Cocina & Salud > Informes

Preguntas frecuentes sobre el Ayurveda

Preguntas frecuentes sobre el Ayurveda
En el idioma culto antiguo de la India ayur significa vida, y veda, conocimiento.

Ayurveda, la medicina tradicional de la India que demanda cinco años y medio de estudio en las universidades de dicho país, es entonces el conocimiento de la vida a través del cual los médicos practican el arte de la salud.

“Su sentido más poético es el conocimiento de los aspectos de la vida que permiten vivir más tiempo, más pleno y más feliz”, señala el doctor Jorge Luis Berra. Este médico argentino, pediatra, también especializado en medicina familiar, con veintitrés años de profesión, hace trece que comenzó a formarse en la medicina tradicional de la India, para lo cual viajó en ocho oportunidades a aquellas lejanas tierras.

Director del programa de actualización médica para graduados en medicina Ayurveda de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, el doctor Berra es un claro ejemplo de que la alopatía y las llamadas, por ahora, medicinas alternativas pueden integrarse para brindar respuestas más eficaces para la salud de las personas.

El médico es un instrumento de la naturaleza, muchas cosas las hace el paciente. La curación se logra fundamentalmente con tratamientos naturales: los remedios, técnicas de masajes con aceites naturales, el uso terapéutico de alimentos, las técnicas de meditación y armonía mental. Hay muchas herramientas que pueden usarse, depende del dominio del profesional. Existen 5000 remedios ayurvédicos, todos naturales, en su mayoría provienen de hierbas (pueden ser de una sola hierba o de combinaciones de hasta 50 distintas), algunas veces se usan minerales, o derivados de animales. Los remedios ayurvédicos se pueden dar en conjunto con los alopáticos. La OMS (Organización Mundial de la Salud) sostiene que hay medicamentos ayurvédicos que no deben ser sometidos a pruebas de toxicidad o de eficacia clínica porque ya han sido demostradas su utilidad y seguridad por su uso continuado a lo largo de siglos.

¿Cuáles son sus métodos de diagnóstico?

El Ayurveda pone mucho énfasis en conocer cómo es la persona, físicamente, cómo interactúa con la naturaleza, con los otros, a partir de este conocimiento se puede hacer un plan de equilibrio con todos los flujos de la vida para que la persona se mantenga más sana durante más tiempo. Se diagnostica a través del examen fisico, como el que hace el médico clínico. El diagnóstico no es de enfermedad y de órganos, sino de personas. Se tiene en cuenta cómo habla la persona, cómo piensa, cuál es su color de piel, si es friolenta o calurosa. También se recurre a muestras de laboratorio y diagnóstico por imágenes.

Tiene mucho en común con la homeopatía…

Con la homeopatía comparte muchas cosas, pero esta medicina tiene 180 años, también integra el cuerpo, la mente y el espíritu. El ayurveda desarrolla mucho más la terapéutica a través de la alimentación, además los remedios tienen principios activos concretos, no diluídos.

¿Cómo puede ayudar la meditación para mejorar la salud de una persona?

La meditación es una técnica para aquietar la mente, que tiene efectos corporales definidos, y un impacto mental. Existen numerosos estudios científicos que demuestran que produce en quienes la practican un mejoramiento de la capacidad cardiovascular, de la actividad respiratoria, y una sincronización electroencefalográfica. En la meditación se ha comprobado una respuesta integrada con cambios metabólicos y circulatorios periféricos dirigidos a un incremento en la actividad neurológica central. Tiene eficaces usos clínicos, sus beneficios se perciben tanto en el nivel de prevención como de alivio de la enfermedad y mejoramiento de la calidad de vida de personas con hipertensión arterial, diabetes, cáncer, epilepsia, dolor crónico, psoriasis, HIV, trastornos de ansiedad, depresión, entre otras indicaciones. También permite quitar el acelerador del proceso de envejecimiento. Hay un neurotransmisor llamado dehidroepiandosterona que se usa para medir la edad biológica de una persona. Todos tenemos una edad cronológica (la que corresponde a la fecha de nacimiento), una edad biológica y una psicológica (actitud frente a la vida). Un estudio realizado con 423 meditadores y 1252 controles, desmostró que las personas que meditan veinte minutos en forma continuada por más de cinco años, tienen marcadores hormonales correspondientes al grupo de edad anterior al suyo. Por ejemplo, un meditador de 35 años tiene una dehidroepiandosterona de una persona de 30 o 25 años.

¿Cómo puede hacer la gente para reconocer a un buen médico alternativo y no caer en manos de charlatanes?

Hay que desconfiar de un método único que cure todo. El ayurveda no propone curaciones mágicas, más allá de que hay casos de curación que no se explican. Lo otro que debe tenerse en cuenta es la trayectoria y formación del profesional al que se recurre. Hay que formar profesionales, es una larga tarea, para la cual se deben crear instancias de educación y evaluación avaladas por instituciones reconocidas. En la India hay 350.000 médicos ayurvédicos, que han estudiado cinco años y medio en la facultad, también existe un equivalente al Conicet de la Argentina, de ayurveda, con 2000 profesionales en 20 centros regionales con convenios en universidades. En los Estados Unidos, existe un instituto oficial llamado Centro nacional de medicinas alternativas y complementarias, también hay una clínica ayurvédica que depende del Insituto nacional de salud, y posgrados en universidades, así como instituciones no médicas donde la gente se entrena. En Holanda hay un posgrado de farmacología en ayurveda, por ejemplo.

¿Qué opina sobre los adelantos tecnológicos y científicos aplicados a la medicina?

Para mí hay un déficit en la atención que se intenta suplir con el avance tecnológico. En la realidad, las personas la mayor parte de las veces se curan en el cara a cara con el médico. La atención de la salud está en crisis, el médico dispone de seis minutos para la consulta, está mal pago, solicita análisis y prescribe varios remedios en la consulta. Muchas veces el paciente se va sin un problema resuelto, la obra social gasta en análisis y remedios, y el médico está mal remunerado. Falta prevención y educación, hay tratamientos muy agresivos que podrían reemplazarse por otros naturales de comprobada utilidad. También la medicina funciona como una ameba, por un lado hay una evolución en el área tecnológica, pero también hay un cambio de perspectiva en el enfoque filosófico, según el cual la salud está más a cargo del paciente. El siglo XXI va a ser el siglo de las enfermedades crónicas, en las que se hace evidente la importancia de la palabra del paciente, además de la del médico, porque aparte de tomar una pastilla tres veces al día, tiene 24 horas al día para hacer otras cosas por su bienestar.

En ayurveda existen tres tipos principales que definen el balance corporal.

Esto esta basado en el tipo de la combinación de los cinco elementos de la naturaleza:

Aire Espacio Fuego Agua Tierra.

Las infinitas combinaciones de estos elementos crean tres tipos principales de fuerzas, que se llaman dosas. Estas fuerzas gobiernan las funciones cuerpo y la mente. La tres dosas principales son:

Vata Pitta Kapha.

De acuerdo al ayurveda muchas de nuestras enfermedades son causadas por desbalances en nuestra dosa. Si conocemos nuestro tipo de dosa y seguimos algunos guías podemos balancear nuestro organismo.

El primer paso en la técnica ayurveda es identificar nuestra dosa. Después de identificar la dosa podemos aprender a balancearla a través de nuestra alimentación y algunas actividades especiales.

Volver arriba Volver al Inicio