Cocina & Salud > Cocina

Insectos: ¿Dónde se venden?

insectos
Pasando al tema de donde se venden o donde se consumen. En el mercado de la Boqueria, en las ramblas de Barcelona, España, se dice que lo que no hay allí no existe en ningún lugar en el mundo, enterado de la presencia de un puesto de venta de insectos comestibles es que hice las averiguaciones al caso.

Este artículo salió publicado en el Magazine del periódico El Mundo del 25 de Abril pasado. Tengo el teléfono del puesto "Fruits del Bosc de Petrás", en la Boquería, donde se venden todas estas "exquisiteces"... mañana llamo, a ver si me mandan más información o me dicen si tienen página web. Un abrazo y ¡que no cojas un empacho de bichos!

Y estos... para humanos sin “prejuicios”
Gusanos, escorpiones y hormigas aportan tantas proteínas como el pescado
Por Belén Parra
Los puestos 689 y 670 del Mercat de la Boqueria de Barcelona continúan siendo el mayor foco de atracción de consumidores y curiosos. Si hasta la fecha eran las setas el producto más demandado en el negocio Fruits del Bosc de Petràs, ahora son los insectos –comestibles, claro–, los que concentran todas las miradas.

A la familia Petràs se le ocurrió ponerlos a la venta tras sus viajes por Asia, Suramérica y África, donde son considerados auténticas exquisiteces. Tras contactar con el principal mayorista de insectos, la empresa británica Edible, encargaron una primera remesa que prácticamente se agotó a los tres días. “Sobre todo por la curiosidad, pero esperamos que muy pronto sean vistos como otro alimento más”, explican Llorenç e Isaac Petràs. Así, los seguirán comercializando muertos y condimentados para, poco a poco, ofrecerlos vivos como en los mercados asiáticos. Y es que no sólo cautivan por su sabor, su composición nutricional es similar a la de la carne y el pescado.

Diversas recetas internacionales

Caramelo de escorpión

Es la mejor y más sabrosa forma de degustar el insecto. Su textura un tanto dura y crujiente, pero prácticamente insabora, conjuga a la perfección con la acidez del producto, algo pringoso. Precio: 6 euros.

Piruletas

De limón con escorpión macerado en vodka, de menta con hormigas maceradas con pimiento y de limón con gusano en tequila. El sabor del caramelo se elige para que contraste con el del insecto que recubre. 5 euros unidad.

Una copa

La misión del escorpión es, además de “ornamental”, la de reducir la gradación alcohólica de la bebida, así que no es necesario ingerirlo, aunque puede hacerse, puesto que los insectos destinados a consumo humano se crían en granjas para garantizar que no hayan tenido contacto con insecticidas. Este producto procede de China y, además de con escorpión y en botellas de 500 ml (a 20 euros), se presenta en envases de 250 ml, pero con una serpiente (15 euros).

En el cine. Los chapulines –saltamontes– rojos tienen un sabor fuerte. Generalmente se comercializan tostados y los jóvenes mexicanos los consumen, como aquí las palomitas, en el cine. El paquete con una docena cuesta 3 euros.

Sal de gusano

Se usa para condimentar carnes, pero algunos entendidos afirman que de esa forma pierde parte de su sabor y aconsejan degustarla acompañada de tequila. Originaria de México, el precio de cada bote es de 6 euros.

Para ensalada

En Petràs se venden de tres tipos: al curry verde tailandés, al queso cheddar y al chili, en sobrecitos de unas 12 unidades. Provienen de México, donde se consumen solos o como ingrediente de cualquier ensalada. 3 euros.

Revitalizante. Se trata de jalea con un abejorro al que se le agujerea el vientre cuando se introduce en el bote para que libere sus jugos gástricos. El insecto no se ingiere. Esta jalea es muy popular entre la población anciana de Japón. 25 euros.

De aperitivo

Hormigas culonas, deben su tamaño a una alimentación basada en el polen y la miel. Están tostadas en recipientes de barro con los aceites que segregan. Se comen tal cual. Su sabor es similar al de cualquier fruto seco.

Con una caña

Escorpiones tostados y macerados con vino de arroz. En Venezuela y México se toman “de pincho” con una cerveza. Ricos en proteínas, si se flambean son afrodisiacos. Hay que evitar tragarse el aguijón. Precio: 3 euros la unidad.

Como te dije, hablé esta mañana con el puesto de Petrás. Su página web es www.boletspetras.com. La he visitado. Solo está en catalán. De todas formas, creo que poniendole "voluntad" se entiende. Me dijeron que si necesitas más información puedes llamar a Isaac (hijo del dueño) al 937781989. Este mes de Agosto están de "medio vacaciones", por lo que a lo mejor no te atiende a cualquier hora. Espero que te sirva. Un abrazo. Reyes

Tomando contacto con otras personas, por ejemplo Luis, de Cuernavaca, que en pocos días comienza la carrera de gastronomía en España, me ha contado con sumo deleite como se preparan los jumiles (chinches) o las hormigas voladoras; Antonio de Venezuela que se encuentra estudiando gastronomía en los Estados Unidos me ha contado de una profesora de cocina tailandesa como enseña a guisar gusanos en sus clases, y sigo contando:

En Bangkok es normal ver puestos donde venden insectos ( igual que los panchos o garrapiñadas en bsas), en general son "deep fried", y estando en bsas una familia vietnamita me dio a probar cucarachas (tambien deep fried), en nigeria comen normalmente gusanos en el campo, los comen crudos a veces y hay de uno en particular que si te lo ofrecen es una señal de mucho afecto y es muy mal visto rechazarlo. Es un pequeño cilindro blanquecino verdoso de horrible sabor, al menos para mi. Guillermo B.

Les cuento que en mi país las hay y son muy costosas, una vez alguien me ofreció sin saber que era lo que iba a comer, solo veía como unas uvitas pasas infladas, cuando las probé dije que delicia, después cuando me dijeron lo que acababa de comer casi me muero. No volví a comer, pero eran muy ricas, saladitas y de una buena textura.
Acá les mando un algo que encontre sobre las hormigas en mi país.

En el Departamento de Santander se comen hormigas fritas, las llaman "Hormigas Culonas". Realmente son deliciosas, lo digo con propiedad pues las probé de regreso a Venezuela cuando en la vía que va hacia Bucaramanga las compramos por la carretera. Su sabor me recordó a las cotufas y la verdad es que inspiran Las recomiendo sobre todo a las parejas de recién casados.

¿Cómo se cocinan?

Las hormigas culonas constituyen desde tiempos inmemoriales delicioso y nutritivo regalo al paladar. Esta variedad de himenóptero de color amarillo oscuro, cabeza gruesa, tórax delgado, y abdomen extraordinariamente abultado con relación al resto de su cuerpo, provista de grandes tenazas y cuatro alas vistosas; es originaria de una bien delimitada región de Santander.

Preparación

Su preparación consiste en quitarles la cabeza, patas y alas, colocándolas a asar en lozas delgadas que permitan su manipulación para evitar que se quemen en el proceso, durante el cual se les rocía con agua sal.

Las "hormigas culonas santandereanas"

HORMIGAS COLOMBIANAS SE POSICIONAN COMO MANJAR EXÓTICO

Bogotá, 14 oct. (CNE). Plaza Colombia, empresa comercializadora de productos étnicos, despachó 25 kilos de hormigas 'culonas' santandereanas a Montreal (Canadá), para ser ofrecidas como manjar exótico en su feria mundial de alimentos que se realizará entre el 6 y 7 de diciembre próximo.

Con este negocio se suman cuatro ventas internacionales facilitadas por Proexport de este producto único en el mundo. La exportación a Canadá y los tres despachos efectuados a un mismo comprador de Reino Unido, suman ya nueve mil dólares.

Según la entidad, el posicionamiento de las hormigas en estos dos mercados contribuye para que los productores colombianos conquisten el mercado de los Estados Unidos, donde ya se tienen varias solicitudes para conocer y comercializar el producto.
Según expertos en nutrición, el potencial alimenticio de las hormigas 'culonas' asciende al 75 por ciento, equiparándose al pollo o al pescado.

Este tipo de alimento es una costumbre milenaria en muchos pueblos del mundo. En México, los antepasados aztecas consumían ya los famosos gusanos del maguey y toda suerte de variedad de insectos desde épocas remotas.

En Colombia, aparte del consumo de las hormigas santandereanas como una tradición conocida desde la época de los aborígenes Guane, hace más de 500 años, se conoce de pueblos entomófagos en la región del suroriente. En el Vaupés y el Amazonas es muy común el consumo de los gusanos blancos que pelechan en los troncos de la palma del Sagú.

Agradezco los datos aportados a los amigos del foro de cocina “a fuego lento”: Guillermo B./ monti/ Matías/ wasabi/ Lydia/ reyes y Brugal. Del foro de cocina “ Mesacamilla” : Marcela/ ANGEL211057/ carme.

 

Volver arriba Volver al Inicio