Desencadena procesos de oxidación, que en muchos casos desequilibra el metabolismo, provocando exceso de peso. Se debe tratar la causa, agregar antioxidantes; aquí le proponemos 2 días de dieta antiestrés. El estrés crónico acelera los procesos de envejecimiento.

La dieta es solo parte de las medidas saludables que debe efectuar para neutralizar la acción negativa del estrés. En todos los casos se recomienda la consulta con su médico de cabecera

¿Qué es el Stress y cómo puedo combatirlo?



A por la dieta...

Día 1

Desayuno:
jugo (zumo) de naranja o de uva, 1 yogur con fruta fresca, 1 tostada de pan integral con queso blanco y 1 infusión (té, o café descafeinado).

Almuerzo:
Ensalada de verduras de hoja verde, como pueden ser, berros, lechuga, o radicheta.
Pescado con salsa de tomate natural.
Ensalada de frutas.
Té de tilo

Media tarde:
Un vaso de leche semidesnatado (semidescremado), o un yogur

Cena:
Arroz integral con mariscos, pescados y verduras.
Combinación de calabaza, zanahorias, brócoli, alcachofas (alcaucil), ajo y cebolla.
Ensalada de frutas.
Té de tilo y menta.

Día 2

Desayuno:
Jugo (zumo) de naranja, 1 kiwi, 1 tostada de pan integral con dulce (mermelada) de frutas.
Una infusión, cortada con leche semidesnatada (semidescremada) (té, o café descafeinado).

Almuerzo:
Ensalada de lechuga, aguacate (palta) y endivias, o zanahoria condimentada a su gusto;
Arroz integral con pimientos verdes, tuna (atún)
Ensalada de frutas frescas.

Media tarde
Un vaso de leche semidesnatado, o un yogur

Cena:
Espárragos, brócoli, col y alcachofa, con zumo de limón.
Sardinas frescas, u otro pescado al horno con pimientos.
Ensalada de frutas
Té de tilo.

Tomese su tiempo para cada comida. Siéntese y mastique, no trague sin triturar correctamente los alimentos. Beba más de un litro y medio de agua, preferible si es mineral.

Es preferible separar las frutas de la comida por lo menos 15 minutos.

Cuando completa los 2 días de dieta, trate de pensar sobre sus hábitos, que lo llevan a tener una vida cargada de estrés; en caso de no poder cambiar sola/o, no dude en pedir ayuda.

Tus compras antiestrés

Imprime esta lista y llévatela al súper al próxima vez que vayas a la compra. Que no se te olvide pasar por estas secciones:

- frutas y verduras. Que no falten en tu carrito todas aquellas ricas en vitaminas del grupo B y C: coles, espinacas, lechuga, tomate, naranjas, kiwis, etc.

- sección lácteos: las vitaminas y minerales aportados por la leche son indispensables para evitar el estrés. Que no falten en tu nevera yogures normales o desnatados, leche semidesnatada y quesos (escoge los bajos en grasas)

- en la carnicería: la carne es rica en vitamina B3, que ayudará a tu organismo a luchar contra las tensiones externas. Lo mejor: las carnes magras, sobre todo la ternera, el jamón serrano y los embutidos ibéricos, el pollo o el pavo

- en la pescadería: el pescado contiene montones de vitaminas, minerales y oligoelementos excelentes para combatir el estrés. Por su relación calidad-precio, los pescados azules como el boquerón, la sardina o la caballa, son los mejores.

- en la panadería: la fibra es absolutamente necesaria para el buen funcionamiento de tu organismo y, sobre todo, para proteger tu estómago, uno de los principales afectados por el estrés. Mejor el pan normal que el de molde, y mejor aún el integral. Echa también al carrito cereales completos para el desayuno y biscotes integrales para la merienda o el tentempié (con atún llenan y engordan muy poco).

- conservas y congelados: además de sacarte de un apuro, las conservas de atún, sardinas o berberechos son un alimento excelente y bajo en grasas. De la sección de congelados te interesan las verduras y productos del mar, olvídate de los platos precocinados. Llévate también botes de legumbres para preparar en ensalada, y de verduras para tomar con vinagreta

- sección bebidas: además de la leche, no te olvides de las infusiones: tila, poleo y valeriana. Respecto a los zumos, los envasados tienen demasiados azúcares. Los refrescos: mejor ligth o sin cafeína. Compra cacao para chocolatear la leche cuando estés decaída y cereales solubles para sustituir el café. Para darte un capricho: un buen vino.

- condimentos: no te olvides de coger una ramita de perejil, ayuda a absorber el hierro, un mineral imprescindible para estar fuerte. Añadir especias como el oréganos o la canela te harán regalarte los sentidos y te harán sentir mejor

- ¿sección caprichos? Todo el mundo tiene sus particulares alimentos antiestrés (chocolate, dulces, frutos secos...). Echa algunos al carrito pero sabiendo que son para casos de emergencia y en pequeñas dosis

Un truco antiestrés y anticalorías. Ten siempre a mano una barrita de regaliz por si te asalta el hambre entre horas: además de calmar el hambre sin aportar apenas calorías, tiene una poderoso efecto antiestrés.

¿Sabías que?... Cuando a nuestro cuerpo se le exige una carga extra de energía por presiones en el trabajo por estrés emocional, el organismo agota las reservas de energía y, en consecuencia, las reservas de vitamina B, lo que nos vuelve vulnerables a padecer depresión, insomnio o irritabilidad. Para evitarlo, debes incluir en tu dieta alimentos como el brócoli, acelgas y espinacas, los cereales y las leguminosas, que contienen el complejo de vitamina B.

Un consejo: si estás sometida a situaciones de estrés o te sientes agotada mental y físicamente, toma levadura de cerveza, es un suplemento alimenticio rico en proteínas y vitaminas que tiene propiedades antiestresantes y desintoxicantes.

Volver arriba Volver al Inicio