Dietas & Nutrición > Dietas

Dieta para la retención de líquidos

Dieta para la retención de líquidos
La retención de líquidos aumenta en épocas de calor. Conoce como combatir este problema modificando algunas pautas en tu alimentación.

Las personas con retención de líquidos generalmente sufren de pesadez en las piernas, es debido a que puede haber un acúmulo importante de líquidos, hasta 2 litros o más, lo que también explica el aumento de peso.

Si tienes este problema, piensa que las causas más frecuentes es una mala alimentación, llevar una vida sedentaria, los cambios hormonales (menstruación, ovulación, embarazo) y el consumo de ciertos fármacos (anticonceptivos, antiinflamatorios). No podemos olvidar que estos edemas en las piernas pueden ser también la primera manifestación de una enfermedad renal, cardíaca o hepática, de manera que por norma general hay que acudir al médico cuando con las recomendaciones que demos a continuación no se resuelvan los edemas.

¿Qué incorporar?

Alimentos ricos en potasio: champiñones, papa, palta, damascos o albaricoques secos, frutillas, coles de Bruselas, zanahoria, berros, acelgas, nueces, perejil.

Alimentos ricos en Omega 3: pescados y semillas o aceites de lino.

Jugo de limón: diluirlo en un litro y medio de agua y beber a lo largo de todo el día.

Cereales integrales y legumbres: favorecen el tránsito intestinal.

¿Qué hay que evitar?

Leche y productos lácteos.

Carnes rojas y derivados cárnicos.

Harinas refinadas.

Lechuga.

Alimentos ricos en sal o sodio:
• Sal de cocina.
• Fiambres, embutidos o charcutería.
• Alimentos en salmuera o ahumados.
• Caldos y sopas concentradas. Cubitos de caldo.
• Mariscos.
• Aceitunas y encurtidos.
• Bollería o panificaciones.
• Quesos.
• Snack: papas, frutos secos fritos, galletitas.
• Salsas elaboradas fuera de casa.
• Alimentos congelados, por su alto contenido en conservantes a base de sodio.
• Enlatados por su alto contenido en conservantes.
• Edulcorantes artificiales a base de sodio como el ciclamato de sodio.
• Bebidas gaseosas dietéticas, deberán ser consumidas con moderación de acuerdo al grado de hipertensión existente, ya que estas bebidas pueden contener sodio en el edulcorante con el que las endulzan.

Volver arriba Volver al Inicio