Warning: embed_me.html could not be embedded. Noches de Oriente Alimentacion Sana
 
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

Noches de Oriente

.
1

Chef Norberto E. Petryk

Subtítulos
Miel, dátiles e higos, frutos prohibidos de alto poder afrodisíaco.

...yo soy fray Alberigo;
soy aquél de la fruta de mal huerto,
y aquí cosecho dátiles por higo.
-Dante Alighieri; La divina Comedia”; canto XXXIII, 5542/43/44-

...aquí tienes higos, pasteles, un panal de miel, vino y mujeres.
Los higos se han de comer de día y la mujer cuando ya no se ve...
-Pierre Loüys; Afrodita (1894)-

Los dátiles que aumentan la potencia viril tienen un gran parecido con los frutos masculinos (testículos) que todo hombre desea sean lamidos y besados antes de que su amante lleve a la boca el fruto mayor (su pene), cosa que le provocará un éxtasis que lo transportará a los cielos eternos del placer. El higo desde la antigua Grecia asociado a la fertilidad y el amor fìsico, por su forma recuerda la vulva femenina.
Estos dos frutos acompañados por la miel son los alimentos que me hacen recordar imágenes lujuriosas de bellas mujeres cubiertas por velos transparentes y ricos tocados, mujeres de muslos y pechos turgentes, que en compañía de esculturales mancebos de piel aceitunada y ojos profundos, con descomunales miembros, juegan al amor entre alfombras, almohadones y fuentes de agua saltarinas. Todo eso me imagino transcurre en el interior de una enorme carpa lujosamente decorada con piedras preciosas y candelabros de oro y plata, en un oasis en medio del desierto que arde bajo los rayos de un sol brillante mientras se va poniendo en el horizonte y va apareciendo la luna con millones de estrellas.
Sobre la alfombra los cuerpos desnudos que se retuercen apretándose unos contra otros con locura desenfrenada, bocas que apenas alcanzan a besar, labios que arrastran gotas de sudor y dientes que perforan la piel en busca de más pasión, manos y brazos que aprietan y acortan las distancias entre los cuerpos que se comprimen y confunden. Una mesa de metal del tamaño de una bandeja, allí: higos partidos al medio bañados en miel, miel que ella se frotó con pétalos de rosa y polvo de almendras en sus zonas intimas, zonas que él probó con su boca y en donde se sumergió en el más voluptuoso de los placeres... Dátiles en almíbar, que él comió para aumentar su potencia y virilidad mientras ella los colocaba sutilmente entre sus labios para frotarlos con su lengua... Agua de rosas con la que ambos amantes lavan sus cuerpos antes y después de la batalla...
Sobre la mesa aguardan otros manjares: cuajada, quesillo de cuajada, puré de garbanzos, hojas de parra rellenas con carne de cordero, falafel, kebe, almendras, piñones, damascos secos y mil hojas... , no falta el cous cous, ni el café aromático, el arak y un narguile.

“Más que todos los aromas me deleita tu olor.
Húmedos están siempre tus labios,
Miel y leche tienes bajo tu lengua,
El olor de tus vestidos es el del Líbano.
Eres un jardín secreto, hermana mía,
Cerrado manantial, fuente sellada.
-Cantar de los Cantares

Recetas del Oriente

Estaba tan bien provisto por la naturaleza que lo apodaron El Toro.
Su fama llegó hasta los oídos de la reina Pasifae, quien lo mandó llamar.
Vestida con una ajorca de rubíes en cada tobillo, lo recibió en la cámara matrimonial del palacio.
Al verlo desnudo gritó aterrada: No me toques, monstruo.
Con semejante espada me mataras Indiferente a sus súplicas, él la poseyó.
En medio del feroz combate amoroso Pasifae gemía con voz débil:
Sigue, sigue, asesino, no te detengas, que total ya estoy muerta
-Marco Denevi; Martirio de Pasifae de El jardín de las delicias (1999).

Kebe

(puede ser consumido en crudo o cocido de acuerdo al gusto de cada uno)
Ingredientes para dos amantes:
- ¼ kg. de carne magra de cordero picada (puede hacerse también con carne vacuna)
- 75g de trigo burgol
- rabanitos para decorar
- aceite de oliva
- sal
- ¼ de una cebolla pequeña picada.
Poner el trigo en remojo durante 24 hs., colocar con la carne en un mortero o mixer y moler todo junto con la cebolla y la sal. Servir cubriendo con aceite de oliva y rodajas de rabanito a su alrededor.

Falafel

- ¼ kg. de garbanzos
- 1 pizca de bicarbonato de sodio
- 4 cucharadas de cebolla de verdeo picada
- 4 cucharadas de perejil picado
- ½ diente de ajo picado
- pimienta blanca y negra a gusto
- ¼ cucharadita de comino molido
- ¼ cucharada de polvo para hornear
- 1 cucharada de huevo batido
Poner en remojo durante 12 horas los garbanzos, pelarlos y picarlos muy bien, mezclarlos luego con los demás ingredientes y amasar para formar luego pelotitas chicas, dando forma con las manos. Freírlas en aceite caliente y servirlas con salsa taratur.

Salsa taratur

- 1 taza de tahime (pasta de sésamo)
- el jugo de 2 limones
- ½ taza de agua
- 3 cucharadas de aceite de oliva
- perejil picado y sal a gusto
Mezclar lentamente el tahime con el jugo de los limones, incorporar el agua hasta que se transforme en una pasta cremosa. Agregar sal a gusto y cubrir con perejil picado, rociar todo con aceite de oliva.

Mil hojas o Baghala

- hojas de masa filo (o similar)
- 1 taza de nueces picadas
- 1 taza de piñones picados
- 1 taza de miel o 2 de almíbar espeso
- 1 cucharadita de agua de rosas o azahar
- manteca derretida para pintar
En una fuente para horno enmantecada colocar cuatro hojas de masa filo pintadas entre hoja y hoja con manteca derretida, espolvorear con un tercio de las nueces y piñones, colocar otra capa de 4 hojas de masa igualmente pintadas y sobre esta el otro tercio de nueces y piñones, continuar así hasta concluir con la masa. Cortar transversalmente dando forma de rombos y llevar al horno mediano hasta que dore bien. Retirar y bañar con la miel o el almíbar perfumado con agua de azahar o rosas. Servir frío o a temperatura ambiente.

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-
   
-
-
Warning: embed_me.html could not be embedded.
-
-
-
_
+
Articulos Relacionados
+
La Cocina del Tao
Dieta Budista
Sección del Chef
-
_
-
-
_
-
-
-
_
-
-
_
-
-