Dietas & Nutrición > Nutrición

Consecuencias de una alimentación desbalanceada

Consecuencias de una alimentación desbalanceada
Tener una alimentación o una dieta poco saludable puede dar lugar a varios problemas de salud y comportamientos.

Todos necesitamos consumir determinados tipos de alimentos y nutrientes que contribuyen a nuestra salud física y mental. El desbalance nutricional, por exceso o falta de nutrientes, afecta nuestro cuerpo de diferentes maneras generando, trastornos de salud que pueden llegar a ser graves. Entender esto es fundamental antes de sufrir los riesgos de una mala alimentación así como los efectos inmediatos en la salud.

Obesidad
El aumento de peso es una de las consecuencias de una mala alimentación más visibles. Sin embargo, su gravedad no pasa por una mera cuestión estética, ya que la obesidad trae varios problemas: aumento del colesterol, una mayor presión sanguínea, acumulación de grasas en las arterias y la aparición de problemas cardiovasculares, así como el aumento de las probabilidades de que nos veamos afectados por la diabetes.

Sistema inmunológico
Una carencia de sustancias nutritivas fundamentales para el cuerpo puede generar problemas físicos y enfermedades. Tal es el caso de lo que acontece con una alimentación deficiente de hierro, lo que provoca anemia. Pero el desbalance químico y mineral también puede llevar a problemas de fatiga crónica, dolores musculares y calambres, entre otras consecuencias.

Problemas de sueño y carácter
El buen descanso está basado en algunos pilares básicos. Y uno de ellos es la alimentación. Como consecuencia de una mala alimentación, puedes experimentar problemas de insomnio o sueño poco profundo como consecuencia de indigestiones y comidas excesivas a la noche. Como todo está ligado, la falta de sueño en conjunción con deficiencia de nutrientes determina modificaciones en el comportamiento y el carácter de las personas, así como problemas de depresión. El cóctel es mortal: mala alimentación, mal descanso, fatiga y cambios en el carácter suelen derivar en problemas graves de salud.

Fertilidad y embarazo
Hay estudios que demuestran que las mujeres con obesidad tienen más dificultades para quedar embarazadas, sin contar con el riesgo que implica para el desarrollo del feto. Previo al embarazo, o durante el mismo, una mala alimentación tiene sus consecuencias negativas. Atracones y compulsiones alimentarias

Atracones y compulsiones alimentarias
Las privaciones alimentarias pueden causar una dieta poco saludable. Los atracones de comida son a veces el resultado de haber pasado demasiado tiempo sin alimentos y aporte energético –calorías-. Si constantemente se saltea las comidas, es posible que al sentirse privado termine comiendo más por la noche, especialmente si usted es incapaz de conciliar el sueño.

Pérdida muscular
Si sigues una dieta que no incorpora suficientes proteínas esto puede conducir a la pérdida de masa muscular no deseada. Tu cuerpo necesita proteínas para construir y reparar tejidos, y llevar a cabo un gran número de procesos. Cuando usted no consume suficiente proteína en su dieta, su cuerpo va a consumir su propia masa muscular.

Fatiga y náuseas
Algunas prácticas insalubres de algunas dietas implican la reducción de calorías extrema. Jugo de ayuno en el que pasar semanas sin consumir alimentos sólidos a menudo tienen efectos secundarios indeseables. La fatiga, náuseas, mareos, calambres y dolores de cabeza son consecuencias comunes de estas dietas poco saludables.

Volver arriba Volver al Inicio