Warning: embed_me.html could not be embedded. Nuevas tendencias Alimentacion Sana
 
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Nuevas tendencias

.
1
Subtítulos
Cocina a altos Vuelos
Tendencias Modernas en las que participa Ferran Adriá.

Comer rápido y sano: ¿una nueva moda?

La última tendencia en gastronomía ha estado protagonizada por la irrupción de consagrados cocineros en la fórmula de comida rápida de calidad. Fast Good e Iboo capitaneados por Ferran Adrià y Mario Sandoval, respectivamente, han marcado el pistoletazo de salida.

Comer rápido y bien

Esa es la consigna publicitaria que comparten las últimas iniciativas gastronómicas, inmersas en la nueva tendencia de ofrecer elaboraciones rápidas pero donde se cuida especialmente la selección de las materias primas. El objetivo es dar satisfacción a las necesidades de consumidores siempre agobiados por las prisas, pero también preocupados por su salud. Sin embargo y, al margen de operaciones de marketing, no conviene olvidar que comer bien y sano no es ni mucho menos algo nuevo.
Restaurantes de barrio anónimos llevan años ofreciendo su menú del día, en la mayoría de los casos elaborado con productos frescos y variados y de servicio rápido. Por no hablar de las tapas y sus tabernas, cuyas barras y pizarras han ofrecido y ofrecen degustaciones rápidas de sus sabrosas especialidades. Una astuta campaña publicitaria consiste en hacer creer al consumidor que la comida rápida y buena estaba por inventar.
Los nuevos restaurantes reciben el espaldarazo de cocineros mediáticos, de efectivas campañas de comunicación y de una estética funcional, minimalista y moderna. Las cartas son en sí mismas importantes armas publicitarias donde los platos figuran adornados con ingredientes o elaboraciones de ciertos vuelos culinarios: rúcula en lugar de la vulgar lechuga, tomate confitado en lugar de ketchup o una salsa de azafrán.

La fórmula Fast Good viene avalada por Ferrà Adriá y por la estructura empresarial de la cadena de NH Hoteles. Su oferta se inspira en conocidas hamburgueserías rápidas tipo Mc Donalds. En un ambiente de carácter futurista, el cliente elige en unos paneles los bocadillos y las hamburguesas, se le asigna un número y espera en la mesa a que el camarero le traiga la combinación elegida. El precio medio ronda los 15 euros. Adrià es el promotor del concepto y el asesor del restaurante y hace poco se le vio en las mesas del Fast Good comiéndose una de sus hamburguesas.

Cocina de altos vuelos

La propuesta de Mario Sandoval con su Iboo, que recientemente ha inaugurado en Madrid su primer local, es más ambiciosa. El lanzamiento se ha realizado bajo el lema “Alta cocina del Mediterráneo sana y rápida”. Sandoval proviene del restaurante familiar Coque, situado en la zona industrial del sur de Madrid, donde se ha dado a conocer por su cocina imaginativa e inspirada en la gastronomía madrileña. Iboo ofrece un menú diario de 9,5 euros con la misma fórmula de servicio que Fast Good: una zona de pedido en la que los comensales solicitan el menú y otra de consumo en la que tienen que esperar en las mesas a que los camareros les lleven el pedido. Aquí, sin embargo, el restaurante ofrece para las cenas servicio de mesa completo, momento en el que los clientes tienen más tiempo para comer tranquilamente. La carta tendrá dos versiones primavera-verano y otoño-invierno según los productos de cada temporada.
El objetivo de los dueños de Iboo apunta muy alto: abrir 20 establecimientos a modo de franquicia en cinco años. El segundo Iboo abrirá sus puertas, también en Madrid, a finales de 2004.
El origen
Fast Good e Iboo tienen un predecesor que abrió brecha en la fórmula de comida sana y rápida: Delina´s, primera cadena que con esas señas de identidad se establece en nuestro país. Desde su desembarco en Madrid en 1997, la firma ha inaugurado once locales. Su lema es “sano, fresco, sin químicas y hecho hoy” y su oferta se centra en un buffet de ensaladas, sandwiches, paninis, cremas calientes, chapatas, baguettes, pastelería y postres.
La empresa destaca de su oferta el servicio rápido, la comida ligera y sana y la elaboración diaria de todos los productos. El precio medio no supera los 12 euros. Aunque sin tanto marketing tenemos en la historia de nuestra gastronomía al fundador de este tipo de concepto: Antonio Rodilla. El que ha dado nombre a la famosa cadena de sandwiches, inauguró su primer local en 1939 en Madrid. Hoy la marca tiene una red en régimen de franquicia de 51 locales en toda España donde se sirven sandwiches frios, calientes, croissants rellenos, ensaladas, bollería, fritos y hojaldres, desayunos y meriendas. Desde 1992 la empresa cuenta con su propia empresa – Artesanía de la Alimentación- en la que se centraliza toda la producción de las materias primas que se emplean para la elaboración de su oferta.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-
   
-
-
Warning: embed_me.html could not be embedded.
-
-
-
_
+
Articulos Relacionados
+
-
_
-
-
_
-
-
-
_
-
-
_
-
-