Cocina & Salud > Salud & Alimentos

Use la sal, no abuse

Use la sal, no abuse
Conserva y condimenta, pero no alimenta. Además de no ser nutricionalmente necesaria, su exceso puede provocar serios problemas.

La sal común, conocida popularmente como sal, corresponde a la sal denominada cloruro sódico (o cloruro de sodio), cuya fórmula química es NaCl. Existen dos tipos de sal, según su procedencia: la sal marina, que se obtiene de la evaporación del agua de mar, y la sal gema, que procede de la extracción minera de una roca mineral denominada halita

¿A que se denomina “Sal invisible”?

Si se deja el salero igualmente se sigue consumiendo sal invisible, a fin de mes, con todo el esfuerzo realizado disminuyó sólo el 30% su gasto en sal.

Se calcula que en estos alimentos que tienen sal invisible está entre el 60 al 70% de la sal que consumimos. Sólo un 30% viene del salero.

Entonces para poder ahorrar de manera efectiva, la cuestión es reconocer la sal invisible, así ganará mucho más con menos esfuerzo. Solo tiene que concentrarse en detectar estos alimentos.

No tiene que preocuparse por todos los demás, ya que la enorme mayoría tienen poca sal. Así sin pensar Ud. puede consumir todo lo que quiera de vegetales, también lácteos descremados. En su estado natural tienen poco sodio y mucho potasio, el mineral hipotensor. También la cantidad de sodio de las carnes es moderada y no constituye un problema. Muchas veces no se la siente en el gusto, por ejemplo el pan, galletitas dulces, etc. Esto hace que no se identifiquen a estos alimentos como muy salados. Como suelen consumirse varias veces por día, casi todos los días, constituyen el principal ingreso de sal.

Alimentos con “sal invisible”

No reconocidos como salados, son los más invisibles.

Los panificados: tanto el pan común, lactal, salvado, etc., las galletitas, aún las dulces, las facturas, grisines, y la repostería en general, como las harinas leudantes llevan 1000 mg de sodio por cada 100 gramos. Esto es muchísima sal. Verdaderamente un despilfarro si lo comparamos con la pizca de sal que siempre queremos ponerle a la sopa o a un bife que como máximo tendrá 200 a 500 mg de sodio.

También esta sal invisible la encontramos en algunos productos elaborados: dulces, hamburguesas, patitas de pollo y productos enlatados.

Los quesos en general son otra fuente inadvertida de sal invisible; pues 100 grs. de queso lleva entre 100 y 1500 mg de sodio, aumentando esta cantidad a medida que se vuelven más duros. Por ejemplo el queso Port Salut contiene entre 600 y 700 mg de sodio cada 100 gramos.

Para tener un parámetro recordemos que el ahorro de 1000 mg de sodio es capaz de descender la presión arterial. Equivale al ahorro que se produce al comer una flautita sin sal.

Alimentos con sal agregada (elaborados)

Para conocer cual es la verdadera composición de estos alimentos es fundamental leer las etiquetas, y así poder disfrutarlos tranquilamente.

Sal fina Vs Sal de mar



Cómo preparar un sustituto casero de la sal

se aburre de los sustitutos artificiales que venden en supermercados y farmacias y quiere disfrutar de todo el sabor de los alimentos pero cuidar tu salud, entonces este truco de cocina es para Ud.

A continuación le pasamos una receta que sustituye de forma casera la sal. Podrá así agregarlo a cualquier alimento: sopas, carnes, guisados, pastas, ensaladas, etc., y disfrutar de un sabor más intenso y agradable de las mismas, que además cuidará tu salud.

Lo que necesita para prepararlo es:

• 2 cucharaditas de ajo en polvo
• 1 cucharadita de albahaca seca
• 1 cucharadita de orégano
• ¼ cucharadita de pimienta molida
• 1 cucharadita de cáscara de limón rallada y seca

El exceso de Sal

¿En qué medida la ingestión excesiva de sal puede causar problemas de salud?

La consecuencia más importante del exceso de sal en la dieta es la hipertensión. Pero la relación entre hipertensión y consumo de sal se ha magnificado, al menos en algunos casos. Estudios de la Universidad de Harvard demostraron que un porcentaje importante de hipertensos no son sensibles a la sal (ni la sobrecarga ni la restricción de sal alteran su presión arterial). Pero más allá de esta indicación, el estudio finaliza con una recomendación: "La reducción del consumo actual de sal está justificada, sobre todo si consideramos su extremadamente pobre participación en el logro del equilibrio nutricional".

¿Deben los ancianos suprimir la sal de la dieta?

La restricción de la sal de la dieta de una persona mayor acostumbrada a su consumo, puede llevar a una inapetencia que amenace con la desnutrición. Si no está justificada, puede ser peor el remedio que la enfermedad. Por lo tanto, es el médico quien debe individualizar cada caso.

¿Qué sentido tiene que los deportistas tomen bebidas saladas?

Las pérdidas de sodio con el sudor son de 750 mg. por litro. El deportista puede tomar agua con sal, con la siguiente recomendación: añadir 2 gramos de sal (800 mg. de sodio) por litro.

¿Cómo se puede evitar el consumo de sal?

No agregar sal a los alimentos en la mesa y evitar los alimentos que se sabe tienen mucha sal en su elaboración que no son, mayoritariamente, alimentos indispensables. Además, educar el paladar.

¿Qué aportan las sales de hierbas?

mejor es las que tienen un contenido reducido de sodio, fundamentalmente en los casos de hipertensión. Si estas sales tienen calcio o magnesio pueden contribuir a cubrir las necesidades de estos elementos, cuya deficiencia no es nada rara. Tal vez, lo mejor es el uso de plantas aromáticas como el tomillo, romero, salvia, albahaca, orégano, menta, estragón, comino o laurel, pues es una buena forma de condimentar las comidas sin "tapar" los sabores propios de cada alimento.

Volver arriba Volver al Inicio