Cocina & Salud > Salud & Alimentos

Alimentos que previenen la hipertensión

Las principales causas de la hipertensión se relacionan con un aumento del líquido sanguíneo (beber muchos líquidos, abuso de la sal que con ella arrastra agua) o con el hecho de que las paredes vasculares que tienen pequeños músculos, muestran "cierta" contracción y con ello más presión (nerviosismo, estrés, deterioro de las paredes por arteriosclerosis, diabetes, etc.)

El problema de la hipertensión es que al circular la sangre a tanta presión puede lesionar aún más las paredes arteriales y facilitar roturas de pequeñas arterias en el cerebro y provocar embolias, etc.

Prevención

Elimine la sal y la grasa saturada (frituras, salsas, etc.); consuma muchos zumos y verduras (sobre todo apio); no beba líquidos en exceso; evite los excitantes tipo café, té, tabaco, alcohol, reduzca el estrés y el nerviosismo; controle el peso y prevenga la obesidad.

Tratamiento

Pepino, zanahoria y perejil: licue un pepino, dos zanahorias y un poco de perejil. Beba el líquido dos a tres veces por semana.

Hojas de olivo: cueza un puñado de hojas de olivo en un litro de agua. Cuele el líquido y tome dos vasos por día.

Ajo: cueza dos cabezas de ajo en un litro de agua y, después de colar, guarde el líquido en una jarra y beba un vaso dos o tres veces por día.

Papas: pele cuatro a cinco papas y cueza las cáscaras en un litro de agua durante 1520 minutos. Cuele el líquido y tome tres vasos por día.

Alimentos de uso restringido por su alto contenido en sodio

En la actualidad se sabe que una dieta rica en frutas, vegetales y productos lácteos pobres en grasas puede disminuir la presión arterial. En algunos casos, la disminución puede corresponder aproximadamente al mismo efecto de algunos medicamentos.

Estos son algunos de los alimentos que deben tener en su dieta un uso restringido:

• Sal: así como alimentos muy saldos como galletas de soda, papas fritas, nueces, maní salado.

• Queso, mantequilla, margarina

• Pescado salado, ahumado o en conserva

• Alimentos conservados en sal: carne ahumada o saladas, tocino, salame, salchichas, jamón, carne de cerdo saladas.

• Verduras enlatadas o jugos de verduras enlatadas.

• Aceitunas, especias y condimentados, como caldos en cubitos, salsas, mostaza.

• Polvos de hornear

• Dulces comerciales, mezclas preparadas para budines o gelatinas.

• Bebidas alcohólicas y cigarrillos también se incluyen dentro de los alimentos que deben reducirse o eliminarse dentro de lo posible si no quiere pasar un susto con la presión alta.

Volver arriba Volver al Inicio