Cocina & Salud > Salud & Alimentos

No apto para estómagos sensibles

No apto para estómagos sensibles
Nos interesamos en cuánto comer, cómo comer, cuándo comer, qué comer, etc. Pero ¿nos hemos puesto a pensar que también necesitamos oxígeno?

Como sabemos, la comida rápida es originaria de USA, y todo lo que se explica es un reflejo de la sociedad americana utilizando como nexo de unión el tipo de comida que consumen.

El libro es gordo y bastante denso, se vende como un tratado sobre la comida rápida desde su cuna hasta la actualidad, y va analizando la cultura donde surgió, los condicionantes económicos, la forma de producción, el marketing empleado, las relaciones laborales y multitud de cosas más que acabas sorprendido del nivel de investigación minuciosa al que ha llegado el autor, todo ello de forma muy amena, con un orden lógico y una explicaciones basadas en datos y testimonios.

Uno de esos datos nos dice que los americanos gastan hoy en día más en comida rápida que en enseñanza, ordenadores, coches nuevos, música o lectura. El autor se plantea demostrar que la industria de la comida rápida es la responsable de la mayor parte de los problemas sociales en USA (pobreza, explotación laboral, accidentes laborales, corruptelas políticas, maltrato a los animales, contaminación, obesidad, vacas locas, intoxicaciones) y que el precio que realmente se paga no es el que figura en el menú. Parece una idea exagerada pero después de leer el libro es plenamente creíble.

La “maldad” de esta industria se observa en la especial atención que dedican a los niños. Schlosser demuestra que todas las industria hacen estudios para conocer las apetencias y el funcionamiento del niño para logra fidelizarlo como cliente y dirigirles exclusivamente las campañas de publicidad. Esta estrategia llamada “de la cuna a la tumba” fue comenzada por McDonald’s y Disney, hoy en día todos las grandes compañías la practican conscientes de que la mayor parte de los padres se siente culpables por pasar poco tiempo con los hijos y lo compensan gastando dinero en ellos. Un estudio demuestra que el 80% de los niños sueña con animales, y curiosamente el 40% de los cigarrillos vendidos de forma ilegal es de Camel (y su simpática mascota de camello).Otro estudio demuestra la necesidad de pertenencia a un grupo de los niños, todos conocemos el club Disney. La industria promueve los parques infantiles, en USA McDonald’s y Burguer King juntan 10000, “los parques traen a los niños, que traen a los padres, que traen dinero”. La industria patrocina las escuelas, puesto que no se pueden subir impuestos y las matrículas aumentan para obtener ingresos muchos institutos han tenido que dejar que los anuncios invadan los vestuarios y las aulas.

La “maldad” de esta industria se muestra en el trato que dispensan a sus trabajadores. Alrededor del 65% de los trabajadores tiene menos de 20 años, eso significa que contratarlos sale más barato que hacerlos a adultos, y que su inexperiencia los hace más fáciles de controlar, están sin formación y aceptan salarios reducidos. Este personal forma parte de las clases más pobres de la sociedad, apenas saben leer, con vidas caóticas o aisladas. Los motivos que llevan a contratar a jóvenes, a pobres y a discapacitados tienen muy poco de altruistas. A falta de buenos salarios y empleo seguro los jefes los presionan psicológicamente, por ej .aquellos que se niegan a hacer horas extras sin remunerar les hacen sentir que están fallando a sus compañeros y amigos.

Ese Excelente sabor de las Papas Fritas

Respecto al excelente sabor de las patatas fritas que es elogiado por consumidores Schlosser nos cuenta que en modo alguno se debe al producto o a la cocina de su restaurante sino que se originan en una desconocida industria que mueve millones de $ que es la industria del sabor. Es un tipo de industria muy reservada ya que no divulga ni las fórmulas de de sus compuestos ni sus clientes. Todas las patatas traen en la etiqueta que contienen “saborizante natural”, nadie sabe exactamente en que consiste pero un repaso por las instalaciones de la industria del sabor nos hace ver que está plagada de refinería, plantas químicas, laboratorios y cocinas pilotos.

Los rancheros y vaqueros han sido el símbolo tradicional de USA durante mucho tiempo. Hoy en día quedan muy pocos y están en proceso de desaparición. El crecimiento de las cadena de comida rápida ha fomentado la concentración de la industria cárnica Mcdonal’s es el mayor comprador de carne del país. En esa situación marca los precios del vacuno que quiere y generalmente abusa. Lo mismo pasa con el sector avícola, la famosa McNugget ha convertido en criadores de pollos en siervos cautivos.

Lo mas Fuerte Acerca del Libro

Quizás el capítulo más fuerte sea el llamado “Meros engranajes en la Gran Máquina” y “El trabajo más peligroso”, que describe el funcionamiento de las plantas cárnicas. Una condiciones de trabajo inhumanas con desgarros, amputaciones, exposición a sustancias químicas, hombres que caen a tanques y salen convertidos en manteca (pág.209) y el trato a los animales es brutal, hacinados, sucios, torturados, enfermos, todos pasan por la cadena de despiece en pos de la producción, nunca nada se detiene. Plantas tremendamente contaminantes “tenemos 3 olores, explica un vecino, a pelo y sangre quemados, olor a grasa, olor a huevos podridos”. Los gigantes del sector cárnico maximizan sus ganancias incrementando la producción. Muchos trabajadores toman “anfetas” para mantener el ritmo. El trabajo en la industria cárnica es el más peligro de USA hoy en día, pinchazos, cortes, tendinitis, túnel carpiano, dedo en forma de gatillo. Y concretamente los limpiadores de las estas plantas tienen las peores condiciones, inhalan producto químicos, vapores, y muchos mueren entre las máquinas decapitados o triturados. Suelen ser ilegales, analfabetos, pobres y sin calificación.

Intoxicación y Muertes

Otro capítulo es “Qué hay en la carne” y Schlosser hace un estudio de la cantidad de muertos que existen por intoxicación paralelos al crecimiento de la comida rápida. Con datos justifica que por la forma de producir y fabricar las hamburguesas así de cómo obtener la carne en los mataderos y de la forma en que se cría el ganado hace que pueda surgir la E.coli una bacteria que puede provocar insuficiencia renal, anemia, hemorragias internas y la destrucción de órganos vitales y pone de ejemplo unos cuantos casos.

Obesidad

También se ocupa de la obesidad. Más de 280 mil americanos mueren anualmente por exceso de peso. La obesidad va directamente relacionada con enfermedades coronarias, cáncer de colon, de estómago, de mama, diabetes, artitris, infertilidad y aplopejia. Y esta epidemia de obesidad se esta trasladando al resto del mundo. La obesidad viene por un exceso de grasas, proporcionada por una comida basura abundante y barata y sobre todo de sabor excelente y de unos consumidores satisfechos y como dice un patrón del sector ""y por si las cosas no fueran bastante bien, los consumidores también han abandonado cualquier pretensión de querer comida sana".

Finalmente aunque el panorama que presenta es desalentador el autor se siente optimista al observar que en Europa principalmente los gobiernos esta realizando cambios estructurales en el modo de producción de los alimentos buscando que esa producción tenga un carácter, regional, diverso, autentico, impredecible, sostenible provechoso y humilde. . Se puede alimentar a la gente sin engañarla ni engordarla y se muestra confiado en que este siglo traiga la intolerancia frente al conformismo, la negación a permanecer en silencio, menos codicia, más compasión, menos velocidad, más sentido común, un cierto sentido del humor frente a las grandes marcas y una visión del alimento como algo más que un simple combustible.

Referencia:

"Fast Food" Eric Schlosser. Ed. Grijalbo.

Volver arriba Volver al Inicio