Cocina & Salud > Salud & Alimentos

Cerebro: aumente su capacidad con Resveratrol

Cerebro: aumente su capacidad con Resveratrol
Hay un creciente número de evidencias apuntando a los efectos benéficos del Resveratrol para mantener la salud cardiovascular e incluso proteger al cerebro contra la demencia relacionada con la edad, tales como la enfermedad de Alzheimer.

Se caracteriza por una declinación progresiva y mayormente irreversible en la memoria y la cognición. Con una población que envejece rápidamente (se estima que el 30% de la población tendrá 65 años o será mayor de esta edad para el año 2050), las proyecciones dicen que millones de personas desarrollará esta enfermedad debilitante neurológicamente durante las próximas cuatro décadas.

La enfermedad de Alzheimer implica al menos 4 cambios patológicos en el cerebro que traen deterioro cognitivo progresivo y pérdida de memoria:

• La acumulación de depósitos dañinos llamados placa senil alrededor de las neuronas (células cerebrales) y la formación de nudos neurofibrilares dentro de las neuronas.

• El daño oxidativo a las neuronas provocados por las especies altamente reactivas moleculares llamadas radicales libres.

• Un descenso en los niveles del neurotransmisor acetilcolina (una molécula que es vitalmente importante para la formación y retención de la memoria) en ciertas regiones del cerebro, resultando en un declive en la actividad colinérgica (función cerebral que depende de la acetilcolina).

• Cambios inflamatorios que pueden llevar a un daño neuronal o la muerte neuronal.

Daño oxidativo: el mayor culpable en el Alzheimer

Se cree que el daño oxidativo al cerebro causado por los radicales libres juega un rol importante en el deterioro cognitivo característico del Alzheimer y otras demencias relacionadas con la edad. Los radicales libres son moléculas destructivas que son producidas dentro de las neuronas y en todas las células en el cuerpo cuando la energía química es generada a través de procesos metabólicos. En ciertas enfermedades como el Alzheimer, sin embargo, los radicales libres son producidos en mayores cantidades que la normal, llevando a un daño significativo e incluso a la muerte celular. En las autopsias cerebrales de los pacientes con Alzheimer, hay cambios patológicos distintivos causados por la actividad de los radicales libres, incluyendo un daño en el ADN y la oxidación de proteínas y lípidos.

Resveratrol: una nueva arma contra la demencia

Conociendo que el daño oxidativo a las células neuronales es un contribuyente directo a la enfermedad de Alzheimer, tiene sentido pensar que los suplementos antioxidantes pueden ser armas importantes en la guerra contra el Alzheimer y otras formas de demencia. Apoyando esta óptica están los resultados de un estudio de 442 pacientes mayores en Basel, Suiza, en el cual los investigadores descubrieron una correlación directa entre la retención de la memoria y los niveles sanguíneos de 2 antioxidantes comunes – alfa-tocoferol (vitamina E) Y beta-caroteno (un precursor de la vitamina A).

Más allá de los antioxidantes más conocidos como son estos dos, otros suplementos que tienen propiedades antioxidantes potentes están mostrando su validez en la pelea contra el Alzheimer. Uno de los más interesantes de estos es el resveratrol, el cual es un compuesto polifenólico (una amplia clase de flavonoides conocidos por su actividad antioxidante) descubiertos en la cáscara y semillas de las uvas. Está presente en cantidades significativas en la raíz del Polygonum Cuspidatum, una planta que procede de China.

Combate los efectos de la placa senil

Además de proveer protección contra la demencia vascular, el resveratrol puede proveer una significativa protección contra la enfermedad de Alzheimer al proteger las células neuronales del estrago que hacen los radicales libres. Un reciente estudio examinó el efecto protector del resveratrol contra la toxicidad causada por la proteína beta-amiloide (el componente principal de la placa senil) en las células endoteliales humanas. Los investigadores mostraron que, al menos en laboratorio, redujo la producción de radicales libres asociada con los beta-amiloides y protegió las membranas de las células epiteliales del daño inducido por los radicales libres.

Otro estudio reciente ha fortalecido la hipótesis de que el resveratrol puede ayudar a proteger contra la enfermedad de Alzheimer a través de su poderosa actividad antioxidante. Los investigadores examinaron los efectos del resveratrol sobre las células neuroblastomas humanas sujetas a estrés oxidativo generado por los beta-amiloides. Se encontró que el resveratrol es efectivo en incrementar los niveles de los glutationes, un limpiador de radicales libres intracelular, el cual es el más importante antioxidante del cuerpo (por desgracia, no puede ser tomado como suplemento). El resveratrol también fue capaz de ayudar a prevenir la neurotoxicidad causada por el beta-amiloide.

Induce la actividad de otros Antioxidantes

Además de actuar directamente como un antioxidante, el resveratrol puede beneficiar el corazón y el cerebro de manera indirecta a través de la inducción del sistema hemoxigenasa presente en todas las células. La hemoxigenasa es una enzima que degrada la molécula de hemo, el transportador de hierro en la sangre (donde forma parte de una molécula mucho más grande, la proteína hemoglobina). Que reduzca los niveles de moléculas hemo libres en las células – especialmente en células tan sensitivas como las neuronas - es algo muy bueno, ya que los hemo libres actúan como un pro-oxidante. Por lo tanto, la hemoxigenasa actúa como un antioxidante; es inducida naturalmente

Resveratrol y Ginkgo: doble protección

La suplementación con resveratrol y ginkgo parece ser una manera sabia de ayudar a mantener saludable la función cognitiva y combatir la plaga del Alzheimer y otras formas de demencia.

¿El resveratrol puede extender la expectativa de vida?

Los científicos creen que el resveratrol logra esta hazaña mediante la estimulación de la acción de las sirtuinas —proteínas que engañan al cuerpo a creer de que está siendo restringido calóricamente. La restricción calórica es la única manera comprobable de extender significativamente la expectativa de vida en los animales de laboratorio, y muchos científicos creen que podría tener el mismo efecto en los seres humanos. Vale la pena recalcar que mientras un vaso de vino tinto durante la cena es innegablemente placentero y saludable, es una fuente poco confiable de resveratrol, debido a que los niveles encontrados en los vinos tintos varía ampliamente, dependiendo de muchos factores. Suplementándose con resveratrol, por otra parte, es totalmente confiable, ya que provee de una cantidad conocida y una dosis justa todos los días, para un beneficio óptimo. No solo ayudará a proteger su corazón y cerebro, sino que incluso ayude a extender la expectativa de vida que estaba destinado a disfrutar.


Referencia: Howitz KT et al. Small molecule activators of sirtuins extend Saccharomyces cerevisiae lifespan. Nature 2003 Aug 24:5 pp
Articulo realizado en inglés por el Dr. Edward R. Rosick, medico de cabecera y profesor asistente clínico de medicina en la Universidad del Estado de Pensilvania, donde se especializa en la medicina preventiva y alternativa. También posee un master en administración sanitaria.

Volver arriba Volver al Inicio