Warning: embed_me.html could not be embedded. Los Beneficios del Pescado Azul Alimentacion Sana
 
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Los Beneficios del Pescado Azul

.
1
Subtítulos
Las mejores formas de prepararlo
Por sus infinitos beneficios para la salud, se transformó en uno de los alimentos más aconsejados por especialistas.

Reduce la presión arterial, la tasa de colesterol y previene las enfermedades cardíacas.

Los valores nutritivos

De las fuentes de proteína, el pescado representa el alimento por excelencia. Además, es rico en grasas insaturadas, bajo en grasas saturadas y especialmente, rico en ácido omega-3.

Aporta:

  • Calcio.
  • Yodo.
  • Hierro.
  • Vitamina A.
  • Vitamina B1.
  • Vitamina D.
  • Vitamina E.
  • Cinc.

¿Qué es el Omega-3?

Los Omegas-3 son ácidos grasos poliinsaturados. Estos aceites se encuentran principalmente en la carne de pescado de aguas frías.

Los beneficios de OMEGA-3:

Reduce los niveles de grasa en la sangre y por consiguiente, la posibilidad de que ésta se deposite en las paredes de los vasos.
Contribuye a un normal flujo sanguíneo, previniendo posibles ataques cardíacos.

Aumenta los niveles de " buen colesterol" HDL colesterol, y reduce los de " mal colesterol" LDL colesterol.

  • Contra la dermatitis, y la psoriasis.
  • Contra la colitis ulcerativa.
  • Contra la falta de calcio.
  • Contra la artritis reumatoidea.
  • Contra el mal funcionamiento de la tiroides.

Los pescados que aportan más cantidad de omega-3 son:

  • Sardinas en aceite.
  • Salmón.
  • Atún.
  • Caballa.
  • Arenque.
  • Trucha.
  • Calamar.

Todas las variedades de pescado azul aportan omega-3.

Consuma cualquier variedad de pescado azul fresco, ahumado o enlatado. Los ácidos omega-3 se reducen con una cocción prolongada, pero no hasta el punto de perder su eficacia y grandes beneficios.

Los especialistas aconsejan comer pescado por lo menos dos veces por semana, una de ellas, la variedad azul especialmente.
Cantidad ideal:
Mujeres, entre 120 y 380 g.
Hombres, entre 150 y 480 g.( por semana).

Las mejores formas de prepararlo

Asado: sazone los pescados y úntelos con aceite. Luego colóquelos en el grill o en horno ya caliente. Las especies pequeñas se hacen enteras pero en los pescados más gruesos conviene hacer unos cortes en los costados para evitar que la piel se rompa. Esta forma de cocción es muy digestiva y conserva bien sus propiedades nutritivas.

Estofado: antes de colocar el pescado en la cacerola, debe saltearlo

En una sartén untada con aceite para que luego no se deshaga.
Ponga en la cacerola un fondo de verduras con un poco de jugo de limón y caldo. Tápela y déjelo cocer durante 20 minutos por cada kilo de peso. El pescado está listo cuando resulta fácil pincharlo con un tenedor. Para evitar que se pase, puede cocinar antes las verduras y recuerde que el fondo de la cocción le servirá luego para la salsa.

Cualquier variedad de tamaño grande admite esta forma de preparación.

Frito. Pase los trozos de pescado por una pasta para rebozador o por leche y harina o huevo y colóquelos en aceite caliente durante unos minutos y luego póngalos sobre una servilleta de papel para que absorba la grasa. Esta preparación tiene un alto valor calórico, aún más si se lo acompaña con salsas.

Salteado: Saque los trozos y condiméntelos. Páselos por harina y luego disponga en una sartén con aceite caliente hasta que comiencen a tomar color dorado. Si utiliza peces pequeños o filetes que no pesan más de 400 grs, también puede rebozarlos con pan rallado. Está forma de cocción conserva todo el valor nutritivo aunque debe comerse al instante y no usar muchas veces el mismo aceite para evitar que se tornen menos digestivos.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-