Warning: embed_me.html could not be embedded. Dieta del Yogurt Alimentacion Sana
 
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Dieta del Yogurt

.
1
Subtítulos
El yogur es una de esas delicias que en la antigüedad fue desarrollado para que la leche no perdiera sus nutrientes.

Parece que proviene de Asia, de tribus nómadas, y en su nombre se descubre la raíz búlgara 'jaurt'. En el Imperio Romano este alimento era ya muy apreciado, tanto que Plinio el Viejo lo consideraba divino y milagroso.

El yogur se popularizó en el siglo XX, cuando el científico Metchnikov (premio Nóbel en 1908) demostró la posibilidad de que el alimento provocara longevidad en quienes lo consumían.

Tal vez no todo el mundo sepa que el yogur es un derivado lácteo que está hecho fundamentalmente con unas bacterias llamadas Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus. Estos vacilos, que permanecen vivos aún después de la fermentación, tienen un efecto realmente saludable en nuestro cuerpo, y colaboran tanto con su protección y nutrición, como con su limpieza.

Entre sus ingredientes activos podemos mencionar el calcio, varias proteínas, grasas graduales, hidratos de carbono, minerales como el fósforo, el potasio, el zinc, el magnesio y el yodo, vitaminas A y B, niacina y ácidos pantoténico y fólico.

El yogur tiene grandes beneficios para el cuerpo humano. Por ejemplo, disminuye el colesterol, favorece la absorción de grasas, combate las diarreas y el estreñimiento, combate las infecciones y reconstruye la flora intestinal.

Además, se cree que protege contra la Tuberculosis, que beneficia a quienes sufren de cáncer, anorexia, y que también ayuda a los alcohólicos. El sistema inmunológico se ve fortalecido con el consumo de este milagroso lácteo, por lo que es útil en el tratamiento de ciertas alergias.

En conclusión, el yogur es realmente ese alimento milagroso que describían los antiguos, y debería ser parte de la dieta de cualquiera que aspire a tener una buena calidad de vida.

¿Yogurt en las comidas?

Utilizar yogur en recetas de comida consigue bajar el valor calórico y contenido de grasa de las mismas

El yogur (también conocido como yogurt, yoghourt, yogourt, yoghurt, aunque según la Real Academia española estas grafías son incorrectas), se obtiene mediante la fermentación bacteriana de la leche. Es un alimento de alto valor nutritivo y sus fermentos lácticos son imprescindibles para perder peso y mantenerse saludable.

El yogur es un alimento versátil, se le puede utilizar en muchas recetas de comida, con lo cual se consigue bajar el valor calórico y contenido de grasa de las mismas.

Aprender a cocinar correctamente los alimentos junto con el yogur es quizá lo más difícil de esta dieta. El fuego debe ser muy leve, pues el calor elevado elimina los fermentos lácticos de este alimento.

No se debe batir con aparatos eléctricos, porque se vuelve demasiado líquido y no se integra bien a los demás ingredientes de la receta.

Para preservar todos sus beneficios, hay que añadirlo cuando la comida está cocida, y con el fuego apagado. Para calentarlo un poco, podemos utilizar brevemente baño María.

Beber un vaso de agua mineral a temperatura ambiente antes del desayuno, y algunos vasos más a lo largo del día (un litro en total), siempre fuera de las comidas, mejorará los efectos del yogur sobre la salud.

Comenzando la dieta

A continuación te proponemos una dieta de 1200 calorías basada en el yogurt, considerado uno de los alimentos “milagrosos” del presente siglo. Por su alto contenido en calcio y fósforo, está contraindicada en personas con colesterol alto, cálculos renales y problemas hepáticos.

Como siempre, se recomienda consultar con tu médico antes de iniciarla.

Día 1

Desayuno:
1 vaso de agua mineral a temperatura ambiente, 1 café sin azúcar, 2 yogures descremados y 1 pera.

Colación: 2 tostadas y 1 té verde sin azúcar.

Almuerzo:
1 ensalada chica a elección y pasta con yogur y queso fresco.

Colación: 200 gr. de fruta fresca a elección.

Cena:
2 tomates, 2 huevos duros y 2 rebanadas de pan.

Día 2

Desayuno:
1 vaso de agua mineral a temperatura ambiente, 1 té sin azúcar, 1 vaso de leche descremada y 1 manzana.

Colación: 2 tostadas y 1 té verde sin azúcar.

Almuerzo: 1 porción (50 gr.) de arroz con atún, pepino, tomate, yogur, orégano y sal.

Colación: 200 gr. de fruta fresca a elección.

Cena:
250 gr. de yogur y 1 ensalada de frutas con 1 cucharada de azúcar y jugo de limón.

Día 3

Desayuno:
1 vaso de agua mineral a temperatura ambiente, 1 café sin azúcar, 2 yogures descremados y 1 pera.

Colación: 2 tostadas y 1 té verde sin azúcar.

Almuerzo:
1 porción (60 gr.) de arroz con un poco de manteca y queso rallado, 1 pepino con crema de yogur y albahaca, y 2 rebanadas de pan.

Colación: 200 gr. de fruta fresca a elección.

Cena:
1 porción (80 gr.) de atún y 1 papa hervida.

Día 4

Desayuno:
1 vaso de agua mineral a temperatura ambiente, 1 café sin azúcar, 2 yogures descremados y 1 pera.

Colación: 2 tostadas y 1 té verde sin azúcar.

Almuerzo:
1 pepino con aceite de oliva y 1 porción de pasta fría con salsa de yogur, tomate y albahaca.

Colación: 200 gr. De fruta fresca a elección.

Cena:
1 churrasco a la plancha y 2 rebanadas de pan.

Día 5

Desayuno:
1 vaso de agua mineral a temperatura ambiente, 1 café sin azúcar, 2 yogures descremados y 1 pera.

Colación: 2 tostadas y 1 té verde sin azúcar.

Almuerzo:
1 porción (80 gr.) de espaguetis con manteca y queso rallado, y
1 ensalada verde chica con aceite de oliva.

Colación: 200 gr. De fruta fresca a elección.

Cena:
1 ensalada de 80 gr. De queso fresco con cebolla, semillas de hinojo, sal, pimienta, perejil y albahaca, más 2 rebanadas de pan.

Sábado y domingo: Repetir cualquiera de los días, a elección.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-