Warning: embed_me.html could not be embedded. A la Hora del Té Alimentacion Sana
 
-
_
-
-
_
-
-
_
-
-
_
-
_

   

 

A la Hora del Té

.
1

Chef Norberto E. Petryk
¿Nos tomamos mas de cinco minutos?
El arte es largo, y la vida breve.

Subtítulos

Bueno, hablando de té, ¿Quién no participó alguna vez en su vida de alguno inolvidable?, ¿quizás alguna tarde en el Richmont? de la calle Florida-, ¿o en casa de alguna tía abuela?.

Yo recuerdo esos te-cena que solíamos preparar con Margarita Bibolini en su departamento de la calle Esmeralda y Arroyo, en donde casi sin querer aparecía alguna bajilla de la abuela, que fue guardada con amor y respeto. O aquel que tomamos una tarde -de otoño- en compañía de María Laura y Miguel Ángel, en el magnifico Palacio Saint-Souci en Victoria-, invitados por Pepita” Durini su dueña-. O esos tomados en una tarde lluviosa, acompañando las torrijas con sabor a Asturias- de la abuela Etelvina; o las berlinesas arrastrando esencias de ciruelas, desde las estepas de Ternopol- de la abuela Ana.

El embajador Miguel Espeche Gil aficionado por el té, y amante de los dulces- nos contó de ese nuevo lugar que había descubierto sobre Av. Santa Fé en donde era casi imposible acabar uno solo con el té completo-. Recuerdo también el samovar en la carpa de esos gitanos, cuando la esposa del jefe de una tribu del brasil nos invito una tarde para beberlo más frío lo volcaban en el plato-. Como recuerdo esos sabores frescos, frutales y dulces de ese variedad de té, que me invito una tarde Alejandro Manna un importador árabe de Ciudad del Este-. O el que preparé aquella tarde de agosto para agasajar a unas amigas de la embajada de Venezuela, y, cuando llegaron me dijeron:

Oye chico, ¿Qué es eso?,
tira esa agua sucia y échate unos tragos En fin, nada es perfecto.

¿El té de las cinco?

Las infinitas posibilidades de la Camelia sinensis

Más allá y bastante más acá del clásico té de las five o´clock, el de la Camelia sinensis es un mundo para explorar a toda hora y en cualquier circunstancia: para entrar en calor si se tiene frío, refrescante si hace calor, animarse si se está deprimido, o calmarse si tensionado.

Conocido como infusión; y por conocerse, también, como ingrediente de recetas: arroz Earl Grey a las finas hierbas, chuletas de cordero al té, gambas fritas al té de jazmín o salmón con arroz al té japonés, entre otras disponibles con sólo cliquear en www.teandco.com.ar

T&Co y La corte, dos nuevos reductos porteños, tienen qué ofrecer al respecto. El primero, con más de 30 variedades de té negro, verde, mezclas y saborizados desde su página en Internet ( con opción directa de compra) o a través del showroom en Barrio Norte, que no es salón de té, pero dispone de cómodas mesas para degustar antes de decidir la compra. Allí se destacan los nidos prensados trucha, un té negro de origen chino que se ralla como si fuera nuez moscada sobre el agua; las bochas de Bai mu dan, un té verde que en contacto con el agua se expande como una esfera; o las Silvering balls, pequeñas bolitas hechas a mano con hojas enrolladas longitudinalmente que toman la forma de crisantemos una vez en agua. Además, accesorios como coladores de bambú o plata, infusotes de metal o porcelana, cucharas artesanales para medir y desechar el polvillo, y 22 opciones diferentes de cajas de regalos.

Entre otras claves para disfrutarlo mejor, Iris Benjamín y Noemí Zlochisti, anfitrionas del lugar, asesoran sobre los distintos productos y recuerdan algunas claves de sibarita: el agua (según el caso debe estar entre 75 y 90 °C), el tipo de tetera ideal de acuerdo al té, el tiempo de infusión (las hojas grandes requieren más de 5 minutos), y cómo escaldar a apropiadamente una tetera.
Por las dudas, cada tipo de té viene con una tarjeta con recomendaciones específicas para disfrutarlo en su mejor estado.
Para tomar en el lugar o llevar, en La Corte hay una docena de alternativas de blends, además de la vajilla apropiada. Entre otras tentaciones, las hay ricas en antioxidantes y vitamina C, refrescantes y tónicas. Pero también con historia, como el chai y su receta milenaria de la India, con clavo de olor, canela y jengibre, servido por los chaiwallas, “dueños de una de las sonrisas más lindas que se puedan ver.

-T&Co., abierto de lunes a viernes de 10 a 19; sábados, de 10 a 13; Juncal 1690, 2°B.
-La Corte, abierto de martes a domingos, de 9 a 4; Arévalo 2977, Las Cañitas.
-“Revista” La Nación. 22/06/2001-

Receta Bavarioise

El babaroise es una reconfortante bebida caliente, que se acostumbre ha servir en los parties por la tarde. No se debe confundir bavaroise (femenino) con babarois (masculino) á la créme o babarois aux fruits, que son cremas hechas con gelatina.

Esta receta es para 2-3 bebidas calientes

  • 15g de azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • 150ml de té fuerte caliente
  • 150ml de leche caliente

para dar gusto:

  • 1 cucharada de kirsch, ron o Cointreau o se añade a la leche
  • 60 g de chocolate o
  • 1 cucharada de café fuerte o
  • 1 cucharada de jugo de naranjas o
  • ½ cucharada de jugo de limón o
  • un trozo de vainilla en rama.

Prepare un té fuerte, y caliente la leche hasta que hierva. Bata las yemas con una batidora eléctrica, añada poco a poco el azúcar y continúe batiendo hasta que esté espeso y color amarillo pálido. Añada el té caliente y la leche, batiendo todo el tiempo, hasta que esté espumoso y espeso. Incorpore el licor y viértalo en los vasos. Si quiere omita el licor y déle gusto a la leche con el ingrediente correspondiente.

Es posible helar esta mezcla para hacer helado de té.

-Receta de: “Comiendo con Marcel Proust” Recetas de la Belle Epoque. Shirley King-

 

 

 

Warning: embed_me.html could not be embedded.

-
   
-
-
Warning: embed_me.html could not be embedded.
-
-
-
_
+
Articulos Relacionados
+
-
_
-
-
_
-
-
-
_
-
-
_
-
-