Dietas & Nutrición > Nutrición

Alimentación sin barreras

Alimentación sin barreras
En la actualidad cada vez está más aceptada la relación entre la alimentación y el estado de salud de las personas.

Toda la medicina y tecnología moderna rindiendo sus servicios a la población ha conseguido aumentar la expectativa de vida, se estima que para el año 2050 el promedio mundial de longevidad alcanzará a 73 años es decir que la esperanza de vida es cada vez mayor.

El gran reto ahora es darle calidad a esos años ya que no se puede vivir con plenitud si el organismo se ha ido deteriorando, desnutriendo y perdiendo vitalidad por nuestros incorrectos hábitos de vida. (Sedentarismo, alimentación, cigarrillo, alcohol etc.)

Desde la alimentación y teniendo en cuenta toda la complejidad del ser humano es necesario saber en primer lugar.

¿Por qué comemos?

Tenemos que pensar que nuestro organismo funciona como una máquina que está siempre trabajando. El corazón late, la sangre circula, los pulmones funcionan para respirar y tu cerebro está ocupado en múltiples funciones.

Para que cada órgano de tu cuerpo funcione bien necesita combustible, al igual que el motor de un vehículo, y esa energía sólo se la brindan los alimentos a través de sus componentes químicos que el organismo necesita para asegurar un óptimo funcionamiento.

Todos los alimentos nos aportan sustancias llamadas nutrientes, y ellos son:
• Hidratos de carbono
• Proteínas
• Grasas
• Vitaminas
• Minerales
• Agua

Para facilitar el manejo cotidiano de los alimentos se clasificaron de acuerdo a sus propiedades nutricionales, en cinco grupos básicos:
• Cereales, legumbres y sus derivados
• Hortalizas y frutas
• Lácteos y sus derivados
• Carnes y huevo
• Grasa y azúcares

En cada alimento podemos encontrar uno o varios nutrientes, pero no todos por lo tanto es muy importante conocer los aportes nutricionales que nos brindan y que consumimos a diario y depende de esa elección será la calidad del combustible que el organismo obtendrá para mantenerse saludable a lo largo del tiempo.

Existen muchos beneficios posibles al elegir correctamente los alimentos. Lea la siguiente lista y marque los beneficios que son importantes para usted:

Posibles beneficios:

• Sentirse más activo
• Mantenimiento del peso adecuado
• Control de los triglicéridos
• Reducción del colesterol
• Control de los niveles de azúcar/diabetes
• Reducción de riesgo de enfermedad cardíaca
• Reducción del riesgo de cáncer
• Disminución de peso
• Mejoría de la calidad de vida
• Mejoría de la auto-imagen

Estos beneficios y muchos más dependen esculivamente de nuestra actitud, siendo adultos somos los únicos responsables de nuestro bienestar al elegir día a día los alimentos que ingerimos para enfrentar con energía todas nuestras obligaciones, trabajo, estudio etc.

La conducta alimentaria es compleja y deriva de una serie de acciones que incluyen la compra de alimentos su preparación y su consumo, estas acciones vienen determinadas por múltiples factores del propio individuo y de su entorno.

Pueden existir a la hora de decidir la alimentación diaria distintas barreras como por ejemplo:
1) Falta de conocimiento sobre el aporte de los alimentos
2) El costo de los mismos
3) No se que alimentos elegir
4) No tengo demasiado tiempo
5) No me gusta el sabor de los alimentos llamados saludables, sin grasa, sin sal
6) Tengo que cocinar solamente para mí
7) Me falta motivación
8) No tengo apoyo en mi entorno.

Ahora, haga una revisión de las barreras que Ud. tiene para elegir una alimentación sana

¿Cual es el mayor obstáculo? Escríbalo en el primer renglón. Luego haga una prioridad del resto de las barreras desde la mayor hasta la menor.

Elija un obstáculo, y aporte ideas y formas para superarlo. Escriba abajo sus ideas.

Ahora elija una de ellas e intente llevarla a cabo durante una semana.

Al final de la semana, haga una revisión de lo que hizo. Intente una nueva estrategia si la primera no funcionó. Siga intentando nuevas ideas hasta que encuentre algunas que le ayuden a superar sus obstáculos.

El propósito de este espacio es ayudarlo a construir una alimentación sin barreras brindarles estrategias para alguno de estos posibles obstáculos, por ejemplo en la elección de alimentos sanos y en el aprovechamiento del presupuesto familiar.

Al aprender a comprar y combinar los alimentos de manera correcta, aseguramos una mejor alimentación, y un ahorro de dinero, tan importante en épocas de crisis. Uno de los errores más comunes de la conducta alimentaria es la improvisación, todo aquel que quiere tener y brindar una buena alimentación a sus seres queridos debe aprender a organizar sus comidas.

Muchas personas responsables de la alimentación familiar abren la heladera y esperan resolver en ese momento la gran incógnita que representa la preparación del almuerzo o la cena decidiendo quizás en pocos minutos el menú, sin incluir todas las sustancias nutritivas que le permiten a nuestro cuerpo el mayor y mejor rendimiento físico e intelectual, porque cuando comemos lo hacemos para mantener y reparar nuestro organismo que se desgasta diariamente, y fundamentalmente para mantener la salud. La solución para este mal hábito, es destinar un tiempo en un día que le quede más cómodo para organizar los menús de toda la semana tratando de incluir a diario los alimentos protectores del organismo (lácteos, verduras, frutas, pastas, cereales, legumbres y carnes magras) y con ello armar la lista de los alimentos necesarios para su elaboración y hacer las compras en base a la misma, de esta manera no se tentará en el supermercado y podrá comprar inteligentemente ahorrando dinero y tiempo.

Una vez realizadas las compras es muy importante el almacenamiento de los mismos para que no pierdan sus valores nutricionales y para eso contamos en la mayoría de los casos con heladera, freezer y horno microondas para ahorrar tiempo, es de mucha ayuda acostumbrarse a dejar alimentos semipreparados en la heladera por ejemplo: un Vols con vegetales hervidos, otro con lechuga cortada, tomates lavados, huevos duros, caldo de verdura o de carne desgrasado para el preparado de salsas, arroz hervido, legumbres cocidas, hamburguesas magras, pechugas o trozos de pollos, milanesas etc. (no más de 48 hs).

En el momento de preparar el almuerzo o la cena podrá utilizarlas al instante y sólo deberá cuidar la combinación de los mismo para obtener una mejor digestibilidad y me estoy refiriendo a armar menués que contengan vegetales crudos y/o cocidos con carne, o vegetales cocidos con pastas siempre tratando de equilibrar las cantidades especialmente en pastas y carnes cuidando además la forma de cocción, que estas no tengan agregado de grasas de origen animal como manteca o crema de leche y si necesitamos agregar un medio graso utilizar spray vegetal.

Sugerencias para vivir con salud cuidando el presupuesto familiar

• Organice su menú diario con preparaciones balanceadas y nutritivas, que respondan a las necesidades de los miembros de la familia, considerando el costo y el tiempo necesario para su realización.

• Planifique menús para toda una semana una vez confeccionada la lista de alimentos, practique el arte de comprar, manejando y evaluando pesos netos, calidad, costos, valor nutricional, fecha de vencimiento, etc.

• Prefiera los alimentos propios de la estación, serán más accesibles, aportando mayor proporción de nutrientes.

• Aprovechar las ofertas que realmente contribuya a realizar el menú planificado.

• Prefiera alimentos de procedencia segura y recuerde verificar las fechas de elaboración y vencimiento, si el producto no brinda dicha información no lo compre.

• No compre latas hinchadas, golpeadas u oxidadas.

• Controle la temperatura de los alimentos en las conservadoras de los supermercados.

• No corte la cadena de frío, los alimentos congelados o refrigerados son los últimos que debe elegir.

• Incluya en la compra los cuatro grupos de alimentos protectores del organismo: lácteos, carnes, cereales, legumbres, hortalizas, frutas, y grasas de origen vegetal.

• Si usted quiere premiarse y comprar golosinas hágalo con mucha moderación sin excusas que son para los chicos o porque están en oferta, el azúcar, las tortas, facturas, gaseosas y el alcohol, se pueden consumir pero en muy pocas cantidades , ya que estos no aportan nutrientes al organismo, solo aportan calorías que luego influirá en nuestro peso.

Escribanos y cuéntenos de sus obstáculos, en cada semana iremos abordando algunos de ellos aportando ideas y nuevas estrategias, si usted tiene alguna idea que le ha dado resultado hágala saber , y la difundiremos para ayudar a los demás ,y recuerde: La sana nutrición fomenta la buena salud.

Volver arriba Volver al Inicio