Dietas & Nutrición > Dietas

Los condimentos que no engordan

Los condimentos que no engordan
Si estas a dieta, presta atención a los condimentos: se les suele hacer poco caso, se tiende a no medirlos fiándose del ojo.

Pero incluso una nuez de mantequilla de más o demasiadas cucharadas de aceite, o rociar con abundante mayonesa la ensalada, pueden frustrar los esfuerzos hechos para limitar la entrada de calorías.

Aceite, mantequilla y Compañía

Para las ensaladas y verduras, para el pescado, la carne y la pasta, el aceite extra virgen de oliva resulta un óptimo condimento. De hecho, el extra virgen tiene mucho sabor, y una cucharada en la ensalada basta para darle un aroma muy especial sin interferir demasiado sobre el contenido en calorías. Además, el aceite es muy rico en grasas no saturadas que ayudan a reducir los niveles de colesterol nocivo o LDL en la sangre, y de sustancias antioxidantes, importantes para combatir el envejecimiento. Una cucharada contiene casi 35 calorías. Para no exagerar, acostumbraros a añadir también a las ensaladas y a las verduras vinagre o zumo de limón. Para sofreír las verduras, mejor el aceite o también el caldo, antes que mantequilla.

Para la fritura, utilizad aceite en abundancia y alimentos en pedazos medio/pequeños. Para hacer que la fritura sea más ligera, incluso la cocción al horno y en sartén, se puede recurrir a nebulizaciones de aceite en agua, que permiten utilizar menos de un gramo de aceite (sólo 9 calorías). Basta coger un espulverizador para plantas y llenarlo con 7 partes de agua y una de aceite extra virgen de oliva. Cerradlo, agitadlo y conservadlo en el frigorífico. Cuando lo consideréis necesario, pulverizad 12 veces sobre el fondo del recipiente de cocción.

Para que el risotto resulte mantecoso, podéis utilizar una cucharada de nata en lugar de mantequilla.

Vinagre

El vinagre se puede utilizar de forma abundante, porque aporta poquísimas calorías. El de manzana es excelente en las ensaladas con fruta, el balsámico, de sabor agridulce bastante fuerte, se utiliza con cuidado, para no encubrir el sabor de los alimentos. Una cucharadita aporta 0,4 calorías.

Hierbas aromáticas y especias

Hierbas aromáticas: hierba cebollino, perejil, tomillo, eneldo, romero, orégano, albahaca tienen la cualidad de resaltar el sabor de los alimentos sin añadir calorías. Uniendo varias hierbas según los gustos, se puede limitar el uso de la sal, que en cantidades excesivas favorece la retención de agua. Un ejemplo: 100 g de perejil aportan 20 calorías. • Especias: pimienta, curry, nuez moscada, páprika, azafrán son prácticamente acalóricos y pueden utilizarse para dar sabor a los alimentos sustituyendo a la sal.

Mostaza

La mostaza, dulce o picante, tiene un sabor especial y muy intenso, y da a los platos un toque particular con pocas calorías. De hecho 100 gramos tienen sólo 10 calorías.

Yogur

El yogur natural puede utilizarse como condimento unido a ajo o a cebolla Machacados. Para no encubrir demasiado los sabores, perfumadlo con hierba de cebollino o menta, o con una pizca de páprika, de azafrán o de curry. El yogur ayuda al estómago a trabajar mejor y una cucharadita de yogur desnatado aporta sólo 5 calorías.

Ajo

El ajo tiene un sabor muy fuerte y especial: para quien le guste, es un excelente aderezo para la verdura, pescado, ensaladas, y proporciona sólo 41 calorías por cada 100 gramos.

Trucos de bajas calorias

Basta algún pequeño truco para llevar a la mesa platos sanos y apetitosos, sin renunciar al gusto y mantener la línea. Estos pequeños trucos que te ayudan tener bajo control el colesterol y los problemas cardiovasculares.

1. SOFRITO SIN ACEITE. Dorar la cebolla picada, apio y zanahoria en un poco de caldo preparado con CALDO Y CONDIMENTO. Como alternativa al aceite podéis utilizar también un poco de vino o de LECHE DE SOJA.

2. SALSAS LIGERAS. Si os gustan las salsas para asados, hervidos o crudos, evitar las hipercalorias, como la mayonesa, tártara, bernesa, etc. prefiriendo a estas el ketchup, la mostaza o el vinagre balsámico.

3. BECHAMEL LIGHT. Utilizar LECHE DE SOJA en lugar de leche entera y al final añadir una pizca de mantequilla light y un poco de nuez moscada.

4. ALIÑAR LA ENSALADA. Probar la vinagreta, es muy gustosa y bastan un par de cucharada para dar sabor. Para prepararla batir en un cuenco mostaza, vinagre, una cucharada de aceite y otra de agua.

5. ESTOFAR CON LIGEREZA. Usar LECHE DE SOJA para cocinar en la sartén las verduras (por ejemplo coliflor, zanahorias e hinojos) pero también para preparar pavo, pechugas de pollo y lomo de cerdo.

6. VALORIZAR LOS MARINADOS. Las especias dan gusto a la comida, mientras el vinagre y el limón hacen más tiernas las carnes, evitando el uso de ulteriores condimentos. Para las carnes podéis preparar las marinadas con vino, verduras (zanahoria, apio, cebolla) y aromas (laurel, tomillo, romero, salvia); para el pescado podéis utilizar el zumo de los cítricos (limones, naranjas) enriquecido con orégano, perejil, ajo, sal y pimienta.

7. CONDIMENTAR LIGHT. Para condimentar los arroces, los filetes de carne y los BURGER cocinados a la plancha es muy buena la salsa de soja: bastan pocas gotas para dar un sabor inconfundible y gustoso.

Volver arriba Volver al Inicio