Dietas & Nutrición > Dietas

Dieta para diabéticos

Reducir medidas
La insulina ayuda a regular el nivel de azúcar o glucosa en la sangre. Una persona con diabetes no produce, o produce muy pocas cantidades de insulina para el cuerpo.

El saber cuidarse en tal condición ayuda a prevenir complicaciones debidas a la diabetes. Esto puede incluir pobre circulación de sangre, entrar en coma, o hasta la pérdida de las piernas (la amputación).

El cuidado de la condición diabética incluye comer ciertos alimentos, particularmente las comidas altas en carbohidratos, o almidones, regularmente y en cantidades adecuadas. Esto previene que el nivel de azúcar en la sangre se ponga muy baja (hipoglicemia) o muy alta (hiperglicemia). Ambas condiciones (hipoglicemia o hiperglicemia) pueden ser peligrosas.

Una clave para el buen cuidado de la condición diabética es comer a la misma hora (regularmente), especialmente si el individuo usa insulina. Si usted usa insulina y no come regularmente estará tomando un riesgo de hipoglicemia. Esto puede causar mareos y puede complicarse con desmayos y hasta entrar en coma.

Además de comer a horas fijas, es importante comer la cantidad adecuada de carbohidratos. Si no come suficiente, tendrá síntomas de hipoglicemia. Si come demasiados carbohidratos tendrá síntomas de hiperglicemia. Estos síntomas se parecen a los de hipoglicemia, o sea, incluyen mareos, desmayos, y en extremo, coma.

Un plan de comidas que tenga sabor

No es difícil planificar un plan de comidas de buen sabor, que sea apetecible, y favorable a su condición. Primero, averigüe la cantidad de carbohidratos que debe comer en cada comida, y para las meriendas asegúrese de saber y cumplir con las horas en que debe comer.

Identifique los carbohidratos que puede sustituir o usar y las cantidades. Por ejemplo, si el plan sugiere tres (3) porciones de carbohidratos para la cena, puede comer:
• 1 taza de arroz, o
• 11/2 taza de pasta, o
• 2/3 taza de arroz con 1/3 taza de frijoles, o
• 1/3 taza de arroz, 1/3 taza de frijoles, y una rebanada de pan, o
• dos tortillas y 1/3 taza de frijoles.

No se olvide añadir especias como ajo en polvo, pimiento, culantro (cilantro), o pique (chile) para darle su sabor favorito a estas comidas. ¡Recuérdese, usted puede planificar su plan de alimentación para que esta sea nutritiva y deliciosa!

¿Qué alimentos consumir, y cuánta cantidad?

Toda sobrealimentación es perjudicial. Son nocivas las preocupaciones, la escasez de movimiento o una actividad corporal extenuante. Cualquier régimen dietético para la diabetes debe ser prescrito por el medico.

En la alimentación, es muy peligrosa la presencia de productos a base de hidratos de carbono (azúcares y sustancias farináceas). En lugar del azúcar pueden emplearse edulcorantes sintéticos (sacarina).

Un defecto en el aporte calórico es preferible a un exceso, especialmente si el diabético es obeso.

Lo No permitido

El azúcar, pasteles, golosinas, comidas dulces, miel, jaleas, mermeladas, patatas, harina, sémola, vino dulce ni licores. Se recomienda la sal especial de régimen en lugar de la sal común.

¿Cuánto está permitido?

• Sólo están permitidas las cantidades de hidratos de carbono determinadas por el medico.
• En la comida deben evitarse las salsas, la harina y las sustancias grasas.
• Son muy beneficiosas las sustancias alimenticias con rico poder vitamínico (B1 y C).
• En lugar de grasa animal se recomienda aceite vegetal (aceite de oliva) para cocinar -dieta mediterránea.

Lo normal

• 250 gr. de hidratos de carbono,
• 60 gr. de grasa
• 80 gr. de proteínas.

Lo que puede ser por ejemplo:

• Hidratos de carbono: 200 gr. de pan blanco o integral; 200 gr. de patata cocida.
• Proteínas: 100 gr. de carne o 200 gr. de pescado ; 30 gr. de queso y un huevo.
• Grasas: 60 gr. de mantequilla o de grasa de origen vegetal.

¿Qué hacer con las bebidas?

Están permitidas: el agua mineral, café, té, vino puro natural, champán seco, cerveza de régimen, cognac y whisky depurados (cuanto más secos mejor).

Algunos consejos

Comer diariamente ensalada, especialmente lechuga y pepinos frescos, con vinagre y verduras frescas. Otros alimentos permitidos son la calabaza, pomelos, setas recientes, espárragos, tomates, judías verdes, berros, puerros, col, espinacas y acelgas.

Volver arriba Volver al Inicio