Cocina & Salud > Fitoterapia

Los beneficios de las tinturas naturales

Los beneficios de las tinturas naturales
La tintura es la forma más sencilla de aprovechar todas las propiedades de las plantas.

Podemos consumir las plantas medicinales de muchas maneras diferentes. Por ejemplo podemos consumirlas frescas o desecadas para elaborar infusiones, para elaborar tónicos, capsulas, o jabones naturales, sus semillas y hojas para aderezar ensaladas o postres o en molidas en forma de especias. Pero cuando necesitamos aprovechar todo su potencial y principio activo puro para obtener resultados rápidos, sin duda las tinturas son la mejor manera de consumir plantas medicinales.

¿Cómo se elabora una tintura?

La tintura, también llamada tintura madre, de una planta se obtiene después de dejar macerar la parte más aprovechable de la planta durante días en alcohol y agua. Sumergiendo la parte de la planta donde reside mayor cantidad de principio activo, es decir dependiendo de la planta en concreto, se utilizarán sus hojas, sus tallos, su raíz, sus semillas.... Después de varios días de maceración, se cuela la mezcla y se obtiene la tintura con todo el principio activo de la planta en estado puro y alta concentración, y todas sus propiedades medicinales listas para consumir.

Algunas tinturas y sus propiedades son

• Tintura de cardo mariano: recupera el hígado y depura el organismo después de excesos o tratamientos agresivos

• Tintura de equinácea: mejora el sistema inmunológico y ayuda a combatir los resfriados, fiebre, gripe, etc...

Tintura de ginkgo biloba: mejora la circulación sanguínea cerebral, mejora la memoria y previene mareos, vértigos, trombos, etc...

• Tintura de uña de gato: mejora el sistema inmunológico y ayuda a combatir enfermedades y estados carenciales

• Tintura de espino blanco: reduce el colesterol en sangre y reduce la hipertensión

• Tintura de Valeriana: es un tranquilizante que además de usarse en casos de epilepsia se lo emplea para dolores estomacales. Su uso más frecuente es en fumadores que quieren abandonar el hábito, ya que a la vez que calma la ansiedad, torna desagradable el gusto del cigarrillo.

• Tintura de graviola: como antiparasitario y analgésico. Ayuda para el cáncer, articulaciones y diabetes.

• Tintura de jengibre: tónico digestivo, estimulante de la motilidad gastrointestinal, anti-inflamatoria, reduce el colesterol, antifúngica, antitumoral, ideal en mareos, náuseas y vómitos, problemas digestivos y reumatismo.

• Tintura de hierba de San Juan: Alivia la ansiedad, insomnio, depresiones leves, dolores de nervios (neuralgias) y reumatismo.

Es importante tener en cuenta que en el mercado existe una amplia variedad de calidades de tinturas, las de menor calidad llegan a disponer solo de un 2% de concentración. La concentración más común del mercado es de un 10% y las premium de un 35% de concentración.

Alimentación Sana se preocupa de tener la mejor calidad de tinturas con una concentración del 35% para disponer de una mayor rapidez de acción y calidad asegurada.

Volver arriba Volver al Inicio