llegar a una alimentación normal (fase de estado) y de acuerdo a las indicaciones de dieta equilibrada.

Alimentos Aconsejados

Leche y lácteos: No es aconsejable durante la etapa de remisión la toma frecuente de lácteos debido a que aumentan la secreción de ácido gástrico a las 2-3 horas tras su ingesta. Esta es una recomendación temporal, por lo que no hay que preocuparse por un posible déficit de calcio, ya que en fase de estado, la dieta deberá incluir de nuevo la cantidad adecuada de este grupo de alimentos.

Carnes, pescado, huevos y sus derivados: Carnes con poca grasa, pescado blanco y azul cocinado con poca grasa, huevos revueltos o en tortilla o escalfados o pasados por agua, fiambre de pollo o pavo.

Cereales, patatas y legumbres: Todos salvo los indicados en "alimentos limitados". En relación con las legumbres, se aconseja cocinarlas sólo con arroz o patata y verduras, y si aún así no sientan bien, pasarlas por el chino o el pasapurés para eliminar los hollejos y mejorar su digestibilidad y tolerancia.

Verduras y hortaliza: Suelen sentar mejor los purés que las verduras cocinadas enteras.

Frutas: Frescas muy maduras no ácidas, batidas, asadas, en compota o en puré.

Bebidas: Agua, caldos diluidos e infusiones suaves (salvo las indicadas en alimentos limitados)

Grasas: Aceite de oliva y semillas (girasol, maíz, soja...), mantequilla y margarinas vegetales, en crudo se toleran mejor.

Alimentos Limitados (Consumir en pequeñas cantidades)

Leche y lácteos: Leche condensada, quesos fuertes (grasos, muy maduros o fermentados).

Carnes grasas: fibrosas como el conejo, carne cocida dos veces o muy condimentada, embutidos grasos y vísceras, huevos duros, pescados en escabeche o en salazón (bacalao, arenques).

Cereales: Pan fresco recién horneado tipo baguette (fermenta en el estómago y crea molestias), cereales integrales, muesli (con frutos/as secas), galletas rellenas o bañadas con soluciones azucaradas o chocolate, etc.

Legumbres: Cocidas con tocino, chorizo..., según la tolerancia de cada persona.

Verduras: Evitar las flatulentas (col, coliflor, repollo, coles de Bruselas, alcachofas, cebolla y pimiento en crudo, etc.) y las ensaladas, aunque depende de la persona, ya que lo que a unos sienta bien a otros no y viceversa.

Frutas: La fruta no madura y cruda, frutas ácidas, fruta en almíbar, frutas desecadas, frutas confitadas.

Bebidas: Café, descafeinado y té, bebidas con extractos de café o de guaraná, bebidas con chocolate, bebidas con gas y todas las bebidas alcohólicas (irritan la mucosa gástrica y aumentan la acidez).

Grasas: Nata, manteca, tocino y sebos.
Otros productos: Extractos para sopas en cubitos, caldos concentrados, miel, fritos grasos, pastelería y repostería, chocolate, frutos secos, salsas picantes, helados y sorbetes (el contraste de temperaturas frío-caliente, irrita la mucosa digestiva).

Respuesta Natural: Sangre de Drago

La sangre de drago se ha mostrado efectiva en el tratamiento de las úlceras gastroduodenales, al inhibir el crecimiento del Helicobacter pylori. Este producto natural es un látex rojo proveniente de un árbol de la amazonía Croton lechleri. Una serie de estudios en diversos países han comprobado las cualidades cicatrizantes de la Sangre de Grado. Asimismo se ha comprobado el efecto antiulceroso en estudios científicos, indicando que su efecto es complementado por un efecto protectivo de la mucosa gástrica.

Su toma recomendada son 2 a 5 gotas, dependiendo su pureza, en el caso de úlceras crónicas por un período de 1 semana máximo 15 días. La forma de tomar es en ayunas disuelto en un poco de agua. También muy recomendado tomar el almidón de la papa rallada (disuelto en agua) con gotas de sangre de drago.

Consejos generales para hacer que su úlcera sane

• No fume
• Evite los medicamentos antiinflamatorios tales como aspirina e ibuprofeno.
• Evite la cafeína y el alcohol, o sólo tómelos en pequeñas cantidades y con el estómago lleno.
• Evite las comidas condimentadas si le causan acidez estomacal.
• Evitar el estrés, aprender a relajarse y a llevar a cabo un ritmo de vida más sano.

Volver arriba Volver al Inicio