Cocina & Salud > Fitoterapia

Silimarina: respuestas de este activo natural

Silimarina: respuestas de este activo natural
Popularmente conocida como el “guardián del hígado”, esta planta medicinal lo protege el hígado y resulta una ayuda útil en otros padecimientos como la diabetes y el cáncer.

Comenzamos definiendo que es la Silimarina. Es el extracto de las semillas de la planta Silybum marianum, también llamada "cardo mariano". Se ha usado durante más de 2,000 años. Durante la Edad Media la semilla del cardo mariano fue usada normalmente para tratar las enfermedades del hígado.

Los ingredientes activos de cardo mariano son químicos llamados flavonoides. Los flavonoides en el cardo mariano son silibina, silidianina y silicristina. Juntos estos se llaman silimarina.

El cardo mariano se ha usado durante más de 2,000 años, así que mucho ha sido escrito sobre sus efectos en la salud. Ha habido más de 300 estudios científicos de silimarina que documentan:
• Sus efectos antioxidantes
• El tratamiento de la hepatitis crónica
• El tratamiento de la cirrosis del hígado causado por el alcoholismo
• El tratamiento del envenenamiento por comer hongos salvajes
• Le ayuda al hígado a repararse

La mayoría de los estudios científicos de silimarina se publicaron en Europa.

¿Cuáles son sus beneficios?

La silimarina protege el hígado al actuar como un antioxidante y promover el crecimiento de nuevas células hepáticas. La silimarina también ayuda con la digestión de grasas. Parece inhibir la entrada de substancias dañinas en las células del hígado. El cardo mariano puede ayudar a prevenir o sanar el daño al hígado causado por el alcohol, las drogas recreativas, los pesticidas, algunos venenos o hepatitis.

La silimarina se ha usado (sobre todo en Europa) para tratar la hepatitis, el daño al hígado debido al alcoholismo y al envenenamiento por ciertos tipos de hongos. Sin embargo, un estudio reciente de personas con hepatitis C no indicaba ningún beneficio de usar silymarina.

¿Cómo se usa la Silimarina?

La silimarina es un extracto de las semillas de la planta del cardo mariano. Un extracto regularizado debe contener 80% de silimarina (el ingrediente activo).

La dosificación normal del extracto de cardo mariano está entre 300 miligramos (mg) y 600 mg diarios. 250 mg. por día de cardo mariano pueden ayudar a la gente con diabetes y otros daños que tengan que ver con la regulación de la glucosa en el cuerpo.

Dosis de 300 mg. por día son considerados suficientes para proteger al hígado sano, mientras que 600 mg a 800mg. por día serían necesarios en casos claros de daños en el hígado.

Usándolo apropiadamente el cardo mariano no parece producir efectos colaterales, aunque se debe tener cuidado al usar el extracto de esta hierba mientras se consumen otros medicamentos, como por ejemplo aquellos utilizados para subir la tensión.

¿Tiene efectos secundarios?

No se conoce ningún efecto secundario serio del cardo mariano. Ni siquiera las dosis elevadas parecen tener algún efecto negativo. Sin embargo, algunas personas sienten malestar estomacal o tienen más gas estomacal cuando empiezan a usar la silimarina. Si esto pasa, se debe reducir la dosis y aumentarla gradualmente.

Algunas personas tienen una reacción alérgica a silimarina. Esto es más común para ellos con una alergia a otra planta en la misma familia como la ambrosía.

No hay interacciones documentadas del cardo mariano con los antirretrovirales. Asegúrese de decirle a su proveedor de servicios de salud si usa el cardo mariano.

Conclusión

Silimarina es un extracto de las semillas de la planta de cardo mariano. Se ha usado durante más de 2,000 años para tratar los problemas del hígado. No se conoce ningún efecto secundario serio ni interacciones peligrosas.

Para las personas con VIH, sobre todo si han tenido hepatitis, la silimarina podría ayudar a proteger el hígado de daño causado por los ARVs. También podría reducir el malestar estomacal causado por los medicamentos. Asegúrese de decirle a su proveedor de servicios de salud si usa el cardo mariano.


Algunas referencias:
• The United States National Library of Medicine
• University of New Mexico Health Sciences Center
• International Association of Providers of AIDS Care.

Volver arriba Volver al Inicio