Cocina & Salud > Salud & Alimentos

Ajo y vinagre

Ajo y vinagre
Elimine la gordura, baje su colesterol y disminuya los riesgos de temibles enfermedades con este par de productos naturales.

Se emplea con éxito la decocción de las hojas en las inflamaciones de la vejiga y contra el estreñimiento.Igualmente presta valiosos servicios en las hemorroides y en las enfermedades de la piel.

Es increíble que estos productos tan simples, que se pueden encontrar en el supermercado o en cualquier cocina, puedan resultar tan útiles.

Los investigadores descubrieron desde hace algún tiempo, que el ajo fortalece las defensas naturales del cuerpo humano, y por eso ayuda a combatir las enfermedades infecciosas. También se sabe que previene las enfermedades cardiacas, facilita la circulación y detiene la formación de coágulos.

El ajo

Reduce la presión sanguínea y el colesterol.

Usted puede comer uno o dos dientes de ajo al día o picarlo y añadirlo a las ensaladas y sopas para disfrutar de sus propiedades curativas. También ya es posible probar las cápsulas de ajo, sin olor.

Para el asma

El jarabe de ajo alivia el asma de maravilla. Según la doctora Dian Dincin Buchman, autora de numerosos libros naturistas, se debe tomar una cucharadita de este jarabe -con agua o jugo de frutas- cada 15 minutos hasta que se dominen los espasmos. Luego, una cucharadita cada dos o tres horas durante el resto del día.

Aquí tenemos la receta para hacer su propio jarabe de ajo:

Pele 200 gramos de diente de ajo, añada un cuarto de vinagre y agua destilada hasta cubrir los dientes. Aparte, usará 700 gramos de miel. Ponga los ajos pelados, el vinagre y el agua dentro de un recipiente de boca ancha, cierre perfectamente y agite bien la mezcla. Déjelo en un lugar fresco durante cuatro o cinco días agitando el recipiente un par de veces diario. Cuele y mézclelo con miel. Guarde en un lugar fresco.

Para gripes y resfriados

Combine un diente de ajo machacado con 1/2 cucharadita de pimienta Cayena, el jugo de un limón, una pastilla de un gramo de vitamina C machacada hasta convertirse en polvo y una cucharadita de miel. Tome esta mezcla tres veces al día en cada comida. Para bajar fiebre, frótese dientes de ajo pelados en las plantas de los pies. Para músculos doloridos, aplíquese aceite de ajo sobre la piel, el cual se prepara así: Corte cuatro o seis dientes de ajo y caliéntelos (no los fría) en media taza de aceite de olivo. Guarde en un recipiente de cristal para usarlo a futuro. Esta mezcla también quita el dolor de oídos. Póngase dos o tres gotas en los oídos dos veces al día.

El doctor George Lodget, nutriólogo y científico, vivió saludablemente hasta los 94 años. Su secreto para una larga vida incluía la ingestión de un diente de ajo al día y de un vaso de agua al caliente con dos cucharaditas de vinagre de manzana por la mañana y por la tarde.

Maravillas del vinagre

Como el ajo, el vinagre de manzana también baja la presión sanguínea y ayuda a la circulación.

También ayuda a normalizar o remover el calcio acumulado en las articulaciones y vasos sanguíneos, sin afectar el de sus huecos y dientes. Esto es muy útil contra la artritis, tendinitis, bursitis, y cálculo renales.

El vinagre también ayuda a fortalecer el corazón y a que lata de manera más regular; fortalece al sistema digestivo y conserva los riñones en perfecto estado.

El vinagre de manzana contiene 19 de los 22 minerales esenciales para la salud humana.

Para el insomnio: Ponga tres cucharaditas de vinagre a una taza de miel y guarde la mezcla en un recipiente de boca ancha. Téngalo a la mano en su recámara. Tome dos cucharaditas de esta mezcla antes de dormir. Esto lo hará conciliar el sueño en un lapso de media hora más o menos. Si no es así, tome otras dos cucharadita cada vez que se despierte y sienta que ya no puede dormir.

¿Padece insoportables dolores de cabeza?

Tome vinagre de manzana diluido en agua antes de cada comida, a media mañana y por la tarde. Si sus dolores de cabeza son realmente insoportables, aumente al doble la cantidad de vinagre.

El vapor de vinagre es efectivo para aliviar las migrañas.

Ponga partes iguales de vinagre y agua en un recipiente y colóquelo sobre la lumbre, a fuego lento. Cuando empiece a hervir, inhale los vapores. Bastan 75 inhalaciones y el dolor de cabeza desaparecerá en una media hora aproximadamente, según dicen los expertos. Si regresara de nuevo la migraña, será un 50 por ciento menos severa.

Volver arriba Volver al Inicio