Warning: embed_me.html could not be embedded. Alimentación y Frio Alimentacion Sana
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Alimentación y Frio

.
1
Subtítulos
Verduras Fritas
Fruta y Verdura
-
En invierno tendemos a seguir una dieta alimenticia que nos hace muchas más concesiones que en las estaciones más cálidas.
-

Para compensar el frío, nuestro cuerpo debe mantener las reservas energéticas consistentes. Por esta razón tendemos a consumir más que en otras estaciones las carnes rojas, preferimos los pescados grasos y comemos más quesos y embutidos. Los productos lácteos y los quesos son recomendables en invierno, a condición de que no sustituyan a otros alimentos altamente proteicos como la carne y el pescado.

Antibioticos

Si se están tomando antibióticos a causa del resfriado, es necesario reforzar la flora bacteriana intestinal con yogur y fruta fresca muy rica en vitaminas. La naranja es la fruta que nos ayuda a combatir las agresiones del invierno: tomando mucha vitamina C, muy concentrada en la naranja, activamos nuestras defensas orgánicas. Se puede elegir entre beberla en zumos o comerla entera, o incluso en ensalada, aliñada a rodajas con aceite de oliva y un poco de ajo. La vitamina C tiene un elevado poder antioxidante y es útil contra los tumores de estómago.

También las vitaminas A y E son capaces de frenar los radicales libres, responsables del envejecimiento y de los procesos tumorales: las naranjas y los pomelos son las píldoras más eficaces para combatirlos.

Tenemos una gran variedad de legumbres secas, ricas en fibra, energía y proteínas vegetales considerables, con un aporte calórico adecuado al gasto energético ya que la temperatura ambiente suele ser muy baja.

Patatas y cebollas, mezcladas en ensalada, son una fuente de vitaminas, sales minerales y almidón, y pueden acompañar las carnes blancas y rojas, además del pescado.

Verduras Fritas

Las verduras fritas son muy sabrosas, y para que no perjudiquen a la salud, basta con no abusar de ellas freírlas en aceite de oliva, ya que el de semillas tarda más en humear y debe recalentarse más freír. Se pueden tomar diariamente purés y menestras de patatas con arroz y parmesano.

Repollos, coles de Bruselas y brócoli no deberían faltar nunca en la mesa durante el invierno: son de hecho muy útiles en la prevención del cáncer.

Fruta y Verdura

Comer mucha fruta y verdura es siempre importante, en invierno además, ayuda a equilibrar una alimentación muy rica en grasas e hidratos de carbono. También podéis tomar la fruta en zumos y licuada y la verdura fresca, mejor si está cruda o cocida al vapor.

El caqui
Fruta originaria del lejano Oriente. Sus tierras de origen son China y Japón. Además de aportar grandes cantidades de vitamina A, el caqui es muy rico en azúcares preparados para ser asimilados por el organismo, siendo por tanto una fuente inmediata de energía; además tienen un alto contenido en agua, característica importante para la renovación y depuración del organismo.

El hinojo
Con poquísimas calorías, aproximadamente 9 por cada 100 gramos, el hinojo es una hortaliza muy nutritiva, rica en fibra y agua, y con un elevado poder saciante.
Su característico aroma anisado se debe al anís concentrado en las semillas. Se prepara tanto en ensaladas como hervido o gratinado. Crudo o cocido al vapor, conserva sus vitaminas: vitamina C y algunas vitaminas del grupo B y betacarotenos. En 100 gramos de hinojo encontramos 331 miligramos de sodio, 774 de potasio y 100 de calcio: por la presencia de todas estas sales minerales se utiliza mucho en infusión, para calmar los dolores de estómago y como estimulante en las digestiones difíciles. Una infusión de semillas de hinojo tras las comidas ayuda a hacer la digestión y durante el día previene contra la hinchazón intestinal.

Las clementinas y las mandarinas

Las clementinas le deben su nombre a su descubridor, el fraile Clemente, un algerino que seleccionó en un cultivo de mandarinas esta especie particular, un híbrido entre mandarina y naranja amarga. Como todos los cítricos, la clementina es rica en vitamina A y C, en azúcares y en sales minerales. Tiene propiedades digestivas y refrescantes, y se la considera ideal para el perfecto funcionamiento del organismo y en especial para la alimentación infantil.

Las mandarinas tienen propiedades calmantes, además de ser útiles para combatir las infecciones de las vías respiratorias, como todos los cítricos. Proporciona vitamina C, contiene algunas vitaminas del grupo B, calcio y fósforo. La cáscara contiene aceites esenciales, vitaminas y flavonoides.

El repollo
Es una verdura muy conocida, sólo en Italia se producen aproximadamente 500 mil toneladas al año. Con sólo 25 calorías por cada 100 gramos, proporciona 400 miligramos de potasio, 22 de calcio, 16 de sodio y 6 de magnesio. Es muy significativa la presencia de ácido fólico, de propiedades antianémicas, El repollo, como todas las berzas, brócoli, coles de Bruselas – contiene sustancias muy activas contra los tumores de colon y del intestino.

El puerro
Tiene muchísimas vitaminas, especialmente en las hojas verdes, azúcares, fibra, sales minerales y gran abundancia en proteínas. Goza de propiedades tonificantes, remineralizantes y antianémicas.

El topinambur
Su sabor recuerda a la alcachofa, y se cocina como las patatas. Es una excelente fuente de hidratos de carbono, potasio y vitamina C, y es muy indicado para los diabéticos y para las mujeres durante el periodo de lactancia.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-