Warning: embed_me.html could not be embedded. Falsedades en la Alimentación Alimentacion Sana
 
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Falsedades en la Alimentación

.
1
Subtítulos
El interés creciente que muestra la sociedad por la alimentación va acompañado de numerosas recomendaciones dietéticas procedentes de muy distintas fuentes.

La mayoría están basadas en mitos y creencias irracionales que olvidan los principios establecidos por la investigación científica de la nutrición y, en algunos casos, se contraponen a los conocimientos sólidamente documentados con los que se cuenta en la actualidad.

Debido a que alimentarse es un hecho tan biológico como cultural, hay una gran diversidad de opiniones y creencias al respecto. La mayoría carecen de fundamento y tienden no sólo a confundirnos sino también a perder esfuerzos y postergar el diagnóstico y tratamiento en manos de un real especialista.

Despeje sus Dudas

Mezcla de hidratos de carbono y proteinas: es falso de que esta combinación de nutrientes aumente la cantidad de calorías, o sea peligrosa, o no recomendada en tratamientos para bajar de peso.

Consumo de agua: existe consenso científico en promover el consumo de aproximadamente 2 litros de líquidos totales al día, incluyendo agua potable o mineral dependiendo de cada caso en particular.

Poductos diet y light: no existen legalmente por lo que no están definidos con exactitud. Lo anterior significa que cualquier producto puede atribuirse cualidades dietéticas que no tienen, por lo que debemos leer la rotulación de los alimentos y en caso de dudas consultar, ya que existe mucha publicidad engañosa al respecto.

La fruta no engorda, o engorda: Falso, ya que el aporte de calorías de la fruta va a depender del tipo y cantidad de frutas consumidas diariamente.

El chicle baja de peso: falso; desgasta el esmalte dental y provoca un efecto rebote de aumento de apetito al estimular las terminaciones nerviosas que se encuentran en nuestra cavidad bucal.

La marraqueta no engorda: En verdad "es uno el que engorda"; pero hablemos en serio: el consumo de pan sí se asocia a obesidad, ya que cada pan equivale a aproximadamente 260 calorías por lo que su consumo debe ser moderado. Es frecuente detectar personas con un fenómeno de comer compulsivo de pan, y que por el índice glicémico de éste, además presentan un mayor riesgo de presentar diabetes en el largo plazo, si es que además existen antecedentes genéticos.

Los edulcorantes producen cáncer: No existen estudios serios que demuestren que los edulcorantes en dosis recomendadas presenten riesgo de cáncer en humanos.

Evitar hidratos de carbono: de ninguna manera esto es recomendable, ya que se corre el riesgo de presentar alteración en neurotransmisores cerebrales como serotonina, y desencadenar, especialmente al final de la tarde, crisis de comer compulsivo de pan, galletas, golosinas u otros alimentos ricos en hidratos de carbono y grasas.

Dietas ricas en proteinas: las proteínas son fundamentales en una dieta equilibrada pero deben ser consumidas con moderación, ya que su exceso puede provocar un desgaste peligroso de la función renal, y en algunas personas, un mayor riesgo de gota o cálculos renales.

Es necesario tomar leche: sí ya que el principal aportador de calcio de la dieta son los lácteos por lo que deberemos ingerir estos productos hasta el fin de nuestras vidas, evitando lácteos ricos en grasas.

Las carnes diet no engordan: Falso, ya que no existen estudios serios que certifiquen esta condición, y además es fundamental la cantidad y tipo de carne consumida para evaluar esto con certeza.

Dieta de las estrellas: contiene diversos errores como la eliminación de hidratos de carbono, o el consumo libre de sustancias con alto nivel de grasa. Puede provocar trastornos depresivos o alimentarios como bulimia o anorexia. No debe hacerse por los riesgos que presenta, entre los que también se cuenta el efecto rebote.

Preguntas y Respuestas

¿Cuál es la relación del huevo con el colesterol? El huevo es un alimento rico en colesterol, sobre todo la yema. Existen múltiples estudios que indican que el colesterol del huevo no modifica los valores del colesterol sanguíneo; por lo tanto, se puede consumir tres o cuatro veces a la semana aunque el colesterol esté por encima de los niveles normales.

¿Cuando se tiene el colesterol elevado es menor comer sólo la clara del huevo? Tener el colesterol alto no debe ser motivo para comenzar a realizar dietas estrictas o exóticas. No hay motivo para comer sólo la clara aun cuando la yema es rica en colesterol. No existe ningún estudio que haya demostrado que el consumo de la yema sea un factor decisivo en la elevación de las cifras del colesterol. Además, los nutrientes que contiene la yema son importantes para lograr una alimentación bien balanceada.

¿Los niños deben comer huevo todos los días? El pico más alto en el desarrollo cerebral de los niños ocurre en los dos últimos meses de vida intrauterina y concluye hacia los seis años de edad. La calidad de la nutrición en esta época define el grado de perfección con que se realiza este proceso. Por esto se aconseja el consumo de un huevo diario después de los seis meses de edad.

¿El huevo daña el hígado de los niños? Esta es una afirmación totalmente falsa, pues el huevo es el alimento de la naturaleza con el mayor y mejor valor nutritivo.

¿El huevo crudo es útil para los deportistas? La práctica de agregar un par de huevos crudos al jugo del desayuno no sirve para nada. Para que el huevo sea nutritivo, requiere siempre cocción. Consumir huevos crudos equivale a botarlos a la basura.

¿Cuántos huevos diarios debe consumir una mujer embarazada? Como el huevo es el alimento por excelencia, se debe consumir mínimo uno diario; al finalizar el embarazo se aconseja continuar el consumo diario, ya que las demandas nutricionales durante la lactancia son aun más altas que en el embarazo.

¿Los adultos necesitan consumir huevo todos los días? El consumo de un huevo diario por parte de los adultos aporta a la dieta una proteína de alto valor biológico de bajo costo. Si se utiliza en preparaciones bajas en grasa, contribuye a aportar pocas calorías y buen valor nutritivo.

¿Se pueden consumir alimentos fritos? Sí. Consumidos esporádicamente no hacen daño, pero lo importante es no abusar de ellos, pues cocinar los alimentos en aceite aumenta la cantidad de calorías que se consumen, lo que puede ocasionar aumento de peso; además, el abuso en el consumo de alimentos fritos es el responsable de la formación de cálculos en la vesícula y de la acumulación de colesterol en las arterias. Nunca se debe reutilizar el aceite que ha sobrado, pues este se convierte en una grasa de pésima calidad, al modificarse la composición del tipo de grasa que forma el aceite.

¿Se puede utilizar sin restricción el aceite de oliva? Este contiene la misma cantidad de calorías que los demás aceites. La diferencia radica en el tipo de grasa que lo compone, pues esta es muy poco saturada y evita la formación de placas en las arterias. Por esto se le considera un aceite saludable, pero no se debe abusar de su consumo, pues en exceso puede producir acumulación de calorías, que se traduce en exceso de peso.

¿Debo hervir la leche? La única leche que debe hervirse es la que se compra cruda, es decir, sin haber sufrido ningún proceso. Si se hierve, pierde el proceso al que han sido sometida y, por ende, el valor nutricional.

¿La leche caliente ayuda a conciliar el sueño? Sí, pues contiene un aminoácido llamado triptofano que, entre otras funciones, induce el sueño. Claro que este truquito debe ir acompañado de una buena higiene de sueño, que consiste en encontrar un sitio cómodo, con buena temperatura y libre de ruidos.

¿No se debe mezclar leche con frutas? No existe ningún estudio serio que haya encontrado una razón para no hacer esta mezcla. La única explicación sería que la mezcla, como, por ejemplo, un jugo en leche, presente aumento en la producción de gases o distensión en el abdomen, seguramente como consecuencia de la leche, mas no de la mezcla.

¿Es malo mezclar harinas? Este es un mito que carece de fundamento científico. La mezcla de harinas (arroz y papa) no tiene ningún misterio; el problema está en conocer adecuadas, dependiendo de la edad, peso, talla y condición física de cada individuo.

¿El aguacate disminuye el colesterol? Como el aguacate contiene muchas grasas insaturadas, ayuda a eliminar o regular el nivel de colesterol en la sangre y favorece la formación del colesterol bueno, llamado HDL. Este colesterol se encarga de transportar el colesterol malo al hígado, desde donde es eliminado a través de la bilis.

En todo caso, lo que necesita hoy es que la ciencia realice una mayor difusión que desmienta esas relaciones erróneas que se atribuyeron y aún se hacen a la comida y a su influencia sobre la salud y el comportamiento humano.

Bibliografia: "Mitos y realidades de los alimentos" de la nutricionista Adriana Zuleta Franco. Grupo Editorial Norma.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-