Warning: embed_me.html could not be embedded. Entre Comidas: El Peligro de las Tentaciones Alimentacion Sana
 
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Entre Comidas: El Peligro de las Tentaciones

.
1
Subtítulos
Muchas dietas de adelgazamiento se echan a perder por culpa de los arrebatos de hambre que se presentan entre horas y que se sacian con alimentos demasiado calóricos.

También es frecuente que una persona empiece a ganar peso por culpa de picar entre horas, tomar algo en el bar, hacer el aperitivo o simplemente beber varios cafés con su correspondiente dosis de azúcar.

La cervecita, las patatas, el pincho de tortilla, los refrescos, los cortaditos, la copa, el montadito...

Todo ello supone un aporte extra de calorías que, con el tiempo y sin apenas darnos cuenta, fulminan nuestra silueta. La grasa se va instalando poco a poco, gramo a gramo, y al cabo de unos meses nos percatamos de que tenemos un “rollito primavera” en la tripa.

Eso no significa que debamos pasar hambre ni dejar de comer entre horas. Todo lo contrario; es bueno para nuestro organismo, para activar nuestro metabolismo, tomar algo a media mañana e incluso hacer una merienda frugal, pero sin pasarse y a base de cosas saludables.

Los tentempiés deben ser lo suficientemente ligeros para evitar aportes calóricos excesivos que nos hagan ganar peso. Cualquier bebida alcohólica dispara las calorías. En consecuencia, hay que evitar el alcohol. Sustituir el azúcar por sacarina es otra medida a tener en cuenta para restar calorías.

Cuales son mis Opciones

Te damos unas cuantas opciones de tentempiés ligeros para media mañana o para la merienda que te permiten matar el gusanillo sin temor a que tu silueta se resienta:

Un kiwi con una infusión o té con sacarina: si estás en el trabajo puedes traerte el kiwi de tu casa o aprovechar para estirar las piernas y comprarlo en una frutería o centro comercial cercano. Debes tomar el kiwi partido por la mitad y coger la pulpa con una cucharilla. Aporta vitamina C y es diurético.

Berberechos o almejas con un refresco light: una tapa de berberechos o almejas al natural sin aceite apenas te aportan calorías y suponen una magnifica fuente de hierro. Si tiendes a la anemia o tienes las menstruaciones muy fuertes no dudes en tomar este tentempié. Las navajas y los mejillones son igualmente válidos.

Una cerveza sin alcohol: si eres amante de las cervezas, tómala sin alcohol, te privarás de una buena dosis de calorías vacías y, sin embargo, aprovecharás las vitaminas y el ácido fólico que te aporta la cerveza y que son muy beneficiosos para tu organismo.

Una zanahoria a mordiscos con una infusión: muy práctico de tomar y sin ensuciarte las manos. Cógela de casa o cómprala en una frutería cercana. Te aporta sustancias antioxidantes, betacarotenos que protegen tu piel y ayudan a broncearla. Su fibra te sacia y combate el estreñimiento.

Un yogur desnatado: sus bacterias vivas (lactobacilus) protegen tu flora intestinal y aumentan tus defensas. Es rico en vitamina B y, además, supone una magnífica fuente de calcio para tus huesos. Un yogur desnatado supone sólo 35 calorías.

Si tienes una comida de trabajo

  • come despacio y masticando bien los alimentos
  • evita los sandwiches, pizzas y hamburguesas
  • toma ensaladas y alíñalas con aceite de oliva
  • toma caldos y consomés en invierno
  • evita los refrescos y las bebidas azucaradas
  • come pan con moderación y restringe las patatas fritas
  • elige alimentos a la plancha y de postre, fruta

La falta de tiempo o ganas también hace que muchas veces, aunque comamos en casa, recurramos a comidas congeladas o precocinadas. Si no hay más remedio, al menos combínalas con frutas y verduras frescas. Entre este tipo de alimentos los mejores son las verduras congeladas y las legumbres precocidas, que conservan sus propiedades. Trata de evitar las pizzas, hamburguesas, rollitos de primavera, platos congelados o de sobre, sobre todo para los niños, a quienes debes inculcar unos buenos hábitos alimenticios.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-