Dietas & Nutrición > Nutrición

¿El pan es alimento?

¿El pan es alimento?
El pan alimenta sin duda. Pero no es súper-nutritivo, a menos que su composición esté enriquecida.

No debe considerarse como un plato, es ingrediente o acompañamiento de una comida. No debe ser considerado con un alimento completo por sí sólo, depende de su composición y de los alimentos que lo acompañen.

Es un alimento que incluimos a diario en nuestras comidas por costumbre, es parte de nuestra cultura, pero podría reemplazarse por otros alimentos del mismo grupo, por otros cereales y legumbres que tengan una composición similar y sean más completos a nivel nutricional. La ingesta de hidratos de carbono complejos es importante, conforma más del 50% de nuestras necesidades energéticas y nutricionales diarias. Nutritivo, si lo enriquecemos.

Depende del tipo y del momento en que se lo ingiere, como así también de la cantidad. Es práctico, se consigue fácilmente y es fácil de preparar de forma casera, si se planifica adecuadamente.

Su composición básica se desprende de la harina que le da origen y los ingredientes de su preparación. Tienen como protagonistas de sus nutrientes a los hidratos de carbono. Quizá por ello, se cree erróneamente que el pan engorda, lo que engorda es la cantidad y como se incluye a nuestra dieta.

Por supuesto, existen algunas diferencias entre el pan blanco, el pan integral y los panes enriquecidos. Pues dado que como el primero se elabora con harinas refinadas no posee casi principios nutritivos y ha perdido gran valor nutricional por el refinado y procesamiento, el segundo conserva parte de la corteza del grano por ende tiene mejor calidad nutricional y fibra que el anterior, y los terceros al contener semillas u otros ingredientes nutritivos aportan más vitaminas y minerales, ácidos grasos esenciales, proteínas y fibra, dan más saciedad al organismo, son más nutritivos y mayor aporte calórico.

En quienes son celíacos existen alternativas de panes a base de maíz o harinas de mandioca o arroz.

Por lo tanto, no hay impedimentos para incluir el pan a la dieta, sino que todos podemos disfrutar de este alimento tan noble para el organismo en diferentes versiones o como parte de variadas preparaciones. Prefiriendo siempre el elaborado a partir de harinas sin refinar, granos integrales, combinación de cereales, semillas, legumbres, frutos secos, aceites vegetales de distintos orígenes, etc.

De a poco podemos agregar a nuestra dieta alternativas para incorporar los nutrientes, buscar reemplazos, probar cosas nuevas, en fin, animarse a llevar una mejor alimentación y nutrirnos adecuadamente.


Lic. Sofía Naval

• Licenciada en Nutrición
Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (UNSTA). Tucumán. Argentina
MN 7587

• Entrenadora de Hockey
Tucumán Lawn Tennis Club – Club Macabi Buenos Aires. Argentina

• Docente Campañas Educativas sobre Nutrición y Hábitos Saludables
Desarrollo de proyectos y talleres para Foro XXI. Capital Federal. Buenos Aires. Argentina.

Volver arriba Volver al Inicio