Razones

1. El ser humano no puede sintetizar por si mismo un componente de las proteínas que se llama triptofano, los únicos que lo pueden sintetizar son la vaca en la leche y carne y la gallina en el huevo. El triptofano es el precursor de un puesto que se encarga de alimentar las neuronas cerebrales si no existe hay falta de desarrollo físico e intelectual.

2. Las personas totalmente vegetarianas, es decir, las que no prueban alimento alguno de origen animal no ingieren suficiente vitamina B12, algunos lactantes y niños muy pequeños alimentados con este régimen sufren retrasos del desarrollo e incluso malnutrición. Sin embargo esto no sucede cuando se incluyen productos lácteos y huevos en la alimentación vegetariana.

3. La mayoría de las proteínas animales son completas, la mayoría de las vitaminas vegetales son incompletas y como nuestro organismo necesita de proteínas completas para funcionar bien se deben combinar los vegetales de tal manera que aumente la calidad de la proteína. He aquí 3 formas de hacerlo:

• a) Combinar leguminosas (chícharos, frijoles, lentejas, cacahuates) con cereales (cebada, trigo, arroz y centeno) no tienen que ser en el platillo pero se en la misma comida.
• b) Combinar legumbres con nueces o pepitas.
• c) Combinar huevos o productos lácteos con cualquier producto de origen vegetal.

• Solo un consciente e inteligente reajuste en un modo correcto de vivir puede hacer de la vida adulta un periodo de vida saludable y útil.
• Se debe evitar al máximo consumir alimentos que no son esenciales para el funcionamiento del cuerpo como los refrescos, el azúcar, las botanas preparadas que proporcionan mucha energía sin proporcionar ningún nutrimento.
• Evitar los alimentos fritos, las salsas muy condimentadas, jaleas, mermeladas.
• Ingiera gran cantidad de frutas y verduras preferiblemente crudas (bien lavadas) en trozos grandes y si se cuecen que sea en poca agua por poco tiempo y en un recipiente tapado para evitar pérdidas de vitaminas. Mejor al vapor o al horno.
• Evite al máximo los alimentos refinados, harinas, pasteles, así como los procesados jamón, tocino, salchichas que solo nos dan agua y sal.
• Prefiera las grasas vegetales a las animales y reduzca el consumo de carne sobre todo la de cerdo (difícil de digerir). Si come de res que sean cortes magros.
• Prefiera carnes blanca como aves o pescado y una vez a la semana acostúmbrese a comer alguna víscera.
• Ingiera 8 vasos de agua al día y prefiera agua de frutas naturales a cualquier refresco o saborizante artificial.
• Consuma grandes cantidades de yogurt, germen de trigo, salvado, leguminosas y cereales integrales.

Volver arriba Volver al Inicio