Dietas & Nutrición > Dietas

Secretos asiáticos para perder peso

Secretos asiáticos para perder peso
¿Intenta bajar de peso y desea hacerlo rápido? La revolución de la dieta asiática parece ser la clave para la pérdida de grasa rápido.

No es ningún secreto que el índice de obesidad ha estado creciendo durante años, incluso entre los niños. Frente a una vida de movilidad reducida y problemas crónicos de salud, cada vez más personas están intentando encontrar una alternativa a los hábitos normales alimentarios. Dado que Asia tiene un largo historial de presentar una población saludable con una baja tasa de obesidad y problemas cardíacos, por eso, muchos quieren conocer los secretos de la dieta de Oriente.

Los alimentos en Asia contienen impulsores del metabolismo natural que ayudan mucho en la quema de calorías y grasas. Pero antes de avanzar, es necesario darse cuenta de que la dieta asiática no es una dieta de moda. Es que esta dieta no se ha modificado desde la antigüedad. Es parte de su cultura, la religión y la tradición. Es en sí misma una forma de vida, los alimentos están estrechamente entrelazados con prácticamente todos los aspectos de la vida cotidiana asiática.

Las religiones y filosofías asiáticas hacen hincapié en el equilibrio de los opuestos, el yin y el yang. Por lo tanto, el estilo de vida asiático, que incluye la dieta, se basa en equilibrio y moderación. Sin duda es uno de los más sanos, si no el más saludable, tipos de dieta en el mundo.

Es un plan de comidas de pérdida de peso increíblemente equilibrado por lo que no es necesario privarse de ciertos grupos de alimentos. Todo lo que tiene que hacer es incorporar alimentos asiáticos a su vida cotidiana y así perder grasa.

Una costumbre común en Asia que resulta en la pérdida o el control de peso, es el hábito de beber té, especialmente el té verde. Los beneficios para la salud del té verde se han conocido en China desde hace siglos, pero sólo recientemente han sido demostrados por la medicina occidental. Beber té verde regularmente disminuye los niveles de colesterol y ayuda a quemar grasa. El té verde también es bueno para tu salud de muchas otras maneras: se ha demostrado que puede reducir el riesgo de cáncer y enfermedades del corazón y que contiene antioxidantes, de acuerdo con estudios realizados en los Países Bajos y Japón. Pero no solamente el té verde te puede ayudar a estar más saludable y perder peso. También se ha demostrado que el Wulong o té oolong disminuye la grasa corporal y aumenta el metabolismo. Según un estudio publicado en agosto de 2003 por la Escuela de Medicina de la Universidad de Tokushima, el metabolismo de un grupo de mujeres adultas japonesas se elevó significativamente después de beber té Wulong -Oolong-, a pesar de que contiene la mitad de la cafeína que contiene el té verde.

No lácteos

Otra característica que distingue a la dieta asiática de la dieta americana estándar, es la falta de un consumo regular de productos lácteos. Aunque son una fuente de calcio, los productos lácteos también son altos en grasa y se asocian a una serie de problemas de salud, incluyendo cólicos, anemia, alergias, enfermedades del corazón y diabetes. La gente en China, Corea, Japón y otros países asiáticos no consumen ni remotamente cerca la cantidad de lácteos que consumen las personas en occidente. Cortar todos los productos lácteos y sus acompañantes, grasas y alimentos ricos en calorías, tales como helados, es una manera asiática fácil para bajar de peso.

Dieta basada en vegetales

Las dietas de Asia están basada en vegetales, mientras que la dieta occidental tiende a estar centrada en las carnes y los alimentos procesados. La mayoría de las dietas asiáticas son elevadas en granos, especialmente el arroz, verduras, alimentos de soya y vegetales del mar (algas). Los vegetales marinos son ricas fuentes de yodo, vitamina K, magnesio, hierro y calcio, prácticamente sin calorías y con nada de grasa. Según un artículo publicado en "The American Journal of Medicine", (septiembre de 2005), una dieta basada en vegetales baja en grasas es la forma más eficaz para las mujeres para bajar de peso, y concluye que el número de personas que pueden ser clasificadas como con sobrepeso u obesidad es mucho menor en los países que predominantemente siguen dicha dieta.

Los asiáticos creen que alimentos deberían tomarse en su forma más natural, sin modificaciones tanto como sea posible. Alimentos naturales saludables son las mejores defensas contra las enfermedades crónicas y degenerativas, obesidad y ciertos tipos de cáncer que afectan a la sociedad occidental moderna.

En cuanto a la pérdida de grasa, la revolución de la dieta asiática es un éxito porque se centra en los tipos de alimentos que crean un ambiente ideal para satisfacer el hambre. Nuestro hambre es impulsado por nuestra necesidad de alimento. Cuando nuestro cuerpo es bien nutrido, no anhela más alimentos de los que realmente necesita. Por el contrario, cuando se come comida basura que no contiene nutrientes reales, su cuerpo anhela más alimentos incluso cuando ya se sienta saciado o lleno. Esto es porque comer en exceso es, en la mayoría de los casos, querer compensar la falta de nutrientes en su dieta. Cuando se cambia a la dieta asiática, encontrará que casi instantáneamente perderá las ganas de comer en exceso, poniendo así fin a su problema de peso.

Volver arriba Volver al Inicio