Warning: embed_me.html could not be embedded. Dieta para Ejecutivos Alimentacion Sana
 
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Dieta para Ejecutivos

.
1
Subtítulos
La ansiedad que habitualmente acompaña a los ejecutivos, obliga a estos profesionales a cuidar su alimentación para evitar trastornos cardiovasculares u otro tipo de problemas como la obesidad. Evitar las grasas de origen animal e incrementar el consumo de frutas y verduras son algunos de los hábitos que deben adquirir.

En España, la esperanza de vida ronda en la actualidad los 80 años, en el caso de las mujeres, y 73, en el de los hombres. Unas edades, que según los expertos, serán superadas en los próximos años debido al mejor conocimiento de las enfermedades y sus causas.

Las mejoras experimentadas en el mundo de la medicina preventiva o las vacunas también contribuirán a prolongar la vida. Pero, a la hora de garantizar la longevidad influyen más aspectos, entre ellos, la dieta. Quizás, uno de los sectores de la población que más descuida este aspecto es el integrado por los ejecutivos: personas entre 30 y 65 años, bien dotadas física e intelectualmente, con posibilidades económicas, pero, sometidas a estrés casi constante.

Comer con moderación

Por lo general, estos profesionales comen demasiado bien, lo que a corto o largo plazo, se traduce en obesidad, diabetes, trastornos cardiovasculares o cáncer. Problemas que, en buena medida, se podrían controlar o evitar. Una dieta sana pide comer de todo con moderación. La mayoría necesita alimentos sanos; no malos alimentos combinados con pastillas.

En primer lugar, los ejecutivos deben consumir carnes y pescados, siempre a la plancha o cocidos, acompañados de ensaladas o verduras del tiempo cocidas. Las proteínas de calidad – en este caso de origen animal- ayudan con sus aminoácidos a la reparación de las células y la regulación del metabolismo.

La importancia de las proteínas

Aunque las proteínas vegetales presentes en la ensalada y verduras son incompletas, también resultan necesarias, y las combinaciones de cereales con legumbres, a las que se puede añadir queso fresco o leche desnatada, proporcionan un buen suplemento de aminoácidos esenciales.

El contenido proteico no debe exceder del 12% del total de calorías diarias, porque, cuando la ración alimenticia es demasiado rica en carne, pescado, huevos o queso, la sangre y las células quedan sobrecargadas de purinas, ácido úrico y otros tóxicos. Además, el hígado y los riñones se alteran progresivamente dando lugar a molestias renales, hepáticas, artríticas o cardiovasculares.

Reducir las grasas saturadas

Otro de los hábitos que deben adquirir estos estresados profesionales es disminuir la ingesta de grasas, especialmente las saturadas. Estas se encuentran principalmente en los huevos, la leche entera, los quesos, el yogur entero, las carnes magras, la mantequilla, la margarina de origen animal y otras grasas de cocina.

Hay que priorizar, en cambio, el aceite virgen de oliva, los de girasol y maíz en preparados concretos, las margarinas vegetales, las grasas de pescado. Y, en cantidades menores, los frutos secos, los cereales integrales, frutas como el aguacate, las verduras y las legumbres. Reducir las grasas saturadas y utilizar las vegetales es útil para rebajar los niveles de colesterol en la sangre.

Frutas y verduras

También es necesario consumir gran cantidad de frutas y verduras frescas, especialmente las de hojas verdes o colores rojos, que proporcionarán las vitaminas, minerales y fibra necesarias. La fibra, presente en legumbres y cereales integrales, también es un elemento indispensable para evitar el estreñimiento que es una dolencia frecuente en personas poco activas y que propicia la aparición de hemorroides, venas varicosas o hinchazón de vientre.

Los ejecutivos deben disminuir la ingestión de azúcares y sal, así como desterrar el tabaco y el alcohol. Eso sí: siempre que lo deseen, pueden tomar un par de vasos de vino durante las comidas. Además, tendrían que obligarse a beber una botella grande de agua a lo largo de la mañana o la tarde. Esta debe ser una norma de obligado cumplimiento.

Por último, es recomendable hacer ejercicio físico si las circunstancias lo permiten o caminar, al menos, veinte minutos a paso vivo. Para ayudar al sueño y reducir la tensión y ansiedad del día, o ideal es tomar como postre alimentos ricos en triptófano, como requesón, leche semidesnatada, plátanos, dátiles o cacahuetes.

¿Que es la Ansiedad?

Es el conjunto de respuestas de pensamiento, fisiológicas y motoras que hemos aprendido a dar y son poco válidas para resolver una situación. Si nos enfrentamos a cualquier situación que requiera un esfuerzo para resolverla, ya sea físico o intelectual, nuestro organismo debe activarse: tensando los músculos, bombeando más sangre y respirando más rápidamente, memorizando lo aprendido,...
Esta claro que sin activación no podríamos resolver casi ninguna situación que se nos presentase en la vida real.

¿Cuándo activarse es un problema?
Cuando esa activación es innecesaria para resolver unaa situación e, incluso, nos impide resolverla.

Un ejemplo
Imagina a dos personas que se están examinando y...

SUJETO A: Lleva unos días preparándose bien, piensa que puede aprobar ya que sus amigos aprobaron y no son más hábiles o inteligentes que él. Cuando se sienta en la mesa y le entregan el examen, su corazón va un poquito más rápido de lo habitual, pero no le da importancia, nota que sus brazos y su cuello están un poco tensos, piensa que si suspende va a tener que “encerrarse” en casa otro fín de semana, pero se dice que mejor es concentrarse en lo que hace y así será más fácil aprobar.

SUJETO B: Lleva unos días muy preocupado porque igual le suspenden, igual le cambian el profesor que le da las clases o le ponen un profesor muy estricto. Además igual eligen preguntas muy difíciles para que aprueben sólo los “más listos”.
Cuando le entrega el examen el profesor, le mira de reojo y piensa que tiene cara de enfado, agarra el bolígrafo con mucha fuerza, nota que le palpita mucho el corazón y piensa que igual se pone enfermo, empieza a sudar mucho y quiere leer la primera pregunta, pero empieza a ver borrosas las letras, inmediatamente después empieza a pensar que se va a desmayar y está tan nervioso que es incapaz de contestar a ninguna pregunta.

Observa que ante una misma situación, dos sujetos que parecen igual de hábiles para aprobar, reaccionan de maneras diferentes. Mientras el primero se "activa" lo suficiente para reaccionar mejor y más rápido ante la situación, el segundo se activa tanto que no reacciona adecuadamente. Este segundo es el comportamiento de ansiedad.

Cómo enfrentarla?

Cada persona es diferente y como tal tiene distintas respuestas de estrés. El conocerse a uno mismo, va a permitir modificar aquello que afecta emocionalmente. Como las respuestas de estrés son diferentes en cada persona, lo primero que debe hacer para poder modificarlas es saber cuáles son. Para ello es necesario practicar la auto-observación.

Esta tarea puede parecerle una tontería; todo el mundo“cree” conocerse muy bien pero lo cierto es que aunque tenga una idea general de cómo es, es muy probable que (a no ser que se examine de manera consciente y premeditada) no sepa concretar exactamente sus reacciones. ¡Muchas personas llegan a sorprenderse, cuando se observan detenidamente!

Ejemplo de auto-observación

Pararse a escribir cómo piensa, siente y actúa frente a una situación, es una buena técnica para empezar a auto-observarse. A continuación se le presenta un buen ejercicio para empezar a conocer sus respuestas ante situaciones de ansiedad. Intente responder, frente a estas situaciones: ha perdido el tren o el autobús, habla con una persona que le atrae sexualmente, está en un atasco, ha olvidado una tarea importante; qué piensa, qué siente, qué hace.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-
   
-
-
Warning: embed_me.html could not be embedded.
-
-
-
_
+
Articulos Relacionados
+
Dieta para ansiosas
Sección Meditacion
Dietas de Ansiedad
Stress-angustia
Dietas y Cuidados
Alimentacion y Estados de Animo
Conozca el Mundo de la Meditación
Sección Dietas
-
_
-
-
_
-
-
-
_
-
-
_
-
-