Dietas & Nutrición > Nutrición

Mucha pizza y poca ensalada

Mucha pizza y poca ensalada
Somos lo que comemos, y parece que los jóvenes de hoy quieren imitar el estilo de vida estadounidense, véase: comida rápida, poca fruta y menos verdura.

Según los resultados de un estudio, la dieta escolar es muy poco saludable, algo en lo que también se insistirá en el tercer simposio internacional bienal 'Cinco al día' que comenzará mañana en Berlín.

La ingesta reducida de frutas y verduras da lugar a un mínimo de 2,7 millones de muertes al año en todo el mundo, según el Informe sobre la salud en el mundo 2002. Además de prevenir las patologías crónicas, una ingesta adecuada de frutas y verduras corrige las carencias nutricionales y aumenta la resistencia a las enfermedades infecciosas.

A pesar de las recomendaciones a nivel internacional y que muchos estados hacen sobre la alimentación, los jóvenes que comen en las cafeterías o bares cerca de sus colegios suelen consumir más pizzas que verdura, según los resultados de un estudio, publicado en Preventive Medicine, sobre la alimentación de los escolares.

"Estimamos que como media los estudiantes consumieron unos 26 gramos de grasas totales en el horario escolar, un 30% más que los 20gr recomendados, y un 14% más de las grasas saturadas aconsejadas", comenta James F. Sallis, doctor de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos).

Después de valorar la alimentación de los escolares de 24 institutos de San Diego, se calculó la cantidad de grasas totales y saturadas servidas en los desayunos y almuerzos de bares del entorno, en los menús a la carta, en la comida comprada en tiendas y en las bolsas traídas de los hogares de los estudiantes. También se realizaron entrevistas a los escolares sobre su elección diaria de menús.

Alimentación a la carta, la mejor opción

Los bares o cafeterías son las que proporcionan más alimentos grasos a los estudiantes (31,1gr en los almuerzos y 14,4gr en los desayunos), a éstas les siguen la comida que los propios escolares se llevan al instituto (una media de 20gr de grasa), y por último cuando la comida es a la carta la media de grasa es de 13,1gr.

Las guías sobre alimentación recomiendan comer 65 gramos de grasa al día. Estudios previos han sugerido que los estudiantes toman un 33% de su alimentación en el colegio, lo que significa que sólo deberían consumir 20gr de grasa en su dieta diaria escolar.

"Creemos que los estudiantes pueden elegir la opción con mayor contenido graso, la pizza sobre la ensalada del chef, durante su almuerzo en el bar, lo que hace que el almuerzo tenga un 30% más de calorías provenientes de las grasas", comenta el Dr. Sallis.

"Para nuestra sorpresa las bolsas de los estudiantes tenían poca grasa. Esto hace pensar que los chicos están eligiendo sabiamente cuando ellos empaquetan su almuerzo", añade Michelle Zive coautora de la investigación.

También se observó una relación entre el nivel económico y los alimentos cuando se tomaban a la carta, de tal manera que los estudiantes más pobres tienen a tomar comidas más grasas.

Los investigadores sugieren que los colegios deberían introducir versiones de comidas populares con menos grasa, reducir el precio de los alimentos bajos en grasa, introducir más opciones sanas y supermercados con alimentos creativos bajos en grasa.

Volver arriba Volver al Inicio