Cocina & Salud > Salud & Alimentos

La zanahoria

La zanahoria
Siendo la zanahoria la más mineralizante y vitaminizante de todas las raices, se recomienda para todo clase de enfermos, sin ninguna contradicción.

La pulpa de la raiz es considerada como un medicamente eficaz en las afecciones bronquiales de los longevos, catarros pulmonares rebeldes, etc... pues facilita la expectoración.

En estos casos se utilizará el conocimiento, unas 8 onzas de pulpa por ½ litro de agua, hirviéndola prolongadamente hasta que adquiera viscosidad, después se le añade leche y endulza con miel o azúcar cristalizada; luego se toma caliente unas 2 o 3 tazas al dia, especialmente en la noche antes de dormir.

Esto mismo se emplea en gárgaras para combatir la afonia, pues los oradores y cantores pueden servirse de ello con garantia. También en infusión con leche o miel es buena para la tos, bronquitis, tuberculosis, catarros, en especial para aliviar el asma y para limpiar toda la via respiratoria; en estos casos se tomará un vaso a la mañana, en la tarde y al acostarse.

Contra el estreñimiento, catarros intestinales causados por procesos de autointoxicación, se empleará media docena de zanahorias crudas ralladas, repartidas durante el dia. Es diurética y emenagoga, pues provoca la orina y la menstruación de las mujeres. Además ayuda a disolver y expeler los cálculos, para ello se usará en dococción. Por su riqueza en fósforo es excelente como vigorizante para una mente canzada y como restauradora de los nervios. Los niños alimentados con zanahorias crudas desde tiernos, se desarrollan fuertes. Contra el raquitismo, escorbuto infantil, anemia, etc,. nada mejor que las zanahorias tiernas y crudas.

El zumo de zanahoria

Cuando se usa medicinalmente la zanahoria, es mejor tomarla extrayendo el zumo fresco. El zumo se preparará de la siguiente forma: Bien limpia la zanahoria cruda se corta las partes dañadas separándolas; se ralle finalmente con un rallador sobre un lienzo delgado ralo y claro de algodón; el cual debe ester sobre un plato limpio. Una vez rallada se recoge los cuatro extremos del lienzo y se exprime el zumo de la pulpa dentro de una taza o vaso. Una zanahoria mediana dará por lo menos una taza de jugo. Naturalmente será mejor servirse de aparatos especiales que hoy se fabrican exclusivamente para exprimir vegetales. El zumo es recomendable como normalizador de la sangre, excelente contra los desórdenes digetivos, el adelgazamiento, las erupciones cutáneas, la acidosis, la debilidad del cabello y ojos, la mal nutrición y las condiciones ulcerosas; además es un gran acrecentador del vigor y la vitalidad general.

La filo-hormona sexual que encierra el zumo fresco, hace que sea recomendable en los casos de retardo del desarrollo del sexo, falta de menstruación en las mujeres, impotencia y esterilidad; en estos casos se tomará por tiempo prolongada. Para el tratamiento de la piorrea, dentistas de todas partes están empezando a recomendar zumos puros vegetales, especialmente de zanahoria. Su efecto curativo contra el reumatismo , gota artritis y cálculos, se debe a su enorme proporción de potacio que se combina con los ácidos. En los casos de hidropesia, ascitis, ademas, etc., también ejerce efectos neutralizantes de los ácidos, alcalinizándolos. Su uso es igualmente recomendado en las afecciones de las vias urinarias, pues es excelente para los riñonen.

Como antiséptico se puede tomar zumo varias veces por dia, especialmente en las enfermedades infecciosas como la tifoidea. Es asimismo un espectorante útil en las afecciones del pecho, asma, catarros bronquiales, etc., en estos casos se tomará el zumo mezclado con un poco de miel o jugo de limón. Debe ser la bebida cotidiana de los tuberculosos a causa de la gran cantidad de azúcar que contiene y su riqueza en calcio. También actúa como vermifugo, el zumo crudo de zanahoria tomando en ayunas, explelerá las lombrices intestinales.

Aplicaciones externas de la zanahoria

Son varias las aplicaciones de la zanahoria al exterior, pues es un articulo muy útil como estimulante aplicado sobre las llagas, úlceras, abscesos, carbunco, tumores cancerosos, escrófula, etc. La cataplasma estará constituida de la pulpa fresca rallada y cruda. La cataplasma de la pulpa, hervida en leche, espolvoreada con azafrán y reciada con aceite de almendras, es excelente para anginas y los infartos ganglionales agudos.

Para los panadizos, forúnculos etc. es magnifica en cataplasmas calientes, como emoliente y resolutiva, pues disminuye la inflamación, calmando el dolor, la desinfecta y favorece la cicatrización. Hervida en leche previamente molida y aplicada 3 veces al dia sobre las heridas antiguas y ulcerosas, la cura rápidamente.

La zanahoria cruda finalmente molida es eficaz contra las grietas que aparecen en la piel durante el invierno, especialmente contra la de los pezones de las madres que lactan. En todos estos casos no es preciso que se aplique la misma pulpa rallada en cataplasmas, sino que puede usarse también el zumo en lavados o empapado en lienzos, es decir en compresas.

Aplicaciones de las hojas, flores y semillas de la zanahoria

De esta extraordinaria planta, no solamente es aprovechable la raiz, sino que también se aprovecha sus hojas, flores y semillas que prestan grandes servicios a la medicina. Las hojas mangulladas se utilizan como diaforéticos y vulnerarlas, es decir que son apropiadas para curar heridas. Aplicadas con miel de abeja sobre las llagas supurantes y ulcerosas, las limpia perfectamente. En forma de cataplasmas, las hojas son magnificas para curar herpes, quemaduras, inflamaciones flemosas de los dedos, erisipelas, tumores inflamados, etc.

Las flores en cocimiento se emplean como diurético y emenagogo, y en las digestiones. Las semillas ligeramente cocidas, unos 15 o 10 gramos en un litro de agua, tomado 2 tazas al dia, da buenos resultados en los casos de catarros bronquiales crónicos, en las suspensiones de menstruación y la histeria en las mujeres.

Las semillas molidas, en la dosis de un gramo con un poco de miel o simplemente en agua, 4 veces al dia, es eficaz contra el eczema húmedo, asi como en la secreción insuficiente de orina, y en el mal de piedra.

Volver arriba Volver al Inicio