Cocina & Salud > Informes

Dieta mediterránea y la diabetes

Dieta mediterránea y la diabetes
Llevar una dieta mediterránea reduce en un 40% el riesgo de sufrir diabetes tipo 2

Cada vez son más numerosos los beneficios de llevar una dieta mediterránea. Ya se conocía su ayuda en la prevención del infarto de miocardio y la trombosis cerebral, ahora se ha constatado que reduce en un 40 por ciento el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Un grupo de investigadores españoles, coordinado por el Prof. Miguel Ángel Martínez-González, catedrático de Medicina Preventiva en la Universidad de Navarra, publico a principios del 2014 en Annals of Internal Medicine un ensayo clínico en el que han participado 3.541 hombres y mujeres de 55 a 80 años, y con alto riesgo cardiovascular, todos ellos inicialmente libres de diabetes. Los participantes fueron asignados al azar a tres posibles dietas, una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra, otra suplementada con frutos secos, y una dieta control. El programa de intervención incluyó entrevistas personales trimestrales con dietistas, además de sesiones grupales también trimestrales. Este programa se mantuvo de media durante más de 4 años y no se usaron ni dietas hipocalóricas ni programa alguno de ejercicio físico.

La efectividad fue superior en el grupo que recibía aceite de oliva extra-virgen, con una reducción del riesgo del 40 por ciento estadísticamente significativa mientras que el grupo que recibía frutos secos obtuvo una reducción del 18 por ciento.

Según Martínez-González, autor senior del artículo, “sabíamos que se podía prevenir la diabetes actuando intensivamente sobre el estilo de vida mediante programas de pérdida de peso (reducción del número total de calorías ingeridas) y de fomento del ejercicio físico, pero ésta es la primera vez que un ensayo aleatorizado demuestra que también es posible hacerlo sólo cambiando el patrón dietético, sin reducción de calorías, ni metas de pérdida de peso o de ejercicio físico”

Menú semanal modelo

Lunes
-Desayuno: 1 café con leche, 1 rebanada de pan con aceite de oliva, 1 vaso de jugo de naranja natural.
-Media mañana: 1 pieza de fruta.
-Comida: Albóndigas con arvejas o guisantes y zanahoria, frutillas con yogur o crema light.
-Merienda: Bocadito de queso fresco.
-Cena: Ensalada mixta, pescado al horno con papa asada, 1 yogur natural o de frutas.

Martes
-Desayuno: 1 vaso de leche con cereales de desayuno sin azúcar, 2 piezas de fruta
-Media mañana: 1 pincho de jamón y queso.
-Comida: arroz a la cubana (arroz, huevo y tomate), ensalada templada (lechuga, champiñones y pavo, aceite de oliva), flan light.
-Merienda: macedonia o ensalada de frutas sin agregado de azúcar.
-Cena: puré de calabaza, pescado a la plancha, 1 pieza de fruta.

Miércoles
-Desayuno: 1 café con leche, 1 tostada de pan con aceite y tomate, 1 jugo de frutas.
-Media mañana: puñado de nueces
-Comida: Papas guisadas con carne, 1 yogur con frutos secos.
-Merienda: 1 bocadillo de jamón o pavo.
-Cena: Revuelto de zapallitos con pollo.

Jueves
-Desayuno: 1 café con leche, 6 galletas, jugo de naranja natural.
-Media mañana: 5 aceitunas.
-Comida: Sopa, pieza de fruta.
-Merienda: 1 bocadillo de jamón y queso.
-Cena: Puré de zanahoria, merluza en salsa verde, 1 pieza de fruta.

Viernes
-Desayuno: 1 yogur natural con cereales, 2 piezas de fruta.
-Media mañana: 1 café con leche, 1 magdalena o muffin.
-Comida: Pasta con oliva, tomate y carne picada (boloñesa)
-Merienda: Ensalada de frutas con yogur.
-Cena: Sopa de verduras, croquetas de pescado con zanahoria, 1 pieza de fruta.

Sábado
-Desayuno: 1 café con leche, 1 trozo de bizcocho, 1 pieza de fruta.
-Media mañana: 1 rebanada de pan con tomate y aceite.
-Comida: Lomo a la Naranja, 1 yogur de frutas
-Merienda: 1 café con leche, 3 galletas.
-Cena: Ensalada de kiwi, nueces, aceite de oliva y manzana, tortilla de papas.

Domingo
-Desayuno: 1 café con leche, 1 tostada de pan con aceite y tomate, 1 jugo de frutas.
-Media mañana: 5 aceitunas.
-Comida: Ensalada mixta con aceite de oliva, paella, mousse light de frutilla.
-Merienda: 1 rebanada de queso fresco y membrillo.
-Cena: Sopa, pollo y ensalada, 1 pieza de fruta.

Volver arriba Volver al Inicio