Cocina & Salud > Cocina

Lo afrodisíaco

Lo afrodisíaco
La palabra "afrodisíaco" proviene como todos saben de Afrodita pero esa diosa Madre es solo uno de los diez mil nombres.

Según los egipcios, que recibía Isis, su equivalente; antes de tener un nombre fue: "la Señora de las fuerzas cósmicas generadora de la vida", un título y simbolismo que heredarán todas las grandes diosas posteriores (incluso la "Virgen María, que al igual que Afrodita es "La reina del Cielo"), como la Nintu sumeria, la Inanna elamita, la Istar acadia, la Nut egipcia, la Astarté fenicia, la Hera, Atenea o Afrodita griega, etc., desde la antigüedad fue asociada a distintos animales y entre ellos a la serpiente que era un símbolo de la energía vital y la regeneración, una criatura de lo más benévola, no malvada y portadora de sabiduría; se desconocen los nombres que recibió desde un principio pero sí son conocidas sus figurillas con más de 20.000 años de antigüedad (ver: Dios nació mujer de Pepe Rodríguez).

La Diosa Madre

La diosa Madre está relacionada con el huevo (símbolo de la creación y nacimiento de la vida), principio femenino del cosmos, con el poder de la creación y la vida; su festejo primitivo, como representante de la vida que se regenera, es la "primavera", momento en que la diosa vuelve a traer a la vida a uno de los dioses de la naturaleza (mitos de: Tammuz, Orfeo, Hipólito, Dioniso, Adonis, etc.), suplantados con el advenimiento del cristianismo por Jesús, ¿por qué se festejan las pascuas respetando el equinoccio de primavera?.

La diosa Madre representaba el amor, la fertilidad y la fecundidad, en algunas culturas la lujuria y la guerra, y fue asociada al sol (aun en algunos países de Oriente), a la luna y al planeta Venus, inicialmente a la serpiente que simboliza el principio del caos y origen de la luz cuando adquiere su aspecto emplumado; Platón para poder dar explicaciones, posteriormente, la divide en dos, una Urania o celestial, del amor, y otra Pandemos o carnal, inherente a la lujuria. Con el surgimiento de la religión judeocristiana y ya iniciado anteriormente el patriarcado que iría despojando a la gran Madre del poder, se la comienza a perseguir y catalogar como una verdadera aliada del demonio y el pecado. Asociado el cristianismo con el Imperio Romano, se declara a Venus / Afrodita como enemiga número uno del Estado y equivalente a Lucifer, que en realidad es un nombre proveniente de fósforo y su significado revela el origen de la luz. Desde allí los afrodisíacos fueron asocia dos al pecado y a la perdición quedando relegados a culturas paganas. En el siglo XX, y conjuntamente con la liberación de la mujer, vuelven a surgir a la luz y se proclaman como un nuevo descubrimiento de la humanidad.

¿Qué tienen que ver la primavera, los ciclos estacionales y la luz con los afrodisíacos?

Muy simple, la luz y los ciclos estacionales regulan la acción del hipotálamo, un órgano que se encuentra en el cerebro humano ( junto con la hipófisis conforma la glándula pituitaria o tercer ojo). El comportamiento humano depende de la cantidad de luz que el cuerpo recibe por día, produciéndose durante el otoño e invierno un aumento de la depresión y falta de estímulo sexual, con un aumento progresivo del bienestar y la felicidad con mayor estimulo sexual durante la primavera y el verano, producto de las concentraciones de serotonina en el cerebro, y, a su vez este neurotransmisor se encuentra condicionado a la luz que recibe el organismo.

¿Cuestion de Hormonas?

Las hormonas sexuales, gonadotróficas, aumentan o disminuyen acorde al ritmo del sol y la luna, del amanecer y del atardecer y son influenciadas por la luz que es capaz de captar el hipotálamo. El hipotálamo se comunica con la hipófisis para liberar neurotransmisores serotoninicos; la serotonina aumenta con la oscuridad y disminuye con la luz.

La serotonina 5-hidroxitriptamina, es un neurotransmisor que se encuentra presente en el chocolate, moluscos, artrópodos, celenterados, ananá (piña), banana (plátano), ciruela, y en varias nueces, incluso en la ponzoña de la ortiga, la picadura de abeja, avispas y escorpiones (véase: Kama Sutra y Katab, en donde se recomienda la utilización de ponzoña de insectos para mejorar la erección del pene), en Japón es famoso el consumo del pez "fogu" al que sus especiales chef le dejan parte de su veneno toxico, tetratotoxina, que produce un efecto de estimulación sexual en quienes lo consumen.

La serotonina (5-HT) es un transmisor químico para las neuronas encefálicas llamadas "triptaminérgicas" o "serotoninérgicas", se forma enzimaticamente a partir del aminoácido triptofano por hidroxilación seguida de decarboxilación, y el triptofano se produce con el insumo de hidratos de carbono, harinas y chocolate, que llevan a la secreción de la hormona insulínica que facilita el suministro de aminoácidos como el triptofano.

Cuando los órganos de los sentidos reciben un estímulo físico, como una caricia, un beso, una imagen visual o un mensaje auditivo u olfatito o de sabor sexualmente interesante, éste mensaje llega al hipotálamo, quien se comunica con la hipófisis o pituitaria, que a su vez libera neurotransmisores, sustancias químicas que se encargan de conducir las instrucciones a las partes adecuadas para producir los cambios que identificamos como excitación sexual.

Para que se produzca la eyaculación u orgasmo el hipotálamo libera a través de la hipófisis "oxitocina", y luego de la eyaculación aumenta nuevamente la cantidad de serotonina provocando ese estado de placer y tranquilidad que inducen al sueño, para ser nuevamente reabsorbida y comenzar nuevamente el proceso. Cuando aumenta la cantidad de serotonina se estimula la liberación de ACTH (hormona adrenocorticotrofíca, que interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono y aumenta las defensas), también se libera somatrofina (hormona del crecimiento) y prolactina (tiene acción sobre las glándulas mamarias actuando en su crecimiento y formación de leche), y se inhibe la secreción de las hormonas luteinizante (LH), y la hormona foliculoestimulante (FSH) que son las encargadas de estimular la síntesis de AMP cíclico que a su vez estimula la biosíntesis de esteroides sexuales, pero para que ocurra todo éste proceso se necesita un mecanismo de retroalimentación que se en contrará inhibido si no se produjera la absorción de serotonina por la hipófisis, causando por ejemplo impotencia en el hombre; cuanto más rápido se absorbe la serotonina, más rápida es la respuesta y estimulación sexual.

Todos los sentidos que pueden ser estimulados por varios tipos de alimentos están íntimamente conectados con el hipotálamo, además muchos alimentos catalogados como afrodisíacos contienen vitamina "E" (antiesterilidad) que aseguran la fertilidad y fecundidad; las ostras ricas en zinc aumentan la lubricidad vaginal y regulan las gónadas sexuales; algunos alimentos como la zanahoria y otras verduras y frutas poseen una estructura química similar a la de las feromonas y confunden al organismo induciéndolo a la producción de hormonas sexuales.

Desde tiempos antiguos en el Ramayana y en el Mahabarata se ha mencionado a la banana (plátano) como una fruta de privilegio para un cuerpo y mente sana y hasta con estímulos eróticos; los alemanes acaban de publicar extensamente todo lo beneficioso del banano y agregan que la serotonina se extiende sobre la superficie de la tierra como una alfombra espiritual luminosa; la banana además de contener proteína, calcio, fósforo, vitaminas, zinc, magnesio, potasio y glucosa que son elementos indispensables pare el correcto funcionamiento de las neuronas cerebrales, también contiene "serotonina" como no la posee ningún otro alimento.

Alimentos y Sexo

Por lo expuesto cave aclarar que sí hay una relación entre alimentos y sexo, nada más que la palabra "afrodisíaco" a sido mal interpretada a conveniencia de algunos, y sí hay drogas o químicos que inducen inmediatamente a la lujuria, aunque el acto sexual, siempre y como todo, se encuentra condicionado por reglas sociales, culturales, de orden moral o religiosas y por las condiciones psicológicas del individuo.

Tengo que aclarar que finalizada mi investigación puedo decir que los afrodisíacos son todos aquellos alimentos que ayudan a mantener el organismo en forma saludable y le brindan una seguridad para la procreación de la especie, lo meramente ligado a la excitación sexual queda relegado a cada individuo y su condición cultural, religiosa, moral y psicofísica que lo unen con el medio en que interactúa.

¿Creías en las brujas?, pues acá regresamos los brujos amantes de la cocina, y el ingrediente fundamental para nuestras recetas es el "amor", y más allá de la religión que profeses, recuerda que todas nos unen con Dios y el universo creador de la naturaleza que lo contiene.

Volver arriba Volver al Inicio