Cocina & Salud > Cocina

Consejos de cocina I

Nene pequeño vestido de chef cortando verduras
A continuación, una guía de consejos y trucos útiles a la hora de cocinar y alimentarse sanamente

Las Compras

La Compra los ingredientes más frescos y de la mejor calidad, no te dejes llevar por ofertas y promociones, sólo tratan de sacar mercancía atrasada.

Para cocer verduras, hiérvelas en agua. Para detener la cocción y fijar el color, cuélalas y ponlas en un recipiente con agua y hielo. Para calentarlos, agrega un poco de mantequilla y sal. Calienta tapado a fuego lento.

Si vas a preparar pescado, compra siempre el más fresco, pide que le pongan una bolsita con hielo, así asegurarás que llegue fresco a casa.

Al preparar recetas de repostería, limpia completamente las superficies donde vayas a trabajar. Si vas a refrigerar el plato, tápalo herméticamente para que no absorba aromas extraños.

Para que la lechuga pierda su aspecto mustio y sea más crujiente para la ensalada, métela en un recipiente con agua fría y añade el zumo de medio limón por cada lechuga, déjala reposar una media hora en un lugar fresco, escúrrela bien y sirve.

Si se te va la mano con el vinagre en la ensalada, coloca una bola de miga de pan entre los ingredientes para que absorba todo el exceso. Agrega un poco más de aceite de oliva y se prudente con la sal.

Para evitar que se chorree el helado de la barquilla, rellena el fondo con un malvavisco.

Para evitar que se oxiden las papas, almacénalas junto con una manzana.

Para evitar que se abra la cáscara del huevo, añade una pizca de sal en el agua.

Para exprimir un limón fácilmente, témplalos a temperatura ambiente y presiónalos contra una superficie dura antes de exprimir.

Para remover la grasa difícil de una sartén, simplemente agrega unas gotas de jabón y suficiente agua para cubrir el fondo y llévalo al fuego hasta que hierva.

Rocía con aerosol vegetal los recipientes de plástico antes de colocar salsas con base de tomates. Evitarás las manchas.

Métodos de Cocción

Con agua

Uno de los métodos más empleados en la cocina consiste en sumergir los alimentos en un recipiente con agua y aplicar calor durante un tiempo, hasta que están cocidos. En ocasiones los distintos elementos se agregan al agua fría, como es el caso de hortalizas frescas, legumbres ablandadas, pescados, carne para caldo, huevos, etc., mientras que en otras ocasiones, se añaden cuando el agua está en ebullición: pasta, arroz, algunas verduras, la carne del cocido, etc.

Aparte de estas dos, existen otras dos formas especiales de usar el agua como elemento de cocción son las preparaciones al baño María y al vapor.

La primera consiste en colocar los ingredientes en un recipiente que a su vez se sumerge en otro que contiene agua que se calienta a la temperatura deseada, es ideal para preparar salsas, cremas y budines. Para las preparaciones al vapor, es necesario poner los alimentos en un recipiente especial, en forma de rejillas metálicas o de madera, que se coloca en otro con agua en ebullición, de forma que solo el vapor tenga contacto con los alimentos; se emplea sobre todo para hortalizas, verduras y pescado.

Tiempos de cocción


Verduras

Alimento
Minutos
Alimento
Minutos

Acelga

20-25

Alcachofas

20-30

Apio

30-40

Calabacines

20-30

Calabaza

30-40

Cardos

45-50

Cebolla

25-30

Coles de Bruselas

20-25

Coliflor

15-20

Escarola

15-20

Espárragos

25-35

Espinacas

30-40

Hinojo

30-40

Nabos

15-20

Patata

40-50

Puerros

20-30

Remolacha

45-50

Zanahoria

25-30

Legumbres

Alimento
Minutos
Alimento
Minutos

Alubias secas remojadas

120

Bajocas

15-20

Garbanzos remojados

180

Guisantes

30-40

Habas frescas

20-30

Habas secas remojadas

120

Judías verdes

20-30

Lentejas remojadas

120

Pescado (por kilo)

Alimento
Minutos
Alimento
Minutos

Merluza

25-30

Rape

25-30

Lenguado

20-258

Bacalao

50-60

Langosta

25-30

Carnes (por kilo)

Alimento
Minutos
Alimento
Minutos

Pollo

40-45

Pavo

120

Vaca

90-120

Ternera

60

Cerdo

90


Más Consejos para Tener en Cuenta

• “Juliana” es un corte muy fino que se le hace a ciertas verduras, dejándolas en forma de bastoncitos.

• Para que los alimentos no se peguen y puedas retirarlos fácilmente, pásales aceite Cocinero a los palitos de brochette.

• Para pelar los ajos más fácilmente, sumérgelos en agua fría durante 15 minutos. Retíralos del agua y guárdalos sin tapar durante toda la noche en la heladera.

• Cuando cocinas con vino, agrégalo al principio de la cocción, si quieres que sea un toque sutil. O agrégalo hacia el final de la cocción, si quieres que la presencia del vino sea más notoria.

• Cuando prepares este tipo de sándwiches, tostar el pan siempre de un solo lado, así no se quiebra al morderlo.

• Cocina la pasta como de costumbre y enfríala en el colador debajo de la canilla de agua fría. Mantenla en un bol, con un chorrito de aceite Cocinero para que no se pegue, hasta que tengas que mezclarla con el resto de los ingredientes.

• Para salpimentar de forma más rápida y equilibrada prepara en un frasco una mezcla de parte de sal y parte de pimienta.

• Cuando se aderezan ensaladas de vegetales crudos, conviene hacerlo en el momento de servirlas para que el vinagre o el limón no marchiten las verduras.

• Es muy importante poner los ajíes quemados, y aún calientes, en una bolsita o tapados dentro de un bol para que el vapor ayude a seguir desprendiendo la piel. Déjalos entibiar y luego procede a pelarlos.

• Cuando quieras espesar una salsa con el agregado de fécula, recuerda que siempre debes diluirla en algún líquido frío y luego agregarla a la preparación en forma gradual y revolviendo constantemente.

• Cuando compres berenjenas, elige las más pesadas: son las que suelen tener menos semillas.

• Siempre coloca un paño húmedo debajo de la tabla de picar para que ésta se quede en su lugar y no “camine” por la mesada.

• Para saber cuándo un aceite está a su temperatura óptima, tira a la sartén un pedacito de pan, si este se dora de inmediato, la temperatura es justa.

• El aceite es un excelente conservante, en él podes guardar semillas aromáticas, frutos, quesos. Con la garantía de que se mantendrán inalterados.

• Cuando prepares milanesas, buñuelos, croquetas, utiliza mucho aceite. De esta forma, te saldrán bien sequitos.

• Para que las frituras sean rápidas, el aceite deberá estar siempre bien caliente.

• El aceite Cocinero no se quema con las altas temperaturas.

• Cuando en una receta dice rehogar, quiere indicarte que utilices poca materia grasa.

• Si usas manteca para rehogar vegetales o sellar carnes, te conviene mezclarla con aceite en partes iguales, para evitar que se queme.

• Usa para tus frituras siempre un aceite Cocinero porque no se quema y garantiza un mejor sabor a tus preparaciones.

• Cuando haces guisos o cazuelas emplea cacerolas de fondo grueso, las de hierro o barro son ideales, guardan más el calor y necesitan menos cantidad de aceite.

• Nunca olvides añadir a tus adobos el aceite que en combinación con los condimentos dará a tus carnes un sabor más delicado.

• Para los sarteneados que son cocciones muy rápidas se utilizan apenas 2 cucharadas de aceite.

• Siempre adereza tus ensaladas a último momento para que se mantengan frescas y ricas.

• Cuando en una receta se habla de rehogar significa que debes usar aceite con moderación. En general son cocciones que tienen una base de cebollas.

• El aceite al igual que el huevo, es un elemento para ligar salsas, mayonesas y masas.

• Cuando sacas la pizza del horno échale unos hilos de aceite y espolvoréala con pimienta negra y sírvela de inmediato.

Volver arriba Volver al Inicio