Gastan fortuna en tiempo y dinero invertidos en encontrar los productos deseados entre los cuales se encuentran:

•Vegetales especiales que fueron sustraídos del uso de pesticidas y herbicidas
•Productos naturistas importados, difíciles de conseguir y de altísimo costo
•Alimentos de origen únicamente biológico (no transgénico ni artificial) ecológicos o dietéticos
•Algunos investigadores comparan la obsesión por comer sano con la obsesión producida tanto en la anorexia como en la bulimia.

Se culpan o arrepienten cuando no comen productos "puros" Le dan mayor importancia a la calidad de los alimentos que al placer por ingerirlos llegando a comer numerosas cantidades de alimentos por los cuales no llegan a sentir gusto alguno.

Se niegan a comer en sitios donde no puedan personalmente supervisar la preparación y el origen de los ingredientes para evitar ser intoxicados existiendo personas que solo comen en sus casas donde pueden realizar los ritos necesarios para descartar ser envenenados con conservantes, carne no biológica o tomates clonados.

Actualidad

Actualmente se piensa a la Ortorexia como una nueva categoría dentro de los trastornos de la alimentación. Si en la bulimia y la anorexia el problema es cuanto comer, en la Ortorexia la preocupación esta puesta en el "qué comer": en la calidad del alimento a ingerir.

Aunque aparezcan como entidades separadas, los síntomas de la anorexia, la bulimia y la flamante Ortorexia pueden darse variados en una misma persona, formando parte de los diferentes momentos del trastorno alimentario. Una vez más, las causas psicológicas son un factor elemental a tener en cuenta para prevención. Si bien el temor a ganar peso no parece ser de suma importancia en este caso, podría pensarse al temor por " lo impuro o la intoxicación" como un nuevo disparador que nos lleva a volvernos obsesivos por lo que comemos. Preguntarse por qué otros temores tenemos sosteniendo este temor que puede resultar "irracional" es un buen camino para empezar a superar los círculos viciosos que nos lastiman en estas problemáticas.

Aunque todavía no están lo suficientemente contrastados, ya existen algunos criterios propuestos por Bragman para el diagnostico de la Ortorexia como ser:

· Dedicar más de 3 horas al día a pensar en su dieta sana.
· Preocuparse más por la calidad de los alimentos que del placer de consumirlos.
· Disminución de su calidad de vida conforme aumenta la pseudocalidad de su alimentación.
· Sentimientos de culpabilidad cuando no cumple con sus convicciones dietéticas.
· Planificación excesiva de lo que comerá al día siguiente.
· Aislamiento social provocado por su tipo de alimentación.

Cuando pensamos en patología o trastorno lo que cuenta es el grado de perdida de bienestar y equilibrio que una conducta puede ocasionarle a la persona. A su vez, se evalúa el factor riesgo que pueda tener una conducta tanto para nuestra salud física como mental.

Obsesiones como estas y muchas otras llevan a la persona a detenerse y dedicar horas a actividades como por ejemplo la búsqueda de un determinado alimento. Llega un punto en que no esta permitido disfrutar de situaciones placenteras como ser el ir a comer una pizza con amigos trasformando lo que al comienzo fue un cambio saludable en un sin fin de prohibiciones y requerimientos.

Además , ponemos en riesgo nuestro cuerpo cuando decidimos no ingerir ciertos nutrientes esenciales contenidos en alimentos como ser carnes o productos que contiene lípidos o grasas sin reemplazarlos correctamente por otros adecuados a las necesidades nutricionales del organismo.

Vale una reflexión: La Ortorexia , al contrario de lo que su nombre en latín significa no es causada por un "comer sano" sino por un "comer obsesionado " que es muy diferente a elegir una alimentación equilibrada y natural , contando con la información necesaria como ser la de un profesional para evitar descuidar nuestra salud.

Volver arriba Volver al Inicio